Cómo preparar comida saludable para bebé con frutas y verduras PARTE

Una dieta vegetariana es ideal para los bebés, además de que es fácil de preparar, la digieren muy bien y es muy nutritiva. Las comidas para bebé procesadas contienen saborizantes artificiales, azúcar y otros conservantes para alargar su vida útil. Solo necesitas ser organizado y precavido para reemplazar esa comida cara, procesada y enlatada que tu bebé está comiendo, por un alimento saludable, hecho en casa y rico en nutrientes.

Parte 1 de 4: Organízate y prepara la comida

  1. Make Your Own Healthy Plant Based Baby Food Step 1.jpg
    1
    En lo posible, escoge ingredientes frescos en vez de congelados. Es mejor usar ingredientes frescos cuando puedas. También es ideal que compres alimentos orgánicos que no tengan pesticidas. Son los alimentos más sanos para tu bebé. Si no te es posible comprar estos alimentos, utiliza ingredientes congelados como alternativa.
    • Las frutas, verduras y cereales integrales como el trigo, el arroz, las lentejas y las legumbres son las plantas más saludables para preparar comida de bebé. Estos alimentos son ricos en nutrientes que ayudan a la salud como fibra, vitaminas, minerales y proteínas. Los alimentos vegetarianos son más sanos que los alimentos de origen animal, ya que contienen grasas saturadas y colesterol que tu hijo no necesita (ni debe) comer.
    • Compra ingredientes frescos que hayan sido cultivados localmente. Las verduras de cosecha local tienen una vida útil más corta, pero son orgánicas y no tienen químicos. En general, son mejores para la salud de tu bebé.
  2. Make Your Own Healthy Plant Based Baby Food Step 2.jpg
    2
    Solo compra lo que necesitas. No compres verduras frescas al por mayor. Compra la cantidad necesaria como para preparar 2 o 3 porciones, dependiendo de cuánto tiempo puedes mantener tus ingredientes frescos.
    • Si tienes un bebé pequeño, usa solamente un ingrediente. El aparato digestivo de un bebé pequeño no está bien desarrollado y es recomendable que introduzcas alimentos nuevos gradualmente para que el bebé tenga tiempo de adaptarse. Cuando vayas de compras, asegúrate de comprar dos o tres alimentos diferentes que conformarán la dieta de tu bebé.
    • Si tienes un bebé más grande, cuyo aparato digestivo ya está desarrollado, puedes mezclar ingredientes. Por ejemplo, puedes agregar arroz o avena para mejorar cualquier plato. Estos alimentos también duran más tiempo.
  3. Make Your Own Healthy Plant Based Baby Food Step 3.jpg
    3
    Aléjate de los aditivos. Si tu bebé es más grande y deseas agregar otros ingredientes a su comida, no caigas en la tentación de ponerle aditivos procesados. Es fácil pensar que las frutas y verduras frescas vuelven a cualquier comida saludable, pero ciertos nutrientes son anulados por otros ingredientes. Esto es lo que tienes que tener en cuenta:
    • Utiliza harina integral en vez de harina refinada. Mientras más procesada sea una comida, menos nutrientes tiene.
    • Utiliza azúcar morena en vez de azúcar granulada. También es un alimento menos procesado.
    • Utiliza sal gruesa en vez de sal yodada. La sal gruesa se disuelve rápidamente y contiene más minerales que la sal yodada.
  4. Make Your Own Healthy Plant Based Baby Food Step 4.jpg
    4
    Organiza tu menú. Sabiendo que solo necesitas unos cuantos ingredientes, además de usar frutas y verduras frescas, reducirás la cantidad de ingredientes que tienes que tomar en cuenta al momento de preparar la comida de tu bebé. Mientras consideras tus opciones, piensa en los tipos de comida que quieres darle a tu bebé.
    • La sopa de tomate o de verduras, la papilla hecha con cereales integrales, las lentejas hervidas con arroz, entre otros, son comidas ideales para darle a tu bebé al comienzo.
    • Usa las recetas de tu familia que hayan pasado de generación en generación. ¡Nada superará a la experiencia de tu abuelita!
  5. Make Your Own Healthy Plant Based Baby Food Step 5.jpg
    5
    Organiza los materiales que necesites. Aquí tienes una lista de lo que necesitas:
    • Una cacerola pequeña. No es recomendable que uses ingredientes crudos al preparar la comida de tu bebé, porque los alimentos cocidos son más fáciles de digerir para tu bebé. La cacerola no tiene que ser grande; no necesitarás cocinar grandes cantidades de comida porque los bebés no comen mucho.
    • Colador. Para preparar un puré, debes escurrir las frutas. Por esta razón, necesitarás un colador.
    • Licuadora. Para licuar las verduras cocidas y hacerlas puré, necesitas una buena licuadora. Mientras más potente sea, mejor. Cuanto más licuada esté la comida, más fácil podrá digerirla tu bebé.
    • Frascos de vidrio. Si el bebé no termina de comer o cocinas mucha comida para guardarla después, necesitarás frascos de vidrio. Estos frascos son más fáciles de usar que los de plástico y puedes desinfectarlos fácilmente para volverlos a usar, sumergiéndolos en agua hirviendo para después lavarlos.
loading...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
SALUD
SUBSCRIBETE AHORA
RECETAS
CONSEJOS
ALIMENTACION
NOTICIAS SALUDABLES
ECOLOGICA
Y MUCHO MUCHO MAS!!!