¿Juguetes eróticos o terapia?

[showads ad=center]

Vibrador IntiminaLa anorgasmia, el vaginismo y en algunos tratamientos de ginecología, los llamados consoladores, o vibradores, o más finamente denominados en parafarmacia “masajeadores íntimos” pueden prestar una ayuda más allá de lo meramente lúdico.

El diseño de algunas marcas de juguetes eróticos permite desmitificar la grosera y soez emulación fálica, para pasar a ser bonitos vibradores de colores y diseños atractivos, algunos de los cuales pueden tener hasta 16 diferentes tipos de vibración para las diferentes preferencias o tipos de placer a fin de satisfacer los diferentes gustos femeninos.

La mujer y el hombre siempre han buscado maneras de mantener viva su sexualidad sin una pareja, aunque elconsolador femenino, o vibrador con batería que conocemos, se inventó en el siglo XIX (época victoriana) por un médico inglés llamado Joseph Mortimer Granville. El Dr. Mortimer tenía como objetivo utilizar estos artilugios como una terapia contra la histeria femenina  también conocida como paroxismo histérico.

La histeria femenina era el diagnóstico habitual para un amplio abanico de síntomas, los cuales incluían: insomnio, desfallecimientos, retención de líquidos, irritabilidad, espasmos,  fuertes dolores de cabeza, cambios de humor, dolores en los músculos, molestias abdominales, respiración entrecortada, pérdida de apetito, y un largo etcétera.

Las pacientes que presentaban este cuadro clínico,  recibían un tratamiento llamado “masaje pélvico” que consistía en una estimulación con las manos del médico en losVibraadores-consoladoresgenitales. Con los masajes, la mujer debía alcanzar el orgasmo el cual en aquella época se denominaba“paroxismo histérico”. El deseo sexual reprimido en una mujer era considerado una enfermedad causante de todos los síntomas que anteriormente describimos. El consolador eléctrico fue una  herramienta médica para causar unorgasmo terapéutico sin la intervención de las manos de un médico.

A mediados del siglo XX, la Asociación Americana de Psiquiatría declara de forma oficial que la histeria femeninano existe como enfermedad legítima, sino como un antiguo mito y que no ha de tomarse en cuenta a la hora de un diagnóstico. Los vibradores o consoladores terapéuticos, pasaron a convertirse en juguetes sexuales y hoy en día es el juguete de esa índole más vendido en el mundo entero.

Hoy, encontramos vibradores o consoladores sofisticados y otros no tanto. Han evolucionado y los venden en cientos de formas, diseños y colores, y más allá de su objetivo de proporcionar placer, estos se convierten en un excelente instrumento terapéutico, capaz de ayudar en casos como la anorgasmia, el vaginismo, o para atajar problemas secundarios de tratamientos de oncología o trastornos del deseo sexual.
Existe un estudio llevado a cabo con más de tres mil quinientas mujeres en edades entre dieciséis y sesenta y ocho años que deja patente, que el uso de los vibradores o consoladores, mejora la función sexual femenina y les mejora el carácter sensiblemente.

El cincuenta y dos por ciento de las mujeres sometidas a este estudio en el Centro de Promoción de la Salud Sexual en la Universidad de Indiana en Estados Unidos, reconocieron el uso de un vibrador alguna vez en su vida de las cuales el Vibradores consoladoresochenta y tres por ciento, utilizaban el juguete para estimular el clítoris y el sesenta y cuatro por ciento, además, lo utilizaban dentro de su vagina.

La anorgasmia femenina, una de las disfunciones sexuales más frecuentes, puede llegar a ser reconducida con éxito con uno de estos masajeadores, vibradores, o consoladores. Según Manuel Varela, presidente de la Sociedad Gallega de Sexología, hablando de la anorgasmia, declara que: “…normalmente esta disfunción se produce por algún trauma, lo que provoca que la mujer no consiga relajarse durante el acto sexual. El uso del vibrador puede ayudarle a buscar ella misma y de una forma relajada, las zonas que le producen más placer y conseguir así conocer mejor su cuerpo y lograr excitarse”.

El afamado sexólogo dice: el uso de la juguetería no merma la necesidad de relaciones entre parejas, sino que puede llegar a incrementar el deseo. Los juguetes sexuales, pueden ser “muy saludables” para la sexualidad de la pareja.

Los vibradores brindan la oportunidad de conocer los deseos propios mediante el autoerotismo ayudando a romper con la monotonía de la pareja y mejorando la respuesta sexual y la intensidad de esta.

Vibradores y masajeadores – Son seguros

Siendo utilizados en condiciones normales y eligiendo materiales de calidad y no materiales tóxicos (véase Los ftalatos ), estos dispositivos son seguros. También es importante que su uso no sea de forma brusca, o que se utilicen sin lubricantes vaginales.

Es también muy importante tener en cuenta la necesidad de mantener una buena higiene de los accesorios íntimosy no compartir los vibradores con nadie, porque, aunque no es frecuente que ocurra, puede existir la posibilidad de contraer enfermedades de transmisión sexual o diversas infecciones.

Como hemos dicho antes, es importante supervisar de qué material están fabricados estos vibradores, o consoladores / masajeadores, ya que la gran demanda que hay ha llevado a querer conseguir márgenes importantes de beneficios, abaratando los costes de fabricación y utilizando para ello plásticos nocivos, o simplemente siliconas no aptas para estar en contacto con las sensibles mucosas de la vagina.

[showads ad=center]
loading...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
SALUD
SUBSCRIBETE AHORA
RECETAS
CONSEJOS
ALIMENTACION
NOTICIAS SALUDABLES
ECOLOGICA
Y MUCHO MUCHO MAS!!!