¿Necesitan más sexo los hombres que las mujeres?

¿Necesitan más sexo los hombres que las mujeres?

sexo

Ellos biológicamente no necesitan tener más encuentros sexuales que ellas, aunque sí los buscan más. Los hombres, en comparación con las mujeres, tienen un costo de reproducción mucho más bajo. No requieren cargar un feto durante nueve meses, ni alimentarlo con su propio suministro de comida. Tampoco ponen en riesgo su vida dando a luz. Además, la aptitud reproductiva de un hombre por lo general mejora al tener muchas parejas sexuales y eso implica apetito sexual. Pero en el caso de las mujeres, a ellas les va mejor si son exigentes al escoger a su pareja.

A las mujeres, en comparación con las hembras de otros mamíferos, no les resulta agradable el proceso de parto por dos razones: las cabezas de los bebés son más grandes en relación con el tamaño del cuerpo, y la especie camina erguida. El haber evolucionado hasta estar por completo erguidos requirió que nuestros ancestros modificaran el ángulo y la forma de la pelvis, lo que redujo la anchura del canal pélvico.

La selección natural ha sometido a la pelvis en dos direcciones distintas: para correr rápido, necesitamos una pelvis estrecha, pero para dar a luz con facilidad, una ancha. Es lo que se conoce como el dilema obstétrico y la pelvis de los humanos modernos es un compromiso entre estas coacciones. Si las mujeres tuvieran las caderas más anchas, no podrían correr.

 

La selección natural tal vez ha sido más implacable a la hora de eliminar madres lentas o bebés subdesarrollados que a las mujeres a las que el dolor del parto les hizo no querer quedar embarazadas.

En cuanto a si la preferencia sexual es aprendida o genética, estudios con gemelos han mostrado alguna evidencia de un componente heredado para la homosexualidad, pero eso no es lo mismo que hablar de un ‘gen homosexual’. Por ejemplo, un estudio de 1997 de la Universidad de Toronto mostró que, en el caso de los hombres, por cada hermano mayor que tengan, aumenta su posibilidad de ser homosexuales. En el caso de las mujeres, el componente hereditario de la homosexualidad parece ser más débil.

La cultura, estilo de vida y experiencias sexuales tempranas quizá son más significativas que la genética para ambos géneros. La crianza y la cultura tienen un gran impacto en la manera en que la gente reconoce y define su propia sexualidad.

 

aaaaa

Fuente: Selecciones.es

loading...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
SALUD
SUBSCRIBETE AHORA
RECETAS
CONSEJOS
ALIMENTACION
NOTICIAS SALUDABLES
ECOLOGICA
Y MUCHO MUCHO MAS!!!