¿Dolor de Espalda? Intenta Estos 15 Consejos para Aliviarlo Naturalmente!

¿CUANTAS PERSONAS SUFREN DOLOR DE ESPALDA?

Los datos indican que el 80% de nosotros tendremos dolor de espalda en algún momento de nuestra vida. Se calcula que, en un momento dado, 1 de cada 5 personas presenta dolor lumbar de al menos 3 meses de duración, por lo que puede describirse como crónico¹. No es de extrañar que así sea, pues en la vida diaria son muchos los factores que afectan a la espalda. Influyen, por ejemplo, cosas como engordar o el calzado que se utiliza. Hay muchas causas diferentes de dolor de espalda, y es importante buscar información y ayuda en caso de un dolor continuado de más de 3 meses que no desaparece.

Esta lista no pretende ser completa ni abarcar todos los remedios existentes, sino que son simplemente terapias que he encontrado o que he usado personalmente.

1. Cuidados Quiroprácticos

Ver a un quiropráctico calificado es una opción inteligente si sufre de cualquier tipo de dolor crónico, como el dolor de espalda. Un estudio publicado en Annals of Internal Medicine reveló que el cuidado quiropráctico es frecuentemente, incluso mejor que los medicamentos para tratar el dolor de los músculos y el esqueleto.3

2. Estirarse, Especialmente con el Método Egoscue

Los participantes que tomaron clases de estiramiento de 52 minutos (las cuales enfatizaban los estiramientos del torso y las piernas) lograron aliviar su dolor de espalda tanto como los que tomaron clases de yoga.4 Sin embargo, la forma de estirarse es importante. El estiramiento estático puede causar irritación y lesiones.

Otra opción es el método Egoscue, el cual es una serie de posturas de estiramiento muy específicas y ejercicios especiales adaptados a las necesidades personales de cada individuo. Egoscue ayuda a restaurar el balance muscular y la alineación del esqueleto, y es utilizado frecuentemente como un método natural para aliviar el dolor. Personalmente, este método me funcionó bien para eliminar el dolor que sentía al levantarme de la silla o al salir del auto.

3. Entrenamiento de Fuerza

Una rutina regular de entrenamiento de fuerza ayuda a fortalecer la espalda y los músculos abdominales, lo cual es esencial para aliviar el dolor y prevenir las lesiones.

4. Fisioterapia Osteopática

La fisioterapia osteopática, la cual puede implicar el regresar las articulaciones a su lugar, masajear los tejidos suaves, y relajar los músculos estresados, redujo el dolor crónico de la espalda baja en un estudio de 455 personas. Los participantes recibieron ocho semanas de fisioterapia osteopática, de una terapia falsa o de terapia de ultrasonido.

El 63 por ciento de aquellos que recibieron fisioterapia osteopática reportaron una mejora moderada del dolor, mientras que la mitad dijo haber mejorado substancialmente.5

5. Reducir el estrés

Las personas con pensamientos negativos constantes y ansiedad son más propensas a sufrir de dolor de espalda.6 La Técnica de Liberación Emocional (EFT) toma prestados algunos principios de la acupuntura, y ayuda a balancear el sistema de energía sutil.

Ayuda a resolver emociones negativas subyacentes, frecuentemente subconscientes, que exacerben el dolor físico. Al estimular con los dedos (dar golpecitos) puntos de acupuntura bien establecidos, usted le devuelve el balance a su sistema energético, lo que tiende a disipar el dolor y aliviar el estrés.

6. Meditación

La meditación es una forma poderosa de aliviar el dolor. De los voluntarios que nunca habían meditado antes, aquellos que asistieron a cuatro clases de 20 minutos para aprender la técnica de meditación llamada atención enfocada (una forma de meditación concentrada), experimentaron alivio significativo del dolor, un 40 por ciento de reducción de la intensidad del dolor y un 57% de reducción del malestar que provoca el dolor.7

7. Yoga

El Yoga, que es útil particularmente para aumentar la flexibilidad y trabajar los músculos abdominales, ha probado ser benéfico si sufre de dolor de espalda. Aquellas personas con dolor en la espalda baja que tomaron una clase de yoga a la semana mejoraron más que aquellos que recibieron medicina o terapia física.8 El Diario de Yoga tiene una página en línea con posturas específicas que pueden serle útiles.9

