PROBIÓTICOS PARA EL SISTEMA INMUNOLÓGICO

PROBIÓTICOS PARA EL SISTEMA INMUNOLÓGICO

probioticos

El mantenimiento de un equilibrio bacteriano adecuado es vital para la salud a largo plazo.

[showads ad=center]

Con estimaciones de que el cuerpo tiene 10 veces más bacterias que las células (más de 100 billones), se hace evidente que el mantenimiento de un equilibrio bacteriano adecuado es vital para la salud a largo plazo. Un factor importante es la abundancia de probióticos (bacterias buenas) con el fin de mantener el equilibrio óptimo de 85 por ciento de bacterias buenas por un 15 por ciento de bacterias malas. Estos cuatro alimentos probióticos que crean un sistema inmune fuerte ayudarán a hacer precisamente eso.

Las hortalizas fermentadas

El hombre ha estado fermentando verduras durante miles de años como una forma de preservar sus cosechas (como el escabeche). Sin embargo, se aceptó recientemente que los vegetales fermentados no son sólo un buen sistema de conservación, sino también una manera excepcional para ingerir alta calidad de probióticos vivos.

El consumo de verduras fermentadas mantiene las malas bacterias y la levadura bajo control como los lactobacilos productores de ácido láctico que en estos alimentos alteran la acidez en el intestino ayudando a prevenir el crecimiento excesivo de bacterias dañinas, mohos y cándida.

Una de las hortalizas fermentadas más comunes es el chucrut, que consiste simplemente en col, sal, y algún líquido como el vinagre para fermentar, si se desea. Sin embargo, casi cualquier vegetal puede ser fermentado y se puede almacenar durante meses e incluso años bajo las condiciones adecuadas.

Recientemente, una prueba de laboratorio de chucrut hecho en casa reveló un recuento probiótico de 10 billones. Algunos de los más altos suplementos probióticos en el mercado contienen una escasa cantidad de 50 mil millones, en comparación.

Kéfir

El kéfir es una bebida fermentada que se puede hacer con leche, agua, granos y agua de coco. Aunque no es un buen método de conservación, la fermentación con estos medios puede producir una bebida probiótica rica que no sólo es deliciosa, sino también efectiva para la curación del sistema digestivo.

El consumo de kéfir asegura que su cuerpo se alimente de una amplia variedad de bacterias beneficiosas que mejorarán la hidratación y recolonizan el intestino y las membranas mucosas. También contiene levaduras beneficiosas que son conocidas por cazar y destruir las levaduras patógenas del cuerpo, también desintoxican el hígado y fortalecen el sistema inmunológico.

Todos los ingredientes que necesitaría para hacer un buen kéfir son el líquido elegido, una pequeña cantidad de azúcar (no es necesario para iniciar el kéfir lácteo) y los gránulos de kéfir (probiótico).

Kombucha

Hecho de té azucarado que ha sido fermentado por una colonia simbiótica de bacterias y levaduras (un SCOBY o también conocido como la “madre” debido a su capacidad para reproducirse), la kombucha ha existido por más de 2.000 años. Sin embargo, solo hasta hace poco se hizo popular en Occidente.

El consumo de kombucha presenta una amplia gama de enzimas y ácidos bacterianos para desintoxicar el hígado, ayuda en la digestión, mejorar la salud de las articulaciones y mejorara su sistema inmunológico.

Los únicos ingredientes que necesita para prepararla son el té negro o verde, un poco de azúcar y un cultivo de nódulos de kombucha o SCOBY. Tenga en cuenta que una SCOBY contiene levadura, por lo que cualquier problema de levadura existente puede agravarse con la kombucha.

Vinagre de manzana

Es un tipo de vinagre de manzanas fermentadas y tiene un color que va de pálido a ámbar medio. Puede sustituir en muchas preparaciones alimenticias al vinagre blanco, con exponencialmente más beneficios para la salud.

El consumo de vinagre de sidra de manzana introduce enzimas beneficiosas, probióticos y aminoácidos que mejoran la digestión, alivian la acidez estomacal, estimulan el sistema linfático, ayudan a deshacerse del Candida y ayudan a fortalecer el sistema inmunológico.

Hacer vinagre de sidra de manzana es un proceso de doble fermentación. En primer lugar, las manzanas se fermentan y se reducen a sidra y luego la sidra se fermenta para crear el vinagre de sidra de manzana.

Con todos estos alimentos, se puede esperar la introducción de bacterias beneficiosas, enzimas y una gran cantidad de vitaminas de alta digestibilidad, minerales y nutrientes. Esto va a limpiar con eficacia el sistema digestivo, que a su vez reforzará el sistema inmunológico también.

Estos alimentos pueden ser la mejor forma y más barata para un buen sistema inmunológico.

Por Derek Henry de Healing the Body, entrenador holístico de la Salud para la curación del cuerpo

aaaaa

La Gran Epoca

http://www.lagranepoca.com/

loading...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
SALUD
SUBSCRIBETE AHORA
RECETAS
CONSEJOS
ALIMENTACION
NOTICIAS SALUDABLES
ECOLOGICA
Y MUCHO MUCHO MAS!!!