10 Temas por las que Dejar de Preocuparse para ser más Feliz

10 Temas por las que Dejar de Preocuparse para ser más Feliz

Es hora de preocuparse menos. Sí, así es. A veces llevamos el mundo sobre nuestros hombros, y en vez de hacerlo un lugar mejor, terminamos creando más estrés para nosotros. Estos son algunos consejos simples para aliviar esa pesada carga mental y sentirse más libre de preocupaciones:

 

1. Lo que piensan los demás
Baila al ritmo de tu propio latido. Actúa como tonto. Haz lo que tengas que hacer, pero no tomes en cuenta lo que los otros piensan. Es tu vida, tus decisiones y elecciones. Al resto le encanta juzgar ¿Por qué te debería importa si lo hacen? Sólo tú te defines a ti mismo, así que deja que se entretengan si los hace felices. Cuando te preocupas demasiado por lo que dirán, vives tu vida para ellos y no para ti mismo.

 

 

2. Errores del pasado
Todos cometemos errores, así es cómo funciona la vida ¡No seas tan duro contigo mismo! Acepta que todos se equivocan a veces; es parte de la condición humana. De verdad se te permite tener un poco de holgura. Aprende a perdonarte a ti mismo con más frecuencia.

 

 

3. Fracaso

La gran palabra con “F” que todo el mundo teme. No tiene que ser un concepto que dé miedo. Todo depende de tu actitud frente a él, ya que si lo ves como “no ser perfecto”, vas a ser permanentemente miserable. Una idea más realista es darse por vencido: Si no has renunciado, no has fracasado. Míralo como una curva de aprendizaje, un proceso de ensayo y error.

 

 

4. Lo que no tienes
Generalmente, nos enfocamos en lo que no tenemos y terminamos sintiéndonos completamente desprovistos ¿Qué sentido tiene eso? ¿Por qué quieres torturarte con todas las cosas que no tienes? Ese tipo de pensamiento no te servirá de ninguna manera productiva. Haz una lista de todas las cosas que aprecias. Siempre habrá otros con más y otros con menos. Lo que tienes es suficiente.

 

 

5. “Qué pasaría si…”
Podemos volvernos locos teniendo que preocuparnos por lo que pueda pasar en el futuro. Nadie puede predecir el futuro (los psíquicos podrían disputar esto), y no hay ningún punto en torturarte innecesariamente por cosas que quizás nunca pasen. Recuerda que este tipo de preocupación desperdicia energía y te distrae. Enfrenta la preocupación y si puedes hacer algo en el momento presente, hazlo. Si no, distráete y “deja de lado” las preocupaciones.

 

 

6. Pensamientos como “Seré feliz cuando …”
Cuando creemos que vamos a ser felices una vez que algo haya sucedido, ponemos efectivamente nuestra vida en suspenso hasta que suceda ese evento. Desear que tu vida actual se vaya es una pérdida valiosa de momentos felices en la vida. Debes estar más en el momento y preocuparte menos acerca de ser feliz en el futuro. Decide ser feliz ahora. La felicidad no es un destino, es una manera de viajar.

 

 

7. Lamentos
El arrepentimiento es una parte de la vida. El pasado no se puede deshacer, por lo que vale la pena mirar lo que has hecho en la vida con filosofía ¿Has aprendido algo de él? Si aprendiste a no volver a hacerlo de nuevo o a probar un enfoque diferente, entonces terminaste con un resultado positivo. Acepta lo que ha pasado antes, permite el error humano y sigue adelante.

 

 

8. Rechazo
Muchos de nosotros tenemos tanto miedo al rechazo que nos quedamos en nuestras zonas de comodidad y nunca nos arriesgamos a la verdadera intimidad. Lleva tu corazón en la manga y arriésgate a ser vulnerable. Cuanto más te ocultes por miedo, este crecerá más. Demuestra que puedes expresar tus sentimientos y vive con las consecuencias. Vas a vencer el miedo al rechazo y te sentirás más despreocupado. Incluso si el resultado no es el esperado, pronto te darás cuenta de que no era tan malo como lo previsto y de que puedes sobrellevarlo. Ten la piel un poco más gruesa, sé valiente y mira la vida como una aventura.

 

 

9. Expectativas de la sociedad
Sé delgada, sé bella. Muestra tu riqueza y estatus, así te adorarán ¡Qué tontería! Cuando te gustas y te aceptas como eres, no necesitas demostrarle nada a nadie. No compres las constantes imágenes de perfección de los medios, la mayoría son retocadas y nos llevan a creer que todos debemos buscar ser así de perfectos ¡No lo tomes en serio! Ámate a ti mismo, con imperfecciones y todo. La auto-aceptación es la verdadera libertad.

 

 

10. Ser lo suficientemente bueno
Es fácil sentir que no calificamos de alguna manera, ya que vivimos en un mundo muy competitivo. Está bien e incluso es saludable querer mejorar y crecer como persona, pero creer ideas negativas acerca de la forma en que no somos lo suficientemente buenos, no lo es. Siempre desafía este tipo de pensamiento ¿Qué es lo “suficientemente bueno”? ¿Dónde está el libro de la regla internacional que aclara lo que es? Mientras te sientas feliz con lo que eres, dónde estás y lo lejos que has llegado, eso es todo lo que importa.

Visto en Lifehack.

loading...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
SALUD
SUBSCRIBETE AHORA
RECETAS
CONSEJOS
ALIMENTACION
NOTICIAS SALUDABLES
ECOLOGICA
Y MUCHO MUCHO MAS!!!