Parte 2 de 4: Prepara la comida de tu bebé

Con frutas y verduras frescas

  1. Make Your Own Healthy Plant Based Baby Food Step 6.jpg
    1
    Prepara las frutas y verduras frescas, lavándolas y pelándolas. Lava los ingredientes que vas a usar para preparar la comida en agua fría. Asegúrate de limpiarlas muy bien, sacando cualquier rastro de tierra, microbios y pesticidas. Pela las frutas y verduras, si es necesario. La mayor cantidad de tierra está en la cáscara, además que no es fácil de digerir.
    • Cuando prepares la comida de tu bebé, tu mejor opción es que uses frutas y vegetales frescos. Puedes usar manzanas, duraznos, plátanos, zanahorias, camotes, brócoli, albaricoques, ciruelas, ejotes, arvejas o cualquier alimento que piensas que le gustará a tu bebé.
  2. Make Your Own Healthy Plant Based Baby Food Step 7.jpg
    2
    Coloca los ingredientes en una cacerola, llénala de agua y déjala hervir. Es importante que los ingredientes estén bien cocidos antes de licuarlos para que sean fáciles de digerir. Hiérvelos hasta que estén suaves; puedes comprobar si lo están con un tenedor. Si puedes pinchar los ingredientes con el tenedor sin dificultad y hacerlos puré fácilmente, están listos.
    • Los plátanos y la palta son la excepción. No es necesario que los cocines, simplemente hazlos puré con un tenedor.[1]
    • No condimentes los alimentos. El estómago de un bebé no aguanta bien estos aditivos.
  3. Make Your Own Healthy Plant Based Baby Food Step 8.jpg
    3
    Guarda un poco del agua. Escurre las frutas o vegetales cocidos, echándolos en un colador para retirar el agua sobrante. No obstante, guarda un poco del agua para hacer el puré con ella, debido a que contiene algunos de los ingredientes que se perdieron al cocinar los alimentos.
  4. Make Your Own Healthy Plant Based Baby Food Step 9.jpg
    4
    Prepara un puré. Coloca las frutas y verduras cocidas en la licuadora junto con el agua que guardaste de la cacerola y licúalas. Cuando hayan formado un puré de consistencia uniforme, la comida está lista.
    • En vez de agua, puedes usar leche materna o fórmula para bebés. Si el bebé tiene más de un año, puedes usar leche de soya o de almendras. [2] Asegúrate de que la leche de soya sea orgánica.
    • Si el bebé es más grande aún y quieres agregar otros ingredientes como arroz o avena a su comida, cocínalos por separado. De esta manera, el puré tendrá una consistencia más uniforme.
  5. Make Your Own Healthy Plant Based Baby Food Step 10.jpg
    5
    Prueba la comida. Prueba una cucharada de la comida antes de dársela al bebé. Ajusta la cantidad de sal y azúcar si es necesario, pero evita que sea demasiado dulce o salada. El sabor viene principalmente de las frutas y verduras, no del azúcar y la sal.
  6. Make Your Own Healthy Plant Based Baby Food Step 11.jpg
    6
    Sirve la comida para bebé. Cuando el puré se haya enfriado lo suficiente, coloca la cantidad necesaria para alimentar al bebé en un tazón y siéntete orgullosa de que das de comer a tu bebé comida casera preparada por ti misma.
    • Es más, algunas personas creen que el bebé puede oler la comida y escuchar que la preparas. Se piensa que estimula la curiosidad del bebé y mejora su apetito.
  7. Make Your Own Healthy Plant Based Baby Food Step 12.jpg
    7
    Guarda la comida que no haya comido tu bebé. Coloca las sobras en un frasco, asegurándote de que esté bien cerrado y luego ponlo en el refrigerador. Puedes guardarlo hasta por 3 días.
    • Es posible guardar la comida hasta por un mes, si quieres. Escribe la fecha en cada frasco que guardes en el refrigerador, para usar primero el que guardaste por más tiempo.

Con frutas y vegetales congelados

  1. Make Your Own Healthy Plant Based Baby Food Step 13.jpg
    1
    Saca los ingredientes congelados. Si no puedes preparar la comida con frutas y verduras frescas, utiliza unas que estén congeladas. Aquí está lo que debes saber sobre comidas congeladas:[3]
    • Si compraste vegetales congelados, asegúrate de revisar que no tienen sal y lávalos bien antes de usarlos.
    • Si compraste frutas congeladas, asegúrate de que no tengan azúcar y que no sean al jugo. Es probable que los nutrientes se hayan filtrado a los jugos y la comida no será tan saludable para tu bebé.
    • Si quieres dejar las frutas y verduras en el refrigerador para usarlas después, no las cocines, sino congélalas cuando están crudas. Debes cocinarlas cuando prepares la comida para que se conserven los nutrientes.
  2. Make Your Own Healthy Plant Based Baby Food Step 14.jpg
    2
    Descongela los ingredientes a temperatura ambiente. Solamente descongela la cantidad de alimentos que necesitas. No es bueno que descongeles comida para luego volverla a congelar. Esto deteriora los alimentos.
    • No congeles los vegetales que hayas descongelado previamente y no vuelvas a congelar la comida hecha con ingredientes congelados. Si sacas demasiados ingredientes del refrigerador, úsalos todos para hacer la comida y después ponla ya preparada en el refrigerador.
  3. Make Your Own Healthy Plant Based Baby Food Step 15.jpg
    3
    Cocina los ingredientes descongelados en un poco de agua hasta que se suavicen. En una cacerola pequeña, cubre los ingredientes con agua y hazlos hervir. Cuando puedas pincharlos fácilmente con un tenedor, ya puedes hacerlos puré.
    • También puedes usar leche materna o fórmula para bebés. Si tu bebé está más grande, puedes usar leche de soya o de almendras.
  4. Make Your Own Healthy Plant Based Baby Food Step 16.jpg
    4
    Escurre los ingredientes y licúalos hasta que el puré tenga una consistencia uniforme. Usando un colador, escurre los ingredientes, aunque guarda un poco del agua. Esta agua contiene nutrientes que se perdieron al hervir los ingredientes.
    • Licúa los ingredientes hasta que el puré tenga una consistencia uniforme. Prepara el puré con unas cucharadas del agua que guardaste y los ingredientes ya cocidos. Cuando tenga una consistencia suave y uniforme, está listo para comerse.
  5. Make Your Own Healthy Plant Based Baby Food Step 17.jpg
    5
    Guarda las sobras en el refrigerador, no en el congelador. Utilizando frascos de vidrio, almacena la comida sobrante, asegurándote de que los frascos están bien cerrados y colócalos en el refrigerador. Puedes guardarlos hasta por 3 días.
    • Si congelaste comida anteriormente, no vuelvas a congelarla. Está bien que coloques comida fresca en el congelador, pero debes guardar la comida que preparaste con ingredientes congelados en el refrigerador. Si vuelves a congelarla, perderá todos sus nutrientes.
loading...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
SALUD
SUBSCRIBETE AHORA
RECETAS
CONSEJOS
ALIMENTACION
NOTICIAS SALUDABLES
ECOLOGICA
Y MUCHO MUCHO MAS!!!