Cómo bajar de peso, el colesterol y limpiar el hígado con alpiste

El alpiste es un alimento muy popular dentro del mundo animal, al ser parte fundamental de la alimentación de las aves domésticas. Sin embargo, no muchas personas conocen los excelentes beneficios que puede aportar a la salud humana, algo que descubriremos en el artículo de hoy.

El alpiste es uno de los más potentes antioxidantes naturales que existen, un excelente aliado contra el envejecimiento prematuro de las células. Además de ello, posee propiedades tan increíbles y variadas como las siguientes: nos ayuda a reducir los niveles de colesterol, bajar de peso saludablemente, desinflamar los órganos, combatir la infección de orina, eliminar líquidos, depurar los riñones y regenerar las células hepáticas, contribuyendo así a mejorar el hígado graso, entre otras muchas funciones.

Beneficios que aporta el alpiste a nuestra salud

El alpiste en rico en enzimas con excelentes propiedades antiinflamatorias y regenerativas, que nos ayudan a mejorar la salud del hígado, páncreas y riñones, combatir los problemas digestivos como la úlcera de estómago así como controlar eficazmente la diabetes.

En su composición destaca, por ser la enzima más abundante, la lipasa, una proteína que se encarga de descomponer las grasas en sustancias más simples (ácidos grasos), lo que favorece su digestión y posterior eliminación, contribuyendo así mismo a reducir los niveles de colesterol en sangre, regular la presión arterial y bajar de peso eficaz y naturalmente.

Cómo preparar y tomar la leche de alpiste

La forma habitual de tomar el alpiste es bebiendo lo que popularmente se conoce como agua o leche de alpiste, que no es más que el agua resultante de dejar en remojo durante toda la noche el alpiste, batirlo y colarlo.

Para elaborar esta sencilla pero poderosa bebida llenaremos cada noche un vaso con cinco cucharadas grandes de alpiste (fíjate que no contenga ningún ingrediente más que alpiste) y agua. Déjalas en remojo durante 8-10 horas y por la mañana, vierte el contenido a un recipiente más grande. Añade de 2 a 4 vasos más de agua y bátelo todo durante unos segundos. Cuela el agua, viértela en una jarra o botella y guárdala en la nevera. Toma el primer vaso en ayunas y el resto a lo largo del día. Hazlo durante 3 semanas seguidas, descansa una y repite las veces que sea necesario.

Los resultados después de pocas semanas tomándolo son excelentes: digestiones más ligeras, vientre desinflamado, menos grasa y unos órganos más eficientes. ¿Se puede pedir más?

Fuente: este post proviene de Soluciones Caseras, donde puedes consultar el contenido original.

¿Vulnera este post tus derechos? Envía una notificación de una presunta infracción de derechos. También puedes hacerlo a través de nuestro formulario de contacto.

loading...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
SALUD
SUBSCRIBETE AHORA
RECETAS
CONSEJOS
ALIMENTACION
NOTICIAS SALUDABLES
ECOLOGICA
Y MUCHO MUCHO MAS!!!