Aprende Todos Los Gestos Que Te Dirán Si Le Gustas

Los gestos que te dirán si le gustas

Una experta nos descubre cuáles son las señales de seducción corporales que te dirán si le caes bien, si le atraes sexualmente o si está profundamente enamorado de ti.

 
“Cuando nos comunicamos, las palabras que elegimos sólo tienen el 7% de importancia en nuestro mensaje. Mientras que el 93% restante es nuestra comunicación no verbal (uso del cuerpo y de la voz)”, dice Ainoa Espejo, coach y grafóloga personal y de relaciones de Ai hop coaching. De hecho, como dice esta experta, “el análisis del lenguaje corporal es un método muy fiable para detectar qué piensa y siente una persona, ya que el subconsciente trata de comunicarse constantemente con el exterior”. “La personalidad, las emociones y los pensamientos se ven reflejados en nuestras posturas, nuestros gestos, miradas, micro-gestos… ¡Es algo verdaderamente difícil de falsear!”, añade. Así que, si quieres saber lo que realmente siente esa persona por ti, presta atención a las señales que te envía su cuerpo y que nos detalla esta experta.
Manual de uso

Antes de lanzarte a analizar sus gestos, ten en cuenta lo que dice Ainoa Espejo sobre el lenguaje corporal, ya que influye mucho la personalidad de cada uno:

– Si estás ante alguien tímido, inseguro, desconfