Esto es por lo que deberías dejar de escurrir la pasta en el fregadero

La pasta es uno de los platos más básicos y de los primeros que aprenderás a hacer.

La única cosa más simple que hervir un poco de agua y calentar un poco de pasta es hacer un bol de cereales o un sándwich de mermelada o mantequilla de cacahuete. Es comida muy sencilla.

Sin embargo, mucha gente está haciendo algo que echa a perder todo el proceso de cocción de la pasta. No, no nos referimos a no echarle sal al agua (aunque es algo muy importante y de lo que mucha gente se suele olvidar), nos referimos a cómo escurrir la pasta.

En casi todas las casas hay un colador para escurrir la pasta, y es probable que echen todo lo de la olla dentro del colador, ¡lo que según los expertos no es recomendable! Según Bon Appetit, el agua de la cocción de la pasta, o “el oro líquido”, como lo llaman, es muy útil e importante para crear el plato de pasta perfecto. Este secreto culinario hará que tu salsa para la pasta sepa riquísima y te hará desear no haber tirado nunca ese delicioso liquido sobrante.

Durante el proceso de cocción, el almidón de la pasta se mezcla con el agua y le da una apariencia poco apetecible y de agua turbia. Sin embargo, ese almidón y sal sobrante en el agua de la cocción es lo ideal para cualquier cosa que le quieras añadir a tu pasta.

El agua actúa como emulsionante y crear una salsa suave y delicada. Dile adiós a la salsa de tomate que parece quedarse en el fondo de la olla y a las mezclas de aceite que no harán que tengas una pasta perfecta al dente. ¡El agua con el almidón es la clave! Lo único que necesitas es un poco de esta poción mágica para pasta para conseguir una salsa perfectamente espesa. Esto te ayudará a evitar los almidones adicionales y las cremas, que alterarán el sabor de tu plato.

Muchos chefs profesionales usan este método en sus cocinas desde hace mucho, y Serious Eats incluso realizó un experimento para ver si la gente sabría decir qué diferencia había entre una salsa normal y una salsa con agua de la cocción de la pasta. Estoy seguro que adivinas cuál ganó.

Te damos unos cuantos consejos que deberías tener en cuenta a la hora de tratar el agua que te sobra de la cocción de la pasta:

  1. No añadas aceite. Eso sólo hará que tu pasta se quede grasienta y la salsa no se pegará bien a la pasta.
  2. Asegúrate de que usas la cantidad correcta de agua al cocinar tu pasta. La cantidad recomendada es tres litros de agua por cada 250 gramos de pasta.
  3. En vez de pasar el contenido de la olla por el colador, usa unas pinzas para sacar la pasta de la olla para que puedas aprovechar el agua sobrante.

El mismo consejo lo puedes aplicar al cocinar otras comidas como arroz integral o lentejas. Prueba a añadir un poco de esta agua que ha sobrado a tus salsas para conseguir una consistencia y sabor perfectos.

¿Crees que este consejo te va a ayudar? ¡Haz que tus amigos y familiares sepan también que deberían aprovechar el agua que les sobra de la cocción de la pasta para otras cosas!

¿Vulnera este post tus derechos? Envía una notificación de una presunta infracción de derechos. También puedes hacerlo a través de nuestro formulario de contacto.

Check Also

5 ERRORES QUE DEBES EVITAR EN TUS RELACIONES SOCIALES

No todas las relaciones son iguales, pero sí que hay que seguir una serie de …

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
SALUD
SUBSCRIBETE AHORA
RECETAS
CONSEJOS
ALIMENTACION
NOTICIAS SALUDABLES
ECOLOGICA
Y MUCHO MUCHO MAS!!!