10 SEÑALES DE CORTISOL ALTO EN TU CUERPO A LAS QUE DEBERÍAS PRESTAR ATENCIÓN.

Todos sabemos que el estrés es malo ver algunas personas lo llevan como si fuese un título de honor.

¿porque? Hay quienes se supone quieren la paz interior pero en cuanto la vida se vuelve demasiado calma y tranquila enseguida buscan cómo elevar los niveles de cortisol y adrenalina.

Es como si vivir estresados los hiciera sentir útiles e importantes pero el problema mayor es que vivir estresado puede destruir nuestra salud.

El cuerpo está equipado con mecanismos de auto reparación natural que puede matar las células cancerosas, luchar contra infecciones e incluso de ralentizar el proceso de envejecimiento.

Pero estos mecanismos no funcionan si no tenemos un sistema nervioso distendido. Cuando el cuerpo siente un peligro inminente, la zona del cerebro que controla el miedo no sabe marcar la diferencia entre un jefe que grita o un león a punto de atacar. Los mecanismos de autoprotección se bloquean con el fin de acudir a la amenaza inmediata.

El cortisol es una hormona esteroide que se libera del organismo en respuesta al estrés físico o psicológico, es decir; a situaciones como las que acabamos de poner como ejemplo.

La secreción de cortisol desencadena distintos procesos generadores de energía que tienen como fin proveer al cerebro de un aporte de energía suficiente para preparar a las personas frente a estas situaciones de estrés.

Esta hormona juega un rol determinante en casi la totalidad de los sistemas fisiológicos interviniendo particularmente en la regulación de la tensión arterial, en la función cardiovascular, en la metabolización de los glúcidos y en la función inmunitaria.

Pero la secreción prolongada de cortisol y de corticoides en general, en el estrés crónico, provoca un agotamiento progresivo de las glándulas córtico suprarrenales. Esta secreción excesiva es la responsable de distintos trastornos metabólicos y orgánicos como por ejemplo la hipertensión arterial, la osteoporosis, la disminución de las defensas inmunitarias, la sensibilidad a las enfermedades alérgicas, la diabetes tipo II, trastornos cutáneos, depresión, obesidad (especialmente la inflamación abdominal que está ligada al síndrome X). A esto también se lo denomina Síndrome de Cushing.

Un índice crónico elevado de cortisol genera una serie de trastornos que a su vez desencadena enfermedades debido a la depresión del sistema inmunitario.

Para estar advertidos con respecto a este incremento del cortisol en el organismo, prestemos atención a estos síntomas.

aceverdura.com

1) DOLORES MUSCULARES Y DOLORES DE CABEZA.

Cuando los niveles de cortisol se elevan durante un largo período, las glándulas suprarrenales comienzan a agotarse. Esto eleva los niveles de prolactina, aumenta la sensibilidad del cuerpo al dolor y se generan dolores dorsales musculares.

El cortisol demasiado elevado vuelve al cerebro hipersensible al dolor, aunque el menor pinchazo puede excitar los nervios del cerebro provocando dolores de cabeza.

2) CANSANCIO Y FATIGA.

A lo largo del tiempo, los niveles elevados de cortisol agotan las glándulas suprarrenales y predispone a los pacientes a la fatiga crónica. Por lo tanto, si siente que le cuesta levantarse en las mañanas tal vez se deba a que se encuentra estresado.

3) TRASTORNOS DEL SUEÑO.

Se supone que durante la noche la tasa de cortisol disminuye con el fin de permitir al organismo relajarse y recargar las baterías. Pero si su índice de cortisol es demasiado elevado, tal vez note que aun habiendo dormido por estar muy cansado se levanta desganado y sin fuerzas al día siguiente.

4) AUMENTO DE PESO.

Aún sin comer en exceso y practicando actividad física usted nota que su peso sigue incrementándose en especial en la zona del abdomen.

El cortisol tiene tendencia a hacerse “espeso” en la zona de la cintura a pesar de tener un ritmo de vida adecuado y una alimentación regular.

5) RESFRÍOS E INFECCIONES.

