Conoce el Top 100 de Creencias Limitantes para Transformar tu Vida

Creencias limitantes para transformarte – top 100

Imagen-Destacada-2

¿Qué son las creencias?

Las creencias son patrones mentales adquiridos desde nuestra infancia que nos llevan a relacionarnos con los demás, con el mundo, con la Vida de una determinada forma según la educación que hemos recibido y lo que hemos visto, oído y sentido en nuestro entorno.

Las creencias son, por así decirlo, “paquetes de información” que utilizamos consciente e inconscientemente para crear nuestra realidad y actuar en la vida de acuerdo con la calidad de dichos paquetes de información.

Existen fundamentalmente dos tipos de creencias:

Las Creencias Limitantes
Las creencias limitantes conforman paquetes de información que encierran a la persona en una mátrix totalmente condicionada por dicha información.
Las Creencias Potenciadoras
Las creencias potenciadoras, por su parte, conforman paquetes de información que abren y expanden a la persona en todas las direcciones. Conectan a la persona con todas las posibilidades y la empoderan.
En mi práctica profesional con cambio de creencias he comprobado que existen diferentes subtipos de creencias dentro de estas dos categorías que matizan la fuerza de la información y cómo influyen en las personas. En esta publicación te hablo de las creencias limitantes más usuales que incapacitan para tener una vida llena de prosperidad y consciencia.

Creencias esenciales limitantes

Las primeras 8 creencias limitantes que te muestro a continuación son creencias esenciales de base que te ayudarán a identificar información que no suma valor en tu vida y que cercenan tu capacidad de estar en la vida con prosperidad y plenitud. Te animo a que, a partir de estas frases, conectes con tu interior y pongas atención a qué frases hechas, ideas, pensamientos o sentimientos son recurrentes en tu vida y que se fundamentan en ellas.

1. No merezco…
2. No puedo…
3. No tengo derecho a….
4. No valgo para…
5. Es imposible conseguir…
6. Soy incapaz de…
7. Es difícil hacer….
8. No es correcto/No está bien…

¿Por qué estas 8 creencias limitantes están en las primeras posiciones en esta lista? Principalmente porque su estructura esencial es totalmente bloqueante para el fluir de la persona en su vida.

El “no merecimiento” y la creencia del “no poder” limitan muchísimo el poder de la persona para que pueda manifestar lo que quiera en su vida. A partir de estas frases puedes elaborar enunciados que aportan un matiz en relación a algún ámbito de la vida. ¿Te ayudo a identificarlas?

Aquí tienes 42 creencias limitantes adicionales relacionadas con las frases anteriores que completan el TOP 50:

9. No puedo confiar en nadie
10. No puedo estar en paz y ser yo mismo
11. No puedo expresar lo que siento
12. No puedo tener una relación de pareja estable
13. No puedo hablar en público con seguridad
14. No puedo conseguir el trabajo de mis sueños
15. No puedo mejorar mi vida
16. No puedo resolver esta situación
17. No puedo tener el coche que quiero
18. No puedo ganar mucho dinero al ser autónomo
19. No puedo trabajar de lo que me gusta
20. No puedo decir lo que yo quiero
21. No puedo lograr las metas que me he fijado
22. No puedo aprender inglés y hablarlo fluidamente
23. No merezco vivir en armonía con la vida
24. No merezco el amor de los demás
25. No merezco estar en la vida con plenitud
26. No merezco ser respetado en mis decisiones
27. No tengo derecho a decir mi opinión
28. No tengo derecho a una vida digna
29. No valgo para estudiar
30. No valgo para tener una relación de pareja duradera
31. No valgo para la informática
32. No valgo como madre
33. Es imposible ganar mucho dinero y ser espiritual
34. Es imposible encontrar un trabajo digno hoy en día
35. Es imposible que encuentre una pareja que me sea fiel
36. Es imposible conseguir grandes resultados sin matarse a trabajar
37. Me resulta imposible parar de pensar y silenciar mi mente
38. Es imposible no tener problemas si tienes mucho dinero
39. Soy incapaz de llevarme bien con esta persona
40. Soy incapaz de cambiar de opinión
41. No soy capaz de ganar más dinero más allá de mi trabajo
42. No soy capaz de decir mi opinión en un grupo de personas
43. No soy capaz de corregir mis errores y pedir disculpas sinceras
44. Es difícil para mí aprender a conducir
45. Es difícil ser feliz en la vida
46. Es difícil encontrar a gente afín a mí
47. Disfrutar del sexo no está bien
48. No es correcto decir palabrotas
49. No está bien pensar primero en uno mismo
50. No está bien cometer errores

Y para completar la lista de las 100 creencias limitantes a continuación te invito a repasar las siguientes 50 frases desde una mirada introspectiva para observar cómo impactan en ti. Muchas de estas frases las decimos prácticamente sin darnos cuenta. Las expresamos de manera natural y, en muchas ocasiones, no nos percatamos de la fuerza que tienen; las hemos incorporado de una manera muy natural a nuestra forma de ver la vida… ¡y son tremendamente limitantes!

