UN GRAN NÚMERO DE RAZONES PARA BEBER AGUA

UN GRAN NÚMERO DE RAZONES PARA BEBER AGUA

¿Por qué necesitamos beber agua cada día?

El agua es vida. Y en verano que hace calor hay más motivos para beberla. No importa si no tienes sed, igualmente debes tomar los 2 litros diarios que recomiendan los especialistas si quieres mantener tu salud y belleza. Si no tienes muy claro por qué debes hacerlo, te presento una serie de razones que acabarán por informarte de tu ignorancia a este respecto.

Somos agua.

Casi el 57% del peso de un adulto está compuesto por agua: dos terceras partes del líquido están repartidas entre las células, los tejidos y los diversos órganos. Por tanto, ésta es la primera razón para tomar agua, ya que sin agua no hay vida.

Transporta nutrientes.

El agua es el principal componente de la sangre que transporta los nutrientes esenciales (vitaminas, minerales y oligoelementos) por el organismo y que en el interior de las células permite que se lleve a cabo los ciclos metabólicos propios de cada tejido.

Depura el cuerpo.

Porque su consumo ayuda a eliminar toxinas e impurezas a través de los principales órganos excretores: el riñón, el tubo digestivo, siendo el mejor laxante y diurético. Pero no hay que confundir esta depuración con la pérdida de kilos, ya que no es un elemento adelgazante en sí, es un vehículo para eliminar sustancias que no necesita nuestro organismo.

Regula nuestra temperatura.

Beber agua estabiliza la temperatura corporal alrededor de los 37 grados. La falta de agua normalmente tiende a calentarnos ante una actividad física mínima, que por lo general provoca astenia, dolores de cabeza o alteraciones nerviosas.

Ayuda a mantener los órganos sanos.

La propiedad del agua de restituir los tejidos es bien conocida, por tanto, beberla con regularidad contribuye a mantener todos los órganos vitales en buen estado. Sus beneficios van desde el aspecto saludable e hidratado, hasta el buen rendimiento físico e intelectual.

Previene varias enfermedades.

La deshidratación es la causa de numerosas enfermedades, que normalmente nunca relacionamos con la falta de agua: migrañas, colitis, alergias, artrosis, sobrepeso, depresión, estreñimiento, astenia, etc.

Disuelve los alimentos que comemos.

El agua sirve, al igual que los jugos gástricos, para disolver los alimentos que comemos, de modo que sus componentes nutritivos puedan ser más fácilmente digeridos.

Es antihistamínica.

Beber 2 litros de agua al día ayuda a reducir el exceso de histamina en el organismo, una sustancia producida por el sistema inmunitario y que algunas personas (alérgicos) producen en exceso dando lugar a reacciones alérgicas.

Previene las arrugas.

La falta de agua en el organismo reseca la piel y la vuelve más delgada, aumentando así su capacidad de quebrarse y marcarse. Recuerda para mantener hidratada la piel no basta cremas, también hay que beber agua.

Oxigena y limpia la sangre.

El agua es un elemento básico de la sangre. Si se bebe agua con regularidad, la sangre tendrá la viscosidad ideal para circular mejor por todo el cuerpo y cumplir su función de llevar el oxígeno y los nutrientes diluidos a todos los órganos y, a su vez, recoger los residuos para llevarlos hasta los órganos responsables de su eliminación.

Vuelve la piel más elástica.

El tono de la piel no se nota en el cutis, sino también en todo el cuerpo. Si bebemos suficiente agua, la piel se mantendrá más elástica y se evitarán también las antiestéticas estrías.

Previene el golpe de calor, La insolación y la descompensación por el calor.

Estos tres trastornos se producen por una alteración de la regulación térmica del organismo por efecto del calor después de la exposición mantenida al sol, sobre todo durante el verano.
Cuando las condiciones de hidratación no son las idóneas se multiplica el riesgo de sufrir cualquiera de estos tres cuadros con importantes consecuencias para la salud que puede ser eventualmente grave.

