7 HÁBITOS QUE ACABARÁN CON TU RELACIÓN DE PAREJA

Nadie es perfecto y una relación de pareja siempre implica comprensión y tolerancia con los pequeños defectos o costumbres de la otra persona que no nos gustan demasiado, pero hay determinados hábitos tóxicos para la pareja que son realmente complicados de asumir y que acaban minando cualquier relación. Algunos son solo detalles y otros errores garrafales ¿quieres saber cuáles son?

Todos buscamos a la pareja perfecta y queremos una relación que se base en el respeto, el amor, la complicidad… antes de decidir compartir una relación estable es fundamental un verdadero conocimiento de la pareja. La convivencia no es fácil, cada uno tiene su manera de ser, su personalidad y sus “manías”. Mostrarse cada uno como realmente es y tener una comunicación positiva con la pareja, que sea sincera es en principio, una garantía para evitar sorpresas y desencantos.

Malas costumbres que minan o destruyen una relación de pareja

Cada persona es un mundo y puede que algo que para ti sea inasumible, otra persona no le dé la más mínima importancia pero, en general, hay algunos hábitos difíciles de aceptar en algunas parejas y algunos de ellos, son realmente sorprendentes. Si en vuestro día a día, prevalecen estos hábitos nocivos en la pareja, o la mayoría de ellos, convendría tomar medidas para eliminarlos porque de lo contrario, las probabilidades de ruptura son algo más que una sospecha. Estas son las 7 cosas que destruyen la pareja e imposibilitan las relaciones estables o duraderas. ¡Toma nota!

1. Pelear en lugar de dialogar

La mala comunicación en la pareja es una de las cosas que más hacemos en nuestras relaciones y peores efectos tiene. Discutir también es algo normal pero, si cada vez que tenéis que hablar algún tema, los dos (o uno) lleváis puestos los guantes de boxeo, la situación se volverá insostenible. Las peleas constantes, en la que uno de los miembros sale herido, acaban con cualquier relación.

2. Querer cambiar a la pareja

No lo vas a conseguir y tus intentos serán un foco de problemas constante entre vosotros. Es muy difícil cambiar a una persona. Si tu pareja es vegetariana, forofo del fútbol, trasnochador o le encanta vivir en el campo y tú eres el polo opuesto, o le aceptas como es, o mejor separaros cuanto antes. Si prentendes cambiar la forma de ser de tu pareja tú mismo la estarás destruyendo porque el respeto es la clave. En toda pareja sana que sabe lo que quiere y tiene en cuenta como es el otro esto no sucede.

3. Excluir

Una cosa es evitar la dependencia emocional en la pareja y otra esta. A veces sin darnos cuenta y sin ninguna mala intención, excluimos al otro causando un dolor atenuado pero que va minando poco a poco la relación. Cuidado con el móvil perenne en la mano y con el Facebook (tengo mi vida virtual aparte). Todos necesitamos nuestra parcela de privacidad e incluso pero si por norma tu pareja está excluida de todo lo que te interesa, cada vez tendréis menos cosas en común.

4. Celos

Hay personas que consideran que los celos pueden tener su lado bueno en la relación pero esto es algo que hay que coger con pinzas. Inexplicablemente, todavía hay parejas que creen que los celos mantienen viva una relación. Nada más lejos de la realidad. Los celos en la pareja son absolutamente un sentimiento negativo, que puede llegar a ser tóxico y envenenar cualquier intento de comunicación sincera. Tan perjudicial es provocarlos “para que me valore más” como sentirlos de una manera obsesiva que acabe restando libertad a la otra persona.  Es un hecho, los celos acaban con cualquier relación de pareja.

5. La queja constante

En una relación plena y gratificante, los miembros de la pareja son capaces de ver el lado bueno de las cosas. El hábito de quejarse por todo repercute en la autoestima y deteriora la sensación de positividad. La queja perpetua indica que algo no va bien. Quejarse con motivo puede ser el primer paso para entablar un diálogo fructífero, pero hacerlo por pura costumbre rompe la convivencia.

6. Mentiras

Es uno de los hábitos que, sin duda, acaban con la relación de pareja. Descubrir una mentira, por “piadosa” que sea, implica una traición a la confianza en la pareja y si falla la confianza el final de la pareja está próximo.

7. Castigos

A una pareja no se le castiga con medidas como no te hablo, “rompo ese plan estupendo que teníamos previsto” “no pienso ir a ver a tu familia nunca más”… Los problemas se hablan y se solucionan. El hábito “castigador” es uno de los más destructivos.

aceverdura.com

¡Comparta este artículo!
¿Vulnera este post tus derechos? Envía una notificación de una presunta infracción de derechos. También puedes hacerlo a través de nuestro formulario de contacto.

Check Also

La exfarmacéutica Teresa Morera habla: la medicación es el principal problema de salud

Exfarmacéutica: mi experiencia tras el mostrador Omeprazol, Paracetamol, Almax, Aspirina, estatinas, antidepresivos, antibióticos, vacunas, colesterol, …

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
SALUD
SUBSCRIBETE AHORA
RECETAS
CONSEJOS
ALIMENTACION
NOTICIAS SALUDABLES
ECOLOGICA
Y MUCHO MUCHO MAS!!!