51. Soy idiota
52. El cliente siempre tiene la razón
53. Generar economía cuesta muchísimo
54. La gente tiene la cara muy dura y no tiene vergüenza
55. Piensa mal y acertarás
56. El dinero no es importante
57. ¡Qué envidiosa es la gente!
58. Haga lo que haga siempre me pasa igual
59. Si digo mi opinión los demás se enfadarán conmigo
60. Si tienes éxito la gente se querrá aprovechar de ti
61. Si expreso mis emociones los demás verán que soy vulnerable
62. No es viable trabajar de lo que yo quiero y ganar 5000€ al mes
63. La vida cuesta mucho esfuerzo
64. Tener relaciones sinceras es prácticamente imposible hoy en día
65. No creo en nada ni en nadie
66. Ya estoy viejo para aprender lo que me gusta
67. Tomar decisiones es un proceso angustioso para mí
68. Si te gusta el sexo, los demás te verán como una viciosa
69. No estoy dispuesto a cambiar
70. Los hombres son todos iguales
71. Todas las mujeres son manipuladoras
72. Los hijos solo dan disgustos
73. La culpa de todo lo que me pasa es de los demás
74. Si los demás ven que eres inocente, querrán aprovecharse de ti
75. No te puedes fiar de los políticos
76. No puedo prescindir de esto (algo que te hace daño)
77. Tanto ganas, tanto vales
78. No soy digno del amor de los demás
79. No quiero destacar para no ser criticado
80. No puedo dirigir un equipo de trabajo de manera eficiente
81. Las personas van al sol que más calienta
82. Quien tiene mucho dinero es porque se ha aprovechado de los demás para conseguirlo
83. En la vida se sufre mucho
84. La gente no tiene ni idea de lo que habla
85. Perder el tiempo es algo normal
86. En esta vida tienes que tragar muchas injusticias
87. Tengo que corresponder a la imagen que los demás tienen de mí para que me acepten
88. Mi pareja me tiene que complacer si me quiere
89. Mi pareja tiene que compartir lo que a mí me gusta
90. No puedo elegir ser feliz
91. Hay gente que tiene suerte y otra gente tiene solo desgracias
92. A los 80 años ya no puedes hacer nada nuevo
93. La gente es muy falsa
94. No se puede ser espiritual y no meditar
95. Es incompatible tener mucho dinero y ser espiritual
96. Tener confianza en uno mismo te lleva a la arrogancia
97. Todos los jefes se aprovechan de sus empleados
98. Si gano mucho dinero, Hacienda se aprovechará de mí
99. Los ilusos viven de ilusiones y mentiras
100. No puedo bajar la guardia.

¿Qué consecuencias tienen las creencias limitantes en nuestra vida?

En primer lugar, las creencias limitantes son patrones que, como su propio nombre indica, nos ubican en una determinada realidad limitada. Cuando ese límite marca la frontera que impide que podamos vivir en paz y en armonía con nosotros mismos es cuando aparece el problema.

El principal problema de las creencias no son las propias creencias sino la calidad de esas creencias. Hoy en día, aunque suene a una creencia personal, siento que es una utopía pensar que podemos trascender todas nuestras creencias. Tenemos una opinión formada sobre las cosas y no está mal tener creencias asociadas a nuestras opiniones y viceversa. Pero cuando la calidad de esas creencias está degradada por traumas, por dolores, desengaños, heridas y duelos no resueltos y anclan a la persona en una determinada verdad fija debido a ese trauma, es el trauma quien dirige su vida a través de sus creencias limitantes, restándole poder a su capacidad de dirigir su vida con mayor autonomía.

Éstas son solamente algunas de las consecuencias de tener ancladas las creencias limitantes de manera contundente en:

1. Pérdida de oportunidades de crecimiento y de conciencia en todos los ámbitos de la vida (personal, familiar, laboral, social, etc.)

