Esta es la única manera probada de ATRAER a tu alma gemela

 

Con Venus retrógrado desde hace ya más de 20 días, todos hemos tenido la oportunidad de saber, en mayor o en menor grado, qué es lo que queremos. Especialmente después de la unión de Venus y el Sol que se dio el sábado pasado, cuando el astro rey arrojó luz y calor a la confusa Venus, dándonos una pista de hacia dónde están yendo nuestros deseos.

En medio de este clima energético, un conocido me dio una de las perlas de sabiduría más importantes que he recibido últimamente. Hablando de todo un poco, me dijo que quería rehacer su vida pero que sentía que no tenía nada para dar en este momento. Por eso, a lo que va a dedicarse es a cultivar su jardín interior, a cultivarse como persona, porque sabía que si hacía esto un día iba a pasar una mujer frente a ese jardín metafórico y se iba a querer quedar en él.

Para mí ésta es la mejor metáfora que he encontrado sobre la energía de Venus. Cuando salimos a buscar el amor, lo que estamos haciendo es trabajando con la energía de Marte, que es acción. Y Marte es el planeta de la guerra, no del amor, por lo que usar esta energía no es lo más adecuado cuando queremos encontrar al hombre o la mujer de nuestra vida.

Por otro lado, Venus representa el principio de la atracción. Con Venus lo que hacemos es convertirnos en una persona digna de amar, lo que atrae al otro hacia nosotros, en lugar de salir a perseguirlo y conquistarlo (palabras que definen una energía muy de Marte).

Cuando trabajamos con la energía de Venus seducimos y atraemos, y como nos amamos y apreciamos sabemos cuánto valemos, y solo dejamos entrar a nuestro interior a aquellas personas que demuestran que lo merecen, que sentimos van a apreciar, cuidar y proteger.

Cómo cultivar tu interior

Una vez que uno entiende el principio de atracción de Venus, el planeta del amor, la siguiente pregunta lógica y natural es: ¿cómo cultivar nuestro interior para atraer a nuestra alma gemela? 

En primer lugar tenemos que saber quiénes somos. Esto puede parecer obvio y quizá hasta un poco tonto de decir, pero en realidad suele ser el paso que la mayoría se saltea y por eso siguen atrayendo personas incompatibles y formando relaciones que no funcionan.

Porque la mayoría de nosotros estamos tan condicionados por la sociedad, la familia, los amigos y todo lo que nos rodea, que creemos saber quiénes somos cuando en realidad no lo sabemos. Por eso nos pasamos la vida persiguiendo cosas que creemos que nos van a hacer felices y, cuando las conseguimos y vemos que la felicidad dura lo que un suspiro, al final nos terminamos preguntando qué es lo que está mal con nosotros.

Lo que está mal es que no dedicamos tiempo a conocernos realmente, y compramos todas las ideas de lo que la sociedad dice que tenemos que ser, tener y querer. ¡Cuántas personas hay que preferirían pagar clases de pintura, o de música, o de estudios superiores en la universidad, y terminan pagando la cuota de un televisor más grande para ver ahí cómo otros hacen sus sueños realidad!

aceverdura.com

Como buenos jardineros, lo primero que tenemos que hacer es evaluar el terreno, conocerlo bien para saber qué vamos a plantar. Una vez que nos conocemos bien nos toca empezar a trabajar sobre nosotros mismos. Seguramente nos encontraremos con malas hierbas en forma de hábitos poco saludables que tendremos que arrancar, y zonas poco fértiles que tendremos que abonar con amor y paciencia.

 

Luego viene la parte de convertirnos en ese jardín soñado, cuando “plantamos” en nuestra vida todo aquello que nos gustaría vivir y compartir. Esta es la parte de diseñar nuestra vida a medida, eliminando todo aquello que no queremos, no nos sirve o no nos hace felices (incluyendo trabajos, personas, relaciones y cosas materiales), y añadiendo todo aquello que nos alimenta el cuerpo, el corazón y el espíritu.

Como cualquier jardín, nuestra vida es un work in progress, un trabajo en proceso que nunca se termina, pues siempre surgirán nuevas malas hierbas para arrancar y nuevos macizos de bellas flores que plantar. Pero llegará un momento en que el trabajo grande y duro sí se terminará, y nos quedaremos solo con las tareas básicas de mantenimiento y mejora.

Como usar la energía de Venus para atraer a nuestra alma gemela

Este momento astrológico es perfecto para aprovechar la energía para trabajar en convertir ese jardín interior en uno que atraiga a la persona correcta a nuestra vida. Después de tres semanas de no saber qué queríamos, ahora ya tenemos las cosas un poco más claras, sino el panorama completo (hasta mediados de abril no vamos a tener todo perfectamente claro) por lo menos una pista importante de por dónde van nuestros deseos.

Esa unión de Venus y el Sol nos señaló el camino a seguir, y durante la segunda fase de la retrogradación de Venus, después de haber ganado esa claridad, es cuando estamos preparados para preguntarnos: ¿cómo atraigo lo que quiero?

Ahora es cuando ya evaluamos el terreno del jardín y tenemos una idea de cómo queremos que se vea, así que estamos preparados para poner menos a la obra y empezar a trabajar. Revisa esos hábitos que te mantienen atrapado en situaciones que no te hacen feliz y proponte cambiarlos a partir de hoy mismo. Añade más cosas que amas a tu vida, haciendo tiempo al cambiar los “debería hacer/ser/tener…” por “quiero/hacer/ser/tener…”.

Devuelve aquellos problemas y responsabilidades que pertenecen a otros a sus dueños, y hazte responsable de aquellas cosas que son tuyas y dejaste en manos de otra persona. Pon sanos límites a quienes te rodean, desde la televisión y su insidiosa influencia hasta la familia, los amigos y el trabajo. Haz más cosas que te hagan felizy menos que te desgasten. Alimenta sanamente tu cuerpo, tu mente y tus emociones, y deja de consumir sucedáneos de felicidad.

 

¡Hay tantas cosas por hacer! Por suerte tenemos tiempo para trabajar esta energía de la segunda fase de retrogradación de Venus hasta el 15 de abril, y en pocos días la energía de Mercurio retrógrado (del 9 de abril al 4 de mayo) nos llevará a reflexionar sobre todo lo que ha estado sucediendo, y cómo integrar estos nuevos deseos a nuestra vida.

Entonces te pregunto: ahora que sabes cómo atraer a tu alma gemela, ¿cuándo vas a empezar a cultivar un jardín interior? 

¡Comparta este artículo!
¿Vulnera este post tus derechos? Envía una notificación de una presunta infracción de derechos. También puedes hacerlo a través de nuestro formulario de contacto.

Check Also

Lista de 250 Emociones y Sentimientos

Como una parte muy importante de nuestra experiencia en esta vida, las emociones nos dan …

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
SALUD
SUBSCRIBETE AHORA
RECETAS
CONSEJOS
ALIMENTACION
NOTICIAS SALUDABLES
ECOLOGICA
Y MUCHO MUCHO MAS!!!