Agua escondida.

Una buena cantidad de líquido la obtendremos a través de los alimentos, por tanto es recomendable incluir en la dieta los alimentos naturales ricos en agua: frutas, verduras, zumos, leche de soja, etc.

Lubrica las articulaciones.

Los cartílagos que mantienen flexibles todas las articulaciones óseas también están compuestos de agua, y una falta de este elemento puede comprometer el movimiento libre natural de las articulaciones, ya sea parcial o totalmente.

Permite que se obtenga energía de los nutrientes.

Aunque no lo parezca, sin el agua no se puede obtener energía. Este líquido es imprescindible para llevar a cabo muchas reacciones catabólicas, es decir, reacciones que rompen con las moléculas para obtener energía. De hecho, a veces basta con tomar un vaso de agua para despertar el organismo y sentirse muchos días energéticos. También sabemos que el cuerpo puede resistir muchos días sin alimento consistente, pero no sin agua.

Es un buen digestivo.

Cuando tenemos malestar digestivo es bueno tomar 1 vaso de agua a pequeños sorbos y del tiempo o tibia.
No siempre hay que optar por una infusión, Las propiedades digestivas del agua son muy eficientes.

Ayuda a soportar enfermedades.

Para afrontar mejor cualquier tipo de enfermedad, es necesario abastecer de líquido el organismo, ya que nuestra respuesta a muchas enfermedades (Fiebre, vómitos, diarrea, mucosidad excesiva, etc.), provoca pérdida importante de agua.

Fluidifica la mucosidad.

La mucosidad es una sustancia vital en el organismo cuya función es proteger el cuerpo de las agresiones externas (Infecciones virales o bacterianas). Esta mucosidad, que se puede encontrar en nariz, garganta, bronquios, etc., está compuesta casi en su totalidad por agua.

Retrasa el envejecimiento.

La salud y juventud orgánica siempre ha estado asociada con el agua. Un gesto básico, sencillo y accesible como beber agua puede ayudar a retrasar la deshidratación asociada al envejecimiento orgánico, tanto interno como externo.

Prepara para comer sin ansiedad

La mejor forma de alimentarse es estimular el estómago con líquidos y esperar 5 minutos antes de comer. De esta manera el estómago se sacia ligeramente y se prepara para comer, pero sin ansiedad. Beber 1 vaso de agua grande a pequeños sorbos antes de las comidas disminuye el hambre casi al 50%.

Es lo mejor con el desayuno.

Tomar agua tibia en ayunas (15 minutos antes del desayuno habitual) drena las vías digestivas y urinarias. Su efecto puede intensificarse hirviendo vegetales depurativos como la alcachofa o el apio.

Atenúa las ojeras.

Muchas veces se atribuye la apariencia de las ojeras al cansancio o a la genética, pero si es algo crónico, lo más probable es que se deba a una intoxicación o a un mal funcionamiento de los órganos depurativos como el hígado o los riñones. Tomando más agua se ayuda a estos órganos a limpiar el cuerpo, y favorece que el color de las ojeras disminuya.

Alivia la halitosis.

Existe la creencia de que los zumos o bebidas con sabor eliminan la halitosis, pero en realidad lo mejor que se puede hacer es beber agua. Por lo general, el mal aliento se debe a indigestiones y a que los órganos depurativos están sobrecargados, de ahí que beber agua acelere el proceso desintoxicante, y la consecuente neutralización del mal aliento.

Evita la lengua blanca.

El problema de la lengua blanca no desaparece limpiandola con el cepillo de dientes. En realidad este fenómeno es más el signo de una mala digestión y de un hígado sobrecargado, por tanto una cura de 8 vasos de agua diarios durante 3 a 5 días puede mejorar el aspecto de la lengua.

Alivia el reuma.

Algunas aguas minerales destacan por su contenido en yoduro y litio, una combinación que favorece la curación del reumatismo.

Previene la osteoporosis.

