Beneficios del Ajo Asado o Horneado

Para nadie es un secreto que el Allium sativum o como normalmente se le conoce “Ajo” es una verdura de la cual se puede sacar mucho provecho a la hora de hablar de nuestra salud, todo esto gracias a las numerosas propiedades medicinales que este posee, por su parte, el día de hoy hablaremos de cuáles son los beneficios que puedes conseguir se lo consumes horneado.

Durante cientos de años, con la ayuda del ajo se han preparado una innumerable cantidad y variedad de platos que gracias al sabor que se obtiene al utilizarlo son degustados aun actualmente, al mismo tiempo, este ha servido mucho a la hora de elaborar remedios caseros con fines antibióticos, fungicidas y demás. Estas razones llevaron a que la producción de esta verdura entrara dentro de una de las prioridades dentro de un gran número de lugares alrededor del mundo.

ajo-asado-661x300

Uno de los principales objetivos que se buscan con el consumo de esta verdura es ayudar a controlar los niveles de colesterol malo y regular la presión arterial, para así lograr mantener la salud del sistema cardiovascular.

¿Qué es lo que sucede con tu organismo cuando obtienes los beneficios del ajo horneado?

Como bien sabemos, el ajo horneado no es algo que trabaje instantáneamente como obra de magia, sino que sus beneficios son obtenidos progresivamente por nuestro organismo mientras trascurre el tiempo desde que lo consumimos. Por esta razón, lo más recomendable es comerlo a tempranas horas del día para así ver los resultados mientras te mantienes despierto y activo realizando tus actividades.

Durante la primera hora posterior a la ingesta de esta verdura, tu cuerpo podrá comenzar a preparar tu sistema digestivo para optimizar su funcionamiento y poder absorber los nutrientes contenidos en los alimentos. Dentro de las 4 horas siguientes se cree, que sus propiedades antioxidantes comienzan a trabajar reforzando el sistema inmune y ayudando a la eliminación de los radicales libres, previniendo de esta forma la proliferación de las células cancerígenas y demás.

Posterior a esto, nuestro metabolismo se comienza a beneficiar de sus propiedades y procesa con mayor facilidad las grasas. En las horas siguiente, nuestro cuerpo se ve beneficiado por las propiedades antibacterianas y a la vez da inicio al proceso de protección celular con el objetivo de hacer frente a la oxidación.

En el resto de las horas, se da el proceso de limpieza más completo que ayuda limpiar tú la sangre del exceso de colesterol evitando que este se pueda acumular y llegue a obstruir las arterias, al mismo tiempo, tu organismo puede obtener beneficios como: mejora en la presión arterial, rejuvenecimiento de las células, obtención de energía y más.

No está demás decir que el sabor que posee una vez que lo horneas es mucho más agradable que cuando lo consumes crudo, esto facilita mucho su consumo. Ahora que ya conoces de qué forma puede ayudarte, ¿qué más necesitas saber para comenzar a consumirlo y gozar de una buena salud?

Fuente: este post proviene de Cocinar en casa, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Envía una notificación de una presunta infracción de derechos. También puedes hacerlo a través de nuestro formulario de contacto.

 

loading...

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
SALUD
SUBSCRIBETE AHORA
RECETAS
CONSEJOS
ALIMENTACION
NOTICIAS SALUDABLES
ECOLOGICA
Y MUCHO MUCHO MAS!!!