Por ejemplo, si tienes una creencia limitante del estilo “No me puedo fiar de la gente”, tu comportamiento en tus círculos sociales estará condicionado por ello y tu actitud no te permitirá tener relaciones sanas, sinceras y honestas, aunque en el fondo las quieras.

Tu creencia limitante además, te llevará a acercarte a personas de las que no te puedas fiar para corresponder a la realidad que tú, a través de tu creencia limitante, estás creando a nivel subconsciente para darte la razón a ti misma porque ésa es la Verdad que es válida para ti y que tu mente te muestra.

Consecuencias de las creencias limitantes: Pérdida de oportunidades de crecimiento y de conciencia en todos los ámbitos de la vida

2. Condicionamientos en tu relación de pareja

Otro claro ejemplo. Si tienes una creencia limitante de: “Todos los hombres son iguales”, atraerás hombres con las mismas características (según otras creencias, tus programaciones y fidelizaciones profundas que están determinadas por múltiples factores). Cuando vives estas relaciones el aprendizaje es observar cómo el prójimo te espeja, es decir, te muestra tu creencia limitante.

Y si no quieres ese perfil o patrón de pareja no es culpa del otro por ser como es sino responsabilidad tuya cambiar tu creencia limitante y programaciones subconscientes asociadas a través de las cuales atraes ese perfil. Si éste es tu caso, te animo a repasar frases que has oído como clichés y que, quizá, pueden estar contribuyendo a que estés viviendo estas circunstancias. Por ejemplo:

“Todos los hombres solo piensan en el sexo”
“Todos los hombres son infieles”
“No te fíes de los hombres”
Consecuencias de las creencias limitantes: condicionamientos en la relación de pareja

3. Pérdida de valor en tu vida

Esta consecuencia se relaciona con las dos anteriores en cuanto a la no generación de valor añadido en tu día a día. Por ejemplo: Si tienes la creencia limitante de “Tener dinero puede traerme problemas” (que es muy habitual) te aseguro que puedes vivir alguna de las siguientes circunstancias:

Cuando consigues ahorrar un dinero determinado, tienes un gasto imprevisto y te lo gastas
Ves natural el hecho de mantener siempre el mismo dinero en el banco
Prevés que algo malo va a pasar en cuanto te acercas a un determinado objetivo económico a ingresar
Tienes resistencias a salir de tu zona de confort para conseguir más fuentes de ingresos que te den más ingresos
Una aversión al riesgo exagerada.
Todo ello te capa tu capacidad de generar más valor económico en tu vida. Este mismo ejemplo lo puedes extrapolar a todos los ámbitos de tu vida.

Consecuencias de las creencias limitantes: pérdida de valor en la vida

¿Cómo transformar las creencias limitantes?

En la actualidad existen muchos tipos de técnicas para cambiar creencias limitantes de manera rápida, fácil y definitiva. Son técnicas que tienen que ver con reprogramar las creencias enquistadas como verdades absolutas en nuestra psique subconsciente desanclando los programas que nutren las creencias limitantes que alteran nuestra capacidad de dirigir nuestra vida como nosotros queremos.

Particularmente utilizo la Reprogramación Subconsciente, que a través de una serie de sencillos procedimientos de cambio y visualizaciones poderosas, provoca una definición nueva de creencias.

Sin embargo, debes saber que antes de realizar cualquier cambio de creencias debes identificar cómo las creencias te están saboteando y hacer un ejercicio de introspección en cuanto a cuánta verdad pones tú, de manera inocente, desde tu dolor, a esa creencia. Y posteriormente transformarla a través de cualquier técnica que sirva para ello. Porque al fin y al cabo, reprogramar por reprogramar no acaba siendo útil si no tomamos conciencia de dónde se halla la “creencia madre” o “creencia raíz” que está nutriendo el problema.

En este viaje de descubrimiento de tus creencias limitantes te deseo valentía, fuerza, conciencia y mucha perspectiva para que llegues al corazón de las mismas y veas hasta qué punto tu vida está condicionada por ellas. Es la parte más dura del proceso de toma de consciencia de las creencias. Pero estoy convencido, y es una creencia poderosa personal, que tú puedes.

Fernando Ángel Coronado
Agente de Cambio y Coach Sistémico

Fuente: Este post proviene de saludterapia. donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Envía una notificación de una presunta infracción de derechos. También puedes hacerlo a través de nuestro formulario de contacto.

 

loading...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
SALUD
SUBSCRIBETE AHORA
RECETAS
CONSEJOS
ALIMENTACION
NOTICIAS SALUDABLES
ECOLOGICA
Y MUCHO MUCHO MAS!!!