9 Trucos Para Tener una Buena Noche de descanso…

Existen muchas personas que hoy en día utilizan más el dicho que dice “al que madruga Dios lo ayuda” y no es mentira, madrugar a veces tiene unos buenos efectos en nuestra salud aunque no lo parezca y todo es porque en un primer momento nos podemos sentir cansados pero al segundo, después que realizamos todo lo del día inclusive los pendientes, nos sentimos mejor.

Es por eso que muchas personas agradecen tener el don de poder despertarse temprano para aprovechar el día, aunque a veces estas mismas personas puedan llegar de mal humor a sus hogares y todo por el simple hecho de estar literalmente “molidos” y no querer mover ni un solo dedo solo por querer descansar.

Pero también hay que recordar lo siguiente, más allá de que seamos personas proactivas y que gocemos del  hecho de poder hacer todo lo que nos proponemos incluso saliéndonos a medias, debemos de descansar todo lo posible y no nada más para repotenciar energías y no nada más por ello sino porque el cuerpo realmente lo necesita para poder sentirse sano.

Toma nota: consejos para tener una noche de buen sueño reparador.

Fases de sueño: hay que estar totalmente claros que las fases de sueño son las que se deben respetar en un primer momento, sabemos que la primera y segunda constan de tres horas aproximadamente y la tercera y cuarta de igual tiempo pero la quinta dura solo una hora y media.

Es importante saber: de igual manera que no todas las personas descansan al mismo tiempo. No es lo mismo las horas de sueño reparador de un adulto como tampoco las de un niño o un bebé, esto presenta cambios en el sueño. Por ello es importante saber que un adulto duerme de 7-8 horas, un niño de 8-10 horas, y un bebé hasta 17 horas.
No solo cantidad: esto depende de la calidad de sueño, debes tratar de no despertarte o moverte, esto es una forma continua de interrupciones.
Habitación para dormir: en este sentido suena raro decir “tener un cuarto para dormir”, cuando nuestro lugar de descanso suele ser en muchos momentos nuestro lugar de trabajo y de ocio por la computadora o el televisor ¿cambiarias tu cuarto por eso?
Relajar la mente: todo lo que hagamos en el día debe ser en el tiempo estipulado, así antes que vayamos a descansar nuestra mente se encontrará mucho más relajada y se nos hará más fácil dormir.
Comer ligero: las cenas por lo general deben ser lo menos pesadas posibles, esto repercute por problemas de digestión, tampoco debemos abusar de beber mucha agua porque este es uno de los principales motivos de pararnos de madrugada además de evitar ingerir alimentos con azúcar y cafeína que nos activan el cerebro.
Comodidad: las posiciones antes de dormir, lo más recomendable es boca arriba porque favorece el descanso de nuestra parte motora, lo contrario es si es boca abajo, aunque muchas personas piensan que dormir de lado aparte de resultar más cómodo es la mejor opción.
Levantarte en el momento: al comenzar un día “saltando de la cama” estarás haciendo lo mejor que creas, si te quedas en ella puedes lograr que comience un nuevo ciclo de sueño que puede atrofiarte a lo largo de tu dia.
El buen descanso: lo bueno de dormir bien es que tu descanso será completamente reparador, las neuronas e ideas serán refrescadas y podrás enfrentarte a un nuevo día con todas las ganas posibles, recuerda que el trabajo puede esperar, tu vida no.
¿Estás listo para dormir mejor?

loading...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
SALUD
SUBSCRIBETE AHORA
RECETAS
CONSEJOS
ALIMENTACION
NOTICIAS SALUDABLES
ECOLOGICA
Y MUCHO MUCHO MAS!!!