Incienso, ¿Cual elegir?

Incienso, ¿Cual elegir?

incienso natural

[showads ad=center]

Estas delicadas varitas han sido elementos protagonistas de diversas religiones y culturas desde la Edad Antigua, y pueden ser de gran ayuda en la meditación y el contacto con lo mágico. Reconocidos como una poderosa alianza para conseguir estados elevados de conciencia y meditación, los milenarios inciensoscumplen una función terapéutica en nuestros sentidos. A través delolfato, la inhalación de un incienso puede efectivamente ayudar en la relajación del cuerpo y la calma de la mente.

La mayoría de las civilizaciones y culturas los han utilizado a lo largo de los siglos para sus ritos y celebraciones religiosas y mágicas.

Para los y las budistas, el incienso tiene una fascinación especial y ocupa un lugar muy destacado en sus vidas. Los tibetanos extienden su uso a los actos sociales y sus inciensos son unos de los mejores que se pueden adquirir en la actualidad, por su excelente calidad y pureza.

Pero también fue de uso común en los ritos de las y los primitivos judíos y entre la población romana. Las personas cristianas lo adoptaron para su culto aunque al principio mostraron una fuerte reticencia hacia él, dado que se utilizaba en ritos paganos. Sin embargo, hay que recordar que fue uno de los presentes que los tres Reyes Magos de Oriente llevaron a Jesús, según se cita en el Nuevo Testamento.

Actualmente, Japón es un gran productor de excelentes inciensos, así como la India, China, Cuba, México y Tailandia.

Pueden estar hechos de cortezas de árbol, resinas, hojas, raíces y flores. Y muchas de estas sustancias son difíciles de obtener de forma natural.

Posiblemente es el incienso la resina aromática más popular y la más solicitada. Originariamente, es una goma resinosa que se obtenía de un árbol de Etiopía llamado Olíbano. Sin embargo, lo que hoy se encuentra en el comercio y a lo que se denomina comúnmente como “incienso” es realmente una mezcla de Olíbano y otras resinas, esencias y aceites. Generalmente, se le encuentra en combinación con resinas como la mirra, la canela, el sándalo, el almizcle, el ámbar; con esencias de benjuí, de cedro, de avellana y de romero, o aceites de rosa, de anís o de tomillo, por nombras algunos.

Es recomendable tener cierta precaución a la hora de comprarlos, pues entre tanta oferta, existen muchos de muy mala calidad, que pueden resultar tóxicos al haberles añadido otras sustancias que permiten una fácil combustión.

Entre sus diversos formatos de presentación está el incienso suelto: ya sea polvo, resina o granulado. La resina es una sustancia orgánica, líquida y pegajosa de color amarillo que es segregada por muchas plantas. Suelen quemarse en recipientes especiales, como pebeteros o incensarios en el caso de los inciensos en grano.

En el caso del incienso en grano, éste se debe quemar sobre carbón vegetal, previamente incendiado en el pebetero o incensario.

Las varillas, su formato más popular, no reviste de mayor dificultad: sólo se debe sujetar en una tablita especial. En cualquiera de los casos, el incienso, al arder, produce un humo aromático de interesantes usos y propiedades.

Como una forma de orientación ante tanta oferta aromática, aquí os dejo un listado con los más conocidas materias primeras de los inciensos y sus propiedades:

Albahaca: Colabora con la disminución de la tensión nerviosa, fatiga mental y depresión.

Bergamota: Calmante y refrescante. Es efectivo para tratar ansiedades y depresiones.

Canela: Poderoso purificador de ambientes.

Enebro: De propiedades antisépticas. Purifica el aire.

Eucalipto: Poderoso estimulante inmunológico. Refresca y desinfecta los ambientes.

Geranio: Calma y equilibra el sistema nervioso, puede ser de gran ayuda para la irritabilidad y cambios súbitos de humor.

Jazmín: Exótico y profundamente sensual. Provoca un sentimiento de optimismo y bienestar. Considerado afrodisíaco y poderoso estimulante femenino.

Lavanda: Relajante y de poderosa acción antiséptica, efectiva para alejar insectos. Calma el sistema nervioso, alivia dolores de cabeza, estrés y dolores musculares.

Limón: Purificador, refrescante y revitalizante. Poderoso estimulante del sistema inmunológico. Ayuda en el trabajo y en el estudio, refrescando los ambientes.

Manzanilla: Calmante y sedante. Ayuda a aliviar la tensión premenstrual y muscular.

Menta: Aumenta la concentración y reduce el cansancio. Alivia trastornos estomacales o náuseas.

Naranja: Antiséptico y tonificante. Ayuda en la eliminación de excesos de fluidos y toxinas.

Patchoulí: Balancea desequilibrios emocionales. De propiedades afrodisíacas.

Pino: De propiedades refrescantes y revitalizantes.

Rosa: Ayuda a aliviar la tensión premenstrual y problemas emocionales.

Romero: Gran purificador. Alivia el dolor muscular y la artritis. Estimula la circulación y la eliminación de toxinas.

Sándalo: Poderoso estimulante para relajar la mente y atraer dinero.

Violeta: De propiedades relajantes y estabilizador anímico.

Ylan Ylang: Relajante. Ayuda en la depresión, ansiedad y estrés emocional. De propiedades afrodisíacas.

aaaaa

Fuente: cincoelementos

loading...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
SALUD
SUBSCRIBETE AHORA
RECETAS
CONSEJOS
ALIMENTACION
NOTICIAS SALUDABLES
ECOLOGICA
Y MUCHO MUCHO MAS!!!