Le comentó a su abuela que su marido le era infiel y este fue su consejo!

Sin duda alguna los abuelos y las abuelas son personas que valen oro, ya que ellos son los responsables de hacernos sentir mejor en nuestros momentos de angustia y desesperación sin embargo es evidente que este tipo de personas no duran para siempre, razón por la cual hay que tratarlos lo mejor que se pueda.
Simplemente cada vez que necesitamos un consejo ellos son los que están ahí para nosotros, para darnos apoyo y para consolarnos. La gran diferencia de los abuelos y los padres es que los abuelos no regañan ni dan sermones, simplemente aman con todo su corazón y se encargan de guiarnos y consolarnos cuando nuestros padres nos regañan o nos pasa algo malo.

Esta historia se trata de una nieta y su abuela a la cual le contaba todos sus problemas ya que entre las dos eran muy unidas y mantenían una relación muy bonita. La nieta creció y se hizo adulta, inclusive llegó a casarse y a establecer una familia con su marido.
El increíble consejo de la abuela

Sin embargo la relación entre la abuela y la nieta, nunca se había debilitado, por el contrario se había hecho mucho mas fuerte ya que este fue el momento en el que las dos se contaban todo. La nieta le contaba como era su vida de casada y la abuela le contaba las cosas novedosas de su día a día.

Era una relación sin lugar a dudas hermosa. Llegó un día en donde por desgracia la nieta llegó llorando desconsolada adonde su abuela, por lo cual ésta se preocupo mucho y le pregunto que le pasaba, la nieta le confesó que las cosas con su marido no iban bien, y que ella había descubierto que su marido la engañaba.

Obviamente ella recurrió a su abuela en primer lugar en busca de un consejo sabio. La abuela al escuchar esto se paró inmediatamente y le pidió a la joven que la siguiera a la cocina en donde llenó tres ollas con agua y las puso a hervir, en una metió una zanahoria, en otra un huevo y en otra colocó café.

Y la señora dijo a continuación:

“No te debes dar por vencida ante ninguna situación, observa estos 3 ejemplos y dime cual eres tu”.

La zanahoria entró a la olla siendo dura y fuerte, al tener contacto con el agua hirviendo se fue ablandando hasta que se rindió.
El huevo entró a la olla siendo suave y un poco frágil, ahora que entró en el agua caliente se transformo en un huevo duro por dentro.
El café después de entrar en el agua hirviendo, fue el unico capaz de lograr cambiar al agua.
La abuela le comentó “Estos 3 elementos pasaron por la misma prueba y cada 1 reaccionó de forma diferente, ¿Cuál se parece a ti? Debes sacarle provecho a cada situación y convertirte cada vez más fuerte, no vivas para nadie, vive sólo para ti y tu felicidad, si no te sientes bien con aquel hombre sólo dejalo ir y que sea él quien se debilite sin ti”.

Sin duda alguna este es un excelente consejo para todas las mujeres que son engañadas ¿Qué olla eres tu?

loading...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
SALUD
SUBSCRIBETE AHORA
RECETAS
CONSEJOS
ALIMENTACION
NOTICIAS SALUDABLES
ECOLOGICA
Y MUCHO MUCHO MAS!!!