8. Masaje

El masaje libera endorfinas, las cuales ayudan a inducir la relajación y aliviar el dolor. Una terapia de masaje durante 10 semanas brindó a los pacientes más alivio del dolor de espalda que los cuidados comunes, de acuerdo con un estudio, y los resultados duraron por lo menos seis meses.10

9. Acupuntura

La acupuntura puede ser otra estrategia útil aunque, en mi experiencia, requiere un poco más de tiempo para lograr resultados. En un análisis publicado en los Archivos de Medicina Interna,11 los investigadores concluyeron que la acupuntura tiene un efecto definitivo en la reducción del dolor crónico, así como el dolor de espalda y los dolores de cabeza, más aun que los tratamientos comunes para el dolor.

10. Terapia de Laser K

Varios efectos benéficos ocurren durante el tratamiento de láser K. Primero, la terapia de laser infrarrojo ayuda a reducir el dolor, reduce la inflamación y aumenta la curación de los tejidos, tanto los suaves como los duros, entre los cuales se encuentran los músculos, ligamentos o hasta los huesos.

Estos beneficios son el resultado del aumento de la microcirculación, ya que el tratamiento estimula el flujo de los glóbulos rojos de la sangre en el área tratada: el regreso venoso y linfático también aumenta, así como la oxigenación de tales tejidos.

Finalmente, el tratamiento estimula la encima citocromo oxidasa en la mitocondria de las células. Este es en verdad uno de los descubrimientos más importantes de toda la ciencia de terapias laser.

Específicamente, se dirige a las células lesionadas ya que las células dañadas aceptan más fácilmente los fotones de luz, mientras que las células sanas no necesitan esta energía extra. Como lo explica el Dr. Phil Harrington, experto en el uso de la terapia de láser K:

“Al estimular la encima citocromo oxidasa, utilizamos el oxígeno en la cadena respiratoria dentro de la mitocondria, lo que produce más adenosina trifosfato (ATP) para esa célula. Así que, sin importar de qué tipo de célula se trate, funcionará a un nivel mayor.”

Las tres longitudes de onda infrarroja del láser K se dirigen al agua, a la hemoglobina y a la encima para estimular más eficientemente el metabolismo celular. El láser K es único por ser la única terapia láser Clase 4 que utiliza tres longitudes de onda infrarroja que penetran profundamente en el cuerpo para alcanzar áreas como la espina y la cadera.

11. Terapia Cognitiva de Comportamiento

El hablar con un terapista, enfocándose en cambiar los pensamientos y la conducta, ayudó a los pacientes a aliviar su dolor de espalda en sólo seis semanas. Después de un año, casi el 60 por ciento de aquellos que recibieron terapia cognitiva-conductual reportaron no tener más dolor (en comparación con el 31 por ciento de aquellos que no recibieron terapia).12

12. Tai Chi

El tai chi, un tipo de arte marcial china, es una forma de autodefensa que dice apoyar el balance del “yin y yang” en el cuerpo, lo que mejora el flujo de “qi” o energía vital. Frecuentemente descrita como “meditación en movimiento,” esta actividad lleva a su cuerpo a través de una rutina específica de movimientos gráciles. El cuerpo está en una actividad constante y cada movimiento fluye al siguiente. Un programa de 10 semanas de tai chi mejoró el dolor y la discapacidad en personas con dolor continuo de la espalda baja.13

13. Terapia Física

Las personas que reciben terapia física poco tiempo después de un episodio de dolor de espalda son menos propensas a necesitar cuidados médicos posteriores en comparación con aquellos que lo reciben más tardíamente.14

14. Raíz de Consuelda

La consuelda, un arbusto perenne, es tradicionalmente utilizada para reducir la inflamación, así como para sanar los músculos y ligamentos jalados, torcidos o cansados. Las investigaciones muestran que el ungüento con extracto de consuelda puede reducir el dolor de espalda baja de manera significativa.15 Sin embargo, no debe utilizarse por más de 10 días ya que puede dañar el hígado si se usa crónicamente.

15. Terapia Acuática

La terapia con agua en una alberca es una forma gentil de aliviar el dolor de la espalda baja. Es especialmente útil para las personas sedentarias o para las mujeres embarazadas.

loading...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
SALUD
SUBSCRIBETE AHORA
RECETAS
CONSEJOS
ALIMENTACION
NOTICIAS SALUDABLES
ECOLOGICA
Y MUCHO MUCHO MAS!!!