Controla la diabetes con plantas medicinales

 

20130320-164640.jpg

La diabetes es una enfermedad crónica caracterizada por un aumento de los niveles de glucosa en la sangre, que padecen cerca de 3 millones de personas en España. Es un problema de salud que no debemos dejar de lado, como se pone de manifiesto cada 14 de noviembre, en el Día Mundial de la Diabetes
El aumento de la glucosa en sangre, que caracteriza esta enfermedad, tiene consecuencias negativas para el correcto funcionamiento del organismo, de forma que es importantísimo detectarla a tiempo, así como tomar las precauciones necesarias para evitarla, siempre que sea posible. En muchos casos, las plantas medicinales y sustancias naturales pueden ser grandes aliadas, ya que con su ayuda y con el control de la alimentación, se puede mantener el nivel de glucosa bajo control.

Existen distintas diabetes, como la tipo I, también llamada insulinodependiente y que es más frecuente en edades tempranas; y la tipo II, conocida como no insulinodependiente y que se vincula a edades más avanzadas. Pero se pueden dar otras como, por ejemplo, la diabetes gestacional, que afecta a mujeres embarazadas.

En muchas ocasiones los síntomas de la diabetes aparecen enmascarados, sobre todo, cuando se trata de fases tempranas de la enfermedad. Así, por ejemplo, un diabético puede sufrir sudoración, sensación de mareo, palpitaciones, ganas de orinar con frecuencia o mucha sed, sin saber que tiene este problema.

De esta forma, si no se comienza a tratar a tiempo, la diabetes puede ocasionar importantes trastornos a nuestro organismo como cardiopatías, pérdida de visión y otras complicaciones. Por eso, es imprescindible consultar a un especialista cuando no se encuentre bien, para que le sugiera el tratamiento y la dieta adecuada.

La alimentación es un factor fundamental para el tratamiento y la mejora de la diabetes. Un diabético debe evitar el consumo de azúcar simple y sustituirlo por melazas o edulcorantes naturales, como la stevia. Pero no sólo eso, también debe reducir la ingesta de hidratos de carbono simples y aumentar los complejos, presentes en los cereales integrales. Por otro lado, las personas con diabetes no deben comer fritos, rebozados, grasas y todo tipo de bollería, así como reducir el consumo de hortalizas como la patata, el boniato y la calabaza, además de los cereales refinados.

Aparte de mantener una dieta equilibrada y libre de hidratos de carbono simples y grasas, los diabéticos pueden ayudarse de la naturaleza para mejorar su estado de salud. Existen multitud de complementos que les pueden ayudar a regular los niveles de glucosa, siempre y cuando se trate de diabetes no insulinodependiente.

Por ejemplo, pueden recurrir a la vaina de judía, una planta que se caracteriza por su cualidad hipoglucemiante, de forma que su acción consiste en actuar sobre la enzima que regula la absorción del almidón. Esta planta también es diurética, permitiendo eliminar con mayor facilidad los líquidos del organismo. Así como la travalera, planta también hipoglucemiante, que combina a la perfección con la vaina de judía.

Otra planta necesaria para controlar la glucosa en sangre es la genciana, hierba que, además de bajar el azúcar, es un excelente tónico estomacal y ayuda a las digestiones. El copalchi se une a las anteriores para favorecer el bienestar de las personas diabéticas por su efecto hipoglucemiante.

La gymnema silvestre, y más concretamente su hoja, es beneficiosa para elevar el número de células productoras de insulina en el páncreas, aumentando los niveles de esta sustancia en sangre y permitiendo disminuir la dosis de medicación convencional, según los últimos estudios realizados. De esta manera se colabora en la reducción de los niveles de glucosa en sangre y baja la ansiedad por tomar alimentos azucarados. El efecto de esta planta se debe a que ayuda a reducir la absorción de glucosa en el intestino, gracias a los ácidos gimnémicos. A su vez, la gymnema contribuye en la regeneración del páncreas, favoreciendo su correcto funcionamiento.

El picolinato de cromo es una sustancia natural, que no debe faltar si se padece diabetes tipo II, ya que se trata de un mineral, componente importante del factor de tolerancia a la glucosa, que regula los niveles de azúcar en el organismo. Intensifica la acción de la insulina y aumenta el número de receptores insulínicos. Al estar formulado como picolinato presenta una mayor biodisponibilidad, permitiendo mejorar su efecto en el organismo.

El magnesio es otro mineral que puede beneficiar al control de la glucosa, puesto que tanto la insulina como el magnesio dependen el uno del otro para realizar sus funciones en la célula. Además, se ha investigado que los niveles de magnesio en personas con diabetes son inferiores, lo que puede estar provocado por el exceso de micción.

Otro mineral recomendado para las personas con esta patología es el zinc, imprescindible para el buen funcionamiento del páncreas, al proteger las células de este órgano. Así mismo, esta sustancia aumenta la secreción de insulina y favorece el aumento del sistema inmunológico, muchas veces deteriorado en pacientes de diabetes.

Un complejo de antioxidantes sería el suplemento que redondearía cualquier tratamiento natural porque, por su capacidad de luchar contra los radicales libres, resulta beneficioso para contrarrestar los efectos secundarios que tiene para el organismo la propia enfermedad. Sustancias antioxidantes como el té verde, al ácido alfalipoico o el resveratrol, también contribuye al bienestar de este tipo de pacientes.

Por supuesto, la correcta combinación de algunos de estos suplementos, supervisada por un especialista en la materia, es la clave para disfrutar de todos los beneficios de la naturaleza, puesto que las sustancias naturales ejercen sinergias entre ellas, ayudándote a cuidar tu salud.

No olvides que además, se deben tener en cuenta algunos hábitos saludables, como la práctica de ejercicio físico. Esto se debe a que la glucosa es una fuente de energía para el organismo, de forma que el deporte nos permite reducir la cantidad que nos sobra, al convertirse la glucosa en energía cuando el organismo se activa. Basta con hacer ejercicio moderado, al menos tres veces por semana.

En definitiva, las claves para el control de la diabetes consisten en una alimentación equilibrada y libre de azúcares, buenos hábitos de vida como el ejercicio físico, y la sabia protección de la madre naturaleza, que nos ofrece multitud de sustancias naturales que benefician nuestra salud.

20130320-165004.jpg

Fuentes:
Autor: José Navarro
http://www.miherbolario.com/

loading...

2 Comentarios

  1. hno yo soy de nicaragua donde puedo encontrar la planta gymnema sylvestre o como se conoce popularmente

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
SALUD
SUBSCRIBETE AHORA
RECETAS
CONSEJOS
ALIMENTACION
NOTICIAS SALUDABLES
ECOLOGICA
Y MUCHO MUCHO MAS!!!