También encontramos en el agua buenas dosis de calcio, el mineral más preciado y demandado por nuestros huesos. Por tanto, si tomamos agua cada día, ayudaremos a que los huesos se mantengan densos y fuertes.

Mantiene flexibles los músculos.

Los tejidos musculares están compuestos de un gran porcentaje de agua, uno de los motivos por lo que este líquido vital es útil para mantenerlos flexibles. Gracias a su contenido en potasio y magnesio, también ayuda a evitar los calambres musculares.

Es purgante.

Si el organismo necesita purgarse, también puede reclamarnos agua. Gracias al ión sulfato y el magnesio que contiene, de excelente acción purgante, el cuerpo puede limpiarse de manera natural y, de hecho, la principal causa del estreñimiento es la ingesta insuficiente de agua.

Previene las caries.

En la composición del agua, también encontramos flúor y cloro, 2 nutrientes considerados excelentes protectores de los dientes, ya que ayudan a la prevención de las caries.

Aumenta las defensas

El agua contiene magnesio, un mineral requerido por el organismo para mantener a punto el sistema inmunitario.

Limpia los riñones.

Su contenido en sodio, potasio, silicio, bromuro, yoduro y litio previene la formación de cálculos en los riñones y mantiene su buen funcionamiento. El agua es un gran vehículo de minerales para el organismo. No hay que olvidar que el agua también es un alimento indispensable de la dieta de todo ser vivo. Aunque parezca un elemento incoloro e insípido, es un agente vehicular de nutrientes minerales que regula el estado general de la salud y sin el cual no es posible la vida. Gracias a ello también nos ayuda a prevenir y tratar algunas enfermedades.
El agua en verano es más necesaria que en otras épocas del año por la deshidratación sudorífica que tenemos, por ello, se recomienda tomar 8 vasos de agua al día (2 litros), algo que no siempre hacemos. Pero en verano se debería beber algo más (10 vasos para prevenir la deshidratación y otras consecuencias negativas asociadas a una escasa ingesta de agua. También es recomendable tomar agua de botellín (sobre todo si se viaja), ya que el cambio de agua (debido al cambio de su composición, o en el peor de los casos, por su impureza) puede ocasionar vómitos, diarreas o estreñimiento.

Cuidado con el agua muy fría retrasa la acción natural del jugo gástrico y, afecto a la digestión. Tampoco es recomendable beberla fría durante o después del ejercicio, ya que puede provocar un corte de digestión. Es mejor beberla del tiempo.

Fuentes:
http://www.icicma.com/
Autor:
Ildefonso Cobo Jiménez
Lincenciado y Doctorado en Medicina y Cirugía,
Además de ser Lincenciado en Psicología y
Doctorado en Filosofía hindú.

20121122-220711.jpg

loading...
UN GRAN NÚMERO DE RAZONES PARA BEBER AGUA ¿Por qué necesitamos beber agua cada día? El agua es vida. Y en verano que hace calor hay más motivos para beberla. No importa si no tienes sed, igualmente debes tomar los 2 litros diarios que recomiendan los especialistas si quieres mantener tu salud y belleza. Si ...

Review Overview

Valoración

User Rating: Be the first one !
0

Un comentario

  1. este artículo tampoco está muy contrastado. lo de los 2 L de agua es un mito, promovido por la industria embotelladora:
    http://www.europapress.es/chance/elbuenvivir/noticia-mito-beber-dos-litros-agua-dia-20120608180437.html
    http://es.shvoong.com/medicine-and-health/nutrition/2138411-el-mito-beber-ocho-vasos/
    el agua es buena, sin duda, pero beberla para mearla es una soberana tontería.
    y el precio (ecológico) es bien conocido en el Sur, donde esas empresas están robando agua de manantiales en zonas naturales

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
SALUD
SUBSCRIBETE AHORA
RECETAS
CONSEJOS
ALIMENTACION
NOTICIAS SALUDABLES
ECOLOGICA
Y MUCHO MUCHO MAS!!!