¿Puede Hacerlo Engordar el Polvo de Su Hogar?

¿Puede Hacerlo Engordar el Polvo de Su Hogar?

 
Los investigadores descubrieron recientemente que ciertos materiales en el polvo doméstico pueden activar una proteína llamada PPAR-gamma (receptor de peroxisoma-proliferador- activado gamma).

 

Esta proteína desencadena el crecimiento de las células de grasa y podría estar involucrada en la obesidad. En los análisis de laboratorio, la PPAR-gamma se activó después de la exposición a menos de un miligramo (mg) de polvo, lo que es preocupante, ya que se cree que los niños ingieren alrededor de 50 mg de polvo diariamente.6,7

 

Inicialmente los investigadores sospecharon que las sustancias químicas, como las que son resistentes al fuego, podrían ser las responsables de la relación potencial con la obesidad, pero se descubrió una causa más sorprendente. En un segundo estudio, los investigadores encontraron grasas en el polvo, entre las cuales había ácido oleico de aceites vegetales, que podrían ser las responsables de esto.

 

Las grasas pueden entrar al aire de su hogar y eventualmente instalarse en el polvo, como las que se producen por cocinar regularmente, o las que pueden ser parte de las células del pelo y piel que pierden las personas y las mascotas.

 

Mientras que es necesario investigar más acerca esta conexión potencial (probablemente usted está expuesto a mucho más ácido oleico de sus alimentos del que se encuentra en el polvo de su hogar), plantea muchas más rutas a través de las cuales las sustancias químicas de su hogar podrían contribuir al aumento peso.

 

Uno de los estudios publicados en Environmental Science & Technology incluso reveló que 28 de 30 compuestos semivolátiles que se encuentran comúnmente en el polvo de interiores eran antagonistas de la PPAR-gamma.

 

Esto significa que podrían unirse a y activar la PPAR-gamma, la cual está involucrada en regular el metabolismo de la grasa, y la proliferación y muerte celular.

 

Los investigadores creen que tal exposición a las sustancias químicas podría jugar un papel principal en el desarrollo de la obesidad. Según reportó Futurity.

 

“Los investigadores encontraron signos de una significativa activación de la PPAR-gamma en más de 25 muestras de polvo recogidas de hogares, oficinas y gimnasios, a un nivel de exposición que sería similar a la dosis diaria infantil”.

loading...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
SALUD
SUBSCRIBETE AHORA
RECETAS
CONSEJOS
ALIMENTACION
NOTICIAS SALUDABLES
ECOLOGICA
Y MUCHO MUCHO MAS!!!