El cortisol desactiva los mecanismos de auto reparación naturales del cuerpo, lo que significa que su sistema inmunológico, que fue perfectamente concebido por la naturaleza para mantenernos saludables, se debilita dejándolos vulnerables a todo tipo de agresión que encontremos por insignificante que sea.

6) DISMINUCIÓN DE LA LIBIDO.

El estrés afecta a todos por igual, pero a determinada edad puede volverse un problema mayor sobre todo si afecta la libido y el deseo.

Las personas que alcanzan la madurez y que están sometidas a situaciones de estrés permanente y que por este motivo desarrollan un cortisol elevado, pueden considerar a esta hormona como un anti Viagra.

Las hormonas del estrés se elevan, y las de la testosterona caen en picada.

7) MALA ALIMENTACIÓN.

El cortisol incrementa los niveles de azúcar en la sangre, lo que representa un riesgo de potencial diabetes. Un incremento de la glucosa estimula la tasa de insulina que luego reduce el azúcar en la sangre y de pronto, no podemos resistirnos algo dulce.

El deseo permanente de comer cosas dulces es otro signo de alarma de incremento del cortisol que debemos tener en cuenta.

8) TRASTORNOS INTESTINALES.

El sistema gastrointestinal es muy sensible a las hormonas del estrés como el cortisol. Las náuseas, el ardor estomacal, los dolores estomacales, la diarrea o el estreñimiento son habituales cuando se incrementan estos niveles.

9) ANSIEDAD.

El cortisol y la adrenalina pueden provocar estados nerviosos, un estómago revolucionado e incluso pueden desencadenar sentimiento de ansiedad, pánico y paranoia. ¡Calma!

10) ESTADOS DEPRESIVOS.

Esta hormona es tan poderosa que rápidamente puede suprimir la producción de serotonina, la llamada “hormona de la felicidad”.

Un exceso de cortisol nos conduce a la depresión.

¿QUÉ PODEMOS HACER?

Vamos a darte 10 consejos muy útiles que pueden ayudarte a reducir los niveles de cortisol y evitar todos estos desajustes orgánicos.

– Meditación. ¡Esto puede ser muy útil!

– Diviértete. Reír más y distraerse con cosas que nos gustan, es una buena terapia.

– Jugar con mascotas. Sacar a pasear a nuestro perro implica recibir el cariño de nuestros animales, caminar, tomar aire y relajarnos. ¿No tienes mascota? Podría ser la excusa para adoptar una que necesite una familia.

– Ser generoso. Ayudar a otros levanta el ánimo e incrementa los niveles de dopamina y serotonina.

– Ser creativo. Pintar, escribir, dibujar, tocar un instrumento, hacer cosas con las manos, la jardinería y todo lo que implique generar cosas por uno mismo, alivian el estrés y gratifican el alma.

– Practica Yoga, artes marciales o algún deporte.

– Libérate. Aprende a decir “NO” cuando sea necesario. Las angustias y las rabias juegan en contra.

– Aleja la soledad. Sé espontáneo al momento de querer y dejarte querer. Toma la buena decisión de relacionarte con otros, ábrete al amor, a los amigos y no dudes en hacerles saber a los que quieres que los quieres.

– Toma en cuenta estos consejos para aliviar el estrés.

” HAZNOS CONOCER TU OPINIÓN POR MEDIO DE LOS COMENTARIOS. RECUERDA COMPARTIR ESTE ARTÍCULO EN TUS REDES SOCIALES. “

¡Comparta este artículo!
¿Vulnera este post tus derechos? Envía una notificación de una presunta infracción de derechos. También puedes hacerlo a través de nuestro formulario de contacto.

Check Also

LOS VALORES BÁSICOS QUE NO PUEDEN FALTAR EN UNA RELACIÓN DE PAREJA

No hay dos parejas iguales. Una relación de pareja siempre es única y se basa en los sentimientos íntimos …

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
SALUD
SUBSCRIBETE AHORA
RECETAS
CONSEJOS
ALIMENTACION
NOTICIAS SALUDABLES
ECOLOGICA
Y MUCHO MUCHO MAS!!!