La Escritora Junko Takahashi nos desvela El método japonés para vivir 100 años

Tsuneko Sasamoto fue la primera reportera gráfica de Japón y, a sus 101 años, todavía sigue haciendo fotos.

el-secreto-de-la-alimentacion-japonesa-para-llegar-a-los-cien-anos-en-buena-forma

El médico Shigeaki Hinohara, de 104, tiene la agenda llena para los próximos dos años y Hidekichi Miyazaki corrió los 100 metros lisos en 2014, cuando ya había cumplido los 102. En Japón veinte de cada cien centenarios llevan una vida autónoma, de modo que la autora de El método japonés para vivir 100 años quiso conocer las historias excepcionales que había detrás de una senectud tan esplendorosa. Esto es lo que los mayores nipones pueden enseñarnos sobre cómo vivir más tiempo y, lo que es más importante, cómo disfrutarlo.

UN DIETA CASI PERFECTA

Arroz, pescado, verduras variadas, proteínas de origen vegetal, algas y pocas grasas. Aunque la dieta japonesa tiene un exceso de sal, en conjunto resulta tan saludable como reflejan los datos de longevidad del país. Además en Japón existe un dicho que en español se traduce como “un ochenta por ciento en el estómago”, lo que quiere decir que es muy recomendable dejar de comer antes de que el estómago esté totalmente lleno. También influye la manera y rutinas de alimentarse; masticando muy bien (unas treinta veces) y haciendo tres comidas al día. Como dato curioso la autora apunta que muchos de los centenarios con los que habló se permiten de vez en cuando (además de la consabida taza de té verde) un poco de alcohol en forma de copita de vino o licor.
Al contrario de lo que se puede creer, la población japonesa consume también carne de manera habitual y la mezcla sin reparo con el pescado en la misma comida. De hecho fue el incremento del consumo de proteína animal en el siglo XIX lo que incrementó de manera notoria la esperanza de vida allí. Aquí va por ejemplo la dieta diaria de Tsuneko Sasamoto que, como la de casi todos sus coetáneos, el ligera durante el día y más rotunda por la noche :
Desayuno: un cruasán con mermelada de fresa casera, una taza de café con leche, una bebida de yogur y una fruta.
Almuerzo: sopa de fideos de alforfón y ensalada.
Cena: un copa de vino tinto (170 ml), un bistec, pescado crudo, ensalada marinada y algas y setas cocidas en salsa de soja.

¿¿¿QUE OPINAS TU DE ESTE MENU QUE RECOMIENDA????
“Es muy importante ayudarse mutuamente. Quiero transmitir este mensaje a las generaciones posteriores: amor con amor se paga. (Tei Hidaka,111 años)

La mayoría de los centenarios (y japoneses en general) practican ejercicio a diario. ¿El motivo? La calistenia. Se trata de una serie de ejercicios que se retransmiten en torno a las seis y media de la mañana por la radio y televisión. Este momento del día es allí una especia de rutina nacional que pueden practicar desde los niños hasta los ancianos. Demuestra que en el ejercicio lo importante es ser constante (de nada sirve “matarse” en el gimnasio de vez en cuando) y que el estado de los músculos afecta de manera directa a la condición no solo física, si no también mental, y ello podría ser clave de la longevidad. Además, como demuestran sus casos de atletas centenarios, nunca es tarde para empezar a moverse.
El cerebro es otra de las partes del cuerpo que en Japón se mantiene muy en forma. Los cuadernos de entrenamiento mental son muy populares e incluyen cálculo y escritura. Otras actividades, como por ejemplo escribir un diario, ayudan a los más mayores a mantener la memoria joven.
LA BUENA FORMA DE VER LA VIDA

Aunque siempre resulta difícil generalizar, un rasgo de personalidad muy común en Japón es el del espíritu de lucha, el de no rendirse nunca. Todos los entrevistados por Takahashi han superado problemas muy importantes en su vida, tales como una guerra mundial o el terremoto de Kanto de 1923, el peor registrado en la historia del país.

Por ello el optimismo y la capacidad de adaptación son frecuentes en las personas que viven más años. Como ellos dicen: “No te lamentes, adáptate.” Tener la mente abierta, ser extrovertido y amable y conservar siempre las ganas de saber y buscar información es fundamental, ya que la curiosidad es la que abre nuevos caminos. El aspecto físico y la indumentaria son otros de los pilares que nunca se descuidan en Japón porque son fundamentales para mantener una buena autoestima.
Respecto al trabajo, la autora se dio cuenta rápidamente de que la mayoría de los centenarios mantenían su actividad laboral hasta muy avanzada edad porque hacían algo que realmente les gustaba. Por eso quienes convierten en su trabajo lo que más les gusta viven más años. Su experiencia con ellos le demostró que nunca es tarde para plantearse desafíos e intentar conseguirlos ni para compartir tu experiencia y sabiduría con los demás.
“No importa la edad, siempre hay que ser apasionante y tratarse a uno mismo con mucho cariño” cuenta Sasamoto, la intrépida reportera centenaria. Aunque al final la idea que persiste en la mente de la autora tiene más que ver con la calidad que con la cantidad: “El objetivo de la existencia no es vivir largo tiempo, sino disfrutar de la vida”.

loading...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
SALUD
SUBSCRIBETE AHORA
RECETAS
CONSEJOS
ALIMENTACION
NOTICIAS SALUDABLES
ECOLOGICA
Y MUCHO MUCHO MAS!!!