10 Alimentos Principales Que Debe Consumir Si Está Embarazada

Raramente hay un momento más demandante nutricionalmente durante la vida de una mujer que cuando está embarazada (y luego, cuando está lactando), que es cuando no sólo es necesario que consuma nutrientes de los alimentos y suplementos para que su cuerpo funcione, sino también para nutrir y apoyar el rápido crecimiento del bebé.

La nutrición adecuada es fundamental en todas las etapas del desarrollo del feto (e incluso antes de la concepción) y si la madre no come apropiadamente, su bebé en desarrollo tampoco lo hará. Para ver un resumen breve y fácil de seguir acerca de los tipos de alimentos y nutrientes que le ayudarán a tener un embarazo saludable

1. Vitamina D

La vitamina D no es un alimento, sino que se produce en el cuerpo como respuesta a la exposición a la luz del sol. Sin embargo, es tan importante que merece estar en el número uno de esta lista.

Elevar los niveles de vitamina D entre las mujeres embarazadas es una de las preocupaciones principales, ya que la deficiencia no sólo afecta a la madre e incrementa su riesgo de tener complicaciones durante el embarazo o el parto, sino que también tiene ramificaciones a corto y largo plazo en la salud de su bebé.

Yo creo firmemente que optimizar su vitamina D durante el embarazo es una de las cosas más importantes que puede hacer por la salud de su bebé. Cuando un niño nace con deficiencia de vitamina D, su salud puede verse significativamente afectada en una variedad de formas.

Las investigaciones confirman que la deficiencia de vitamina D durante el embarazo genera un impacto de por vida en el bebé, que le puede ocasionar alergias y asma, resfriados y gripe, caries, diabetes e incluso derrames cerebrales y enfermedades cardiacas más adelante en su vida.

Además, cada año, nace más de medio millón de bebés prematuros y es la causa de muerte número uno de los recién nacidos. También es la segunda causa de muerte entre los niños de menos de cinco años de edad. La vitamina D podría posiblemente prevenir la mitad de estos partos prematuros.

También puede disminuir su riesgo de padecer preeclamsia, diabetes gestacional e infecciones prenatales aproximadamente en un 50 por ciento. Entre las poblaciones de afroamericanos e hispanos, aproximadamente entre el 70 y el 75 por ciento de todos los partos prematuros pudieron haberse prevenido al optimizar el consumo de vitamina D. El examen de vitamina D es la clave.

Esta es la única forma de determinar si padece deficiencia o no y es importante realizarse el examen regularmente para asegurarse de que la dosis de vitamina D que esté tomando sea suficiente para alcanzar un nivel relevante clínicamente.

GrassrootsHealth recomienda mantener un nivel de vitamina D en suero sanguíneo de 40 a 60 ng/ml para proteger su salud y la de su bebé.

Sin embargo, de acuerdo con algunos estudios previos, su nivel debe estar por encima de 50 ng/ml para proteger a su bebé de las complicaciones graves, como el parto prematuro y la preeclamsia.1 Así que, si está embarazada, asegúrese de que revisen sus niveles de 25-hidroxivitamina D.

Mientras que lo mejor es optimizar su vitamina D a través de la exposición sensible a la luz solar, si esto no es posible, la investigación del Dr. Bruce Hollis indica que el 50 por ciento de las mujeres pueden lograr este nivel con 4,000 IU diarias de vitamina D3 durante el embarazo y 6,400 IU para las mujeres en lactancia.

De nuevo, necesitará hacerse un análisis de sus niveles de vitamina D para asegurarse de estar en el rango óptimo.

 

2. Camotes

El camote de color naranja le debe su apariencia al carotenoide beta-caroteno. Como antioxidante, el beta-caroteno puede ayudar a eliminar los radicales libres que dañan las células a través de la oxidación, lo que puede aumentar la velocidad del envejecimiento y hacerlo vulnerable a las enfermedades crónicas.

Este antioxidante puede ayudar al sistema inmunológico, así como disminuir su riesgo de padecer enfermedades cardiacas y cáncer. También es muy importante durante el embarazo, ya que se convierte en vitamina A en el cuerpo.

La vitamina A es esencial para la salud y el desarrollo del feto, pero niveles altos de vitamina A de origen animal pueden causar toxicidad, por lo que el beta-caroteno es una alternativa ideal. Los camotes también son una fuente excelente de fibra, la cual puede apoyar los niveles saludables de azúcar en la sangre y mejorar la digestión.

3. Brócoli y Vegetales de Hojas Verdes

El brócoli y los vegetales de hojas color verde oscuro, como la espinaca y la col rizada, están cargados de nutrientes importantes para las mujeres embarazadas, como ácido fólico, fibra, potasio, calcio, hierro y vitamina C, K y A. Su contenido rico en antioxidantes también apoyará la salud de su sistema inmunológico y su digestión, mientras que la fibra puede prevenir el estreñimiento, el cual es un problema común en las mujeres embarazadas.

 

4. Bayas

Las bayas contienen cantidades concentradas de fitoquímicos que combaten las enfermedades, los cuales han demostrado mejorar la inmunidad, prevenir el cáncer, proteger su corazón y prevenir las alergias de temporada. Las bayas son más bajas en azúcar que muchas frutas, así que es menos probable que desestabilicen sus niveles de insulina. Las bayas también contienen altas cantidades de vitamina C, la cual le ayudará a su cuerpo a absorber el hierro, y una buena cantidad de fibra.

5. Aguacates

Los aguacates le brindan cerca de 20 nutrientes esenciales que mejoran su salud, como potasio, vitamina E, vitamina K, vitaminas B y ácido fólico. También son uno de los pocos alimentos que contienen niveles significativos de vitamina C y E y son una fuente excelente de grasa monosaturada saludable.

Los aguacates son incluso altos en fibra, con cerca de 4.6 gramos en medio aguacate. La fibra desempeña un papel esencial en su salud digestiva, cardiaca y de la piel y puede mejorar su control de azúcar en la sangre y más, así que cuando consume aguacates realmente le está brindando a su cuerpo – y a su bebé – un paquete completo de nutrición.

6. Semillas de Chía

Las semillas de chía son una fuente rápida y fácil de usar de proteína, grasas saludables, fibra alimenticia, minerales, vitaminas y antioxidantes, todo en un pequeño empaque. A pesar de tener muchos beneficios similares a las semillas de linaza, las de chía podrían vencerlas rápidamente, ya que no hay que molerlas antes de consumirlas y tampoco se hacen rancias tan rápido.

Su alta concentración de grasas omega-3 de origen vegetal ácido alfa linoleico (ALA) es una de las razones por las que son más conocidas. Las semillas de chía contienen hasta 40 por ciento de aceite y el 60 por ciento se constituye de omega-3 de origen vegetal.4

Fuente Original del Articulo: http://articulos.mercola.com/

loading...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
SALUD
SUBSCRIBETE AHORA
RECETAS
CONSEJOS
ALIMENTACION
NOTICIAS SALUDABLES
ECOLOGICA
Y MUCHO MUCHO MAS!!!