Mira Cuáles Son Las 5 Palabras Que Los Psicólogos Advierten No Debes Decirle Nunca A Tu Hijo…

Lo cierto es que todos somos seres humanos, no somos perfectos y por lo tanto todos cometemos errores en algún momento.

En el caso de los niños, sus progenitores son más que simples personas corrientes. Los padres son para sus hijos lo máximo, son sus héroes, son sus protectores y por instinto desde antes de nacer ya lo saben.

Los que son padres deben saber esto, ustedes son la única persona en el mundo que ellos reconocen como su familiar, aún cuando no pueden reconocer otra cosa o a otra persona. Los padres son la parte más crucial de la psique de un niño.
Es muy común ver a los padres enojarse cada vez que sus hijos cometen un error, si gritan mucho o si se portan de una manera que para los padres le resulta incómodo… eso no debe ser así!

Nunca utilice estas 5 palabras siempre que vaya a corregir a un hijo

Como mencionamos al principio, todos cometemos errores y nuestros hijos no son la excepción, eso no es malo ya que es una de las formas en que ellos aprenderán en la vida y lo irán enfrentando y superando.

A continuación te presentamos, de acuerdo a los psicólogos, las 5 frases o palabras que usted nunca debe usar a la hora de hablar o corregir a su hijo.

Tu no vales nada!

Esto es lo peor palabra que se le puede decir a un hijo. es una palabra que marca la mente de un pequeño. Lo peor es quien dice la palabra, usted como padre no debe nunca usar esta frase. Con esto fácilmente usted está dejando vacía el alma de su hijo y este, en busca de encontrar valor, tratará de acudir al mundo exterior con el fin de llenar ese vacío.

RECUERDA, tu eres el maestro de tus hijos, si le dices que no valen o sirven para nada, estas hablando de ti mismo, ya que es tu responsabilidad que ellos le encuentren sentido a la vida.

Para de llorar ahora mismo!

Generalmente, casi todos los niños cuando saben que han cometido un error o han hecho algo que saben que no cuentan con la aprobación de los padres, empiezan a llorar. Y aunque no exista un razón para hacerlo, ellos sienten que si, es su emoción. Se siente culpable y es la forma de expresarlo. Debes saber que para ellos llorar es la forma de ellos expresar cómo se sienten.

En lugar de privarlo de sus emociones, es mejor que usted de manera amable lo ayude, hable con ellos y dígale que todo está bien, aunque eso no significa que si hizo algo malo no deben ser corregidos, al contrario, debes hacerle entender explicando con amor que eso que hicieron estuvo mal y que no debe volverlo a hacer.

Estoy decepcionado de ti!

Los padres suelen decirle esto a sus hijos cuando se sienten mal. Intentar hacerlos responsables de tu decepción es bastante egoísta. Puedes decepcionarte de un amigo o amiga, de una película o del gobierno de tu país, pero jamás debes sentirte decepcionado de tu hijo/a.

Recuerde que usted está para ayudarlo y decirle que aunque haya cometido algún error eso no debe afectarlo, debes decirle que la próxima vez tu confías en que lo hará mejor y no cometerá el mismo error.

No está (algo) ya basta!

Al decirle esto a sus hijos le estas mostrando una imagen muy restringido de si mismo. Estás dando a entender que hay algo que les falta a fin de que hagan lo que les gusta o ser lo que quieren ser. Y aunque tu intención no es decirle que no son autosuficientes, le estás programando su modo de pensar de esa manera.

Ellos son suficientes para ser ellos mismos. Recuerda que un árbol es suficiente para ser un árbol, incluso cuando este solo es un semilla, solo que necesita crecer para llegar a serlo. En su lugar, dígale a su hijo que él es suficiente para ser y hacer lo que le gusta y ama, pero antes necesita aprender.

Los niños grandes y las niñas no se asustan!

En primer lugar, no debes mentirle a tus hijos. Es probable que tu mismo vivas asustado durante todo el día por la razón que sea. En segundo lugar, le estás obligando a rechazar sus sentimientos. Tener miedo no es malo, nos recuerda y enseña que debemos tener cuidado.

No se debe huir de ese sentimiento de miedo, sino ser realista y aprender de ello. Ser valiente no es no sentir miedo, sino, saber enfrentarlo aunque se sienta aterrado.

En lugar de eso dígale a su hijo que está bien tener miedo, que todos tenemos miedos en algún momento de la vida pero que confías en que ellos son fuertes para superarlos y que estás seguro que lo harán.

Comparte este articulo con tus amigos y relacionados, el bienestar de un niño no debe estar en juego por el uso de estas frases. Recuerda que pueden marcarlo por el resto de su vida!!!

loading...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
SALUD
SUBSCRIBETE AHORA
RECETAS
CONSEJOS
ALIMENTACION
NOTICIAS SALUDABLES
ECOLOGICA
Y MUCHO MUCHO MAS!!!