Juguetes para niños con discapacidad psiquica

Las niños con discapacidad psíquica son aquellos que tienen dificultades y lentitud a la hora de procesar y reconocer la información, y comprender los problemas y situaciones del entono. Por otra parte, también tienen sus limitaciones en cuanto a la capacidad de respuesta. Por ello, necesitan juguetes especiales.

Niño con discapacidad

En los niños con discapacidad, los recursos que facilitan la recepción de información externa y percibir estímulos sensoriales son beneficiosos para su desarrollo mental y psíquico. De este modo, los juguetes para niños con discapacidad psíquica pueden desarrollar sus capacidades funcionales.


Así pues, el juego puede estimular el cerebro y generar importantes modificaciones que sean duraderas y que mejoren el aprendizaje. Los juguetes además se poder ser utilizados como instrumento de estimulación, también puede ayudarles a socializarse con los demás niños, a aumentar su autoestima, a progresar, a deducir y extrapolar el aprendizaje a otros ámbitos, pero sobre todo, a pasárselo bien y divertirse.
Es sumamente interesante iniciar, desde los primeros meses, la estimulación temprana con niños con discapacidad psíquica por medio de juguetes, sin embargo, hay que tener en cuenta el peligro de no caer en una estimulación desmedida o exagerada, pues ello, podría ocasionar una falta de interes y de motivación.
En general, cualquier clase de juguete podría ser válido para este tipo de niños. A pesar de ello, con respecto a la edad, es fundamental reiterar que las informaciones facilitadas por las empresas tienen que ser siempre orientativas, sobre todo, teniendo en cuenta en los niños con discapacidad, pues su avance evolutivo no es igual que en el resto de niños.
En este caso, hay que tener aún más en cuenta que en otros casos los gustos del niño, lo que le llama la atención, sus intereses, sus posibilidades… más que la edad en cuestión para la que está destinado el juguete.
Algunos consejos para comprar juguetes para discapacitados es que sean:
– De fácil manejo de sus funciones. Esto permitirá que el niño pueda jugar también solo.
– Con tiempos de respuesta amplios para que los niños puedan jugar con su ritmo de juego más lento.
– De diseño sencillo. De este modo, el niño puede practicar la extrapolación y generalizar lo aprendido.
– Atractivos y que no cansen. Esto permite al niño prestar atención e interés todo el rato que se está jugando.
– Sin elevado grado de razonamiento y/o concentración.
– Si son juguetes o juegos con reglas, es interesante que sea posible reducir el número o la complejidad de las mismas para que se puedan adaptar los niños con niveles cognitivos inferiores.

Fuentes:
http://www.juguetes.es/

20121126-163211.jpg

loading...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
SALUD
SUBSCRIBETE AHORA
RECETAS
CONSEJOS
ALIMENTACION
NOTICIAS SALUDABLES
ECOLOGICA
Y MUCHO MUCHO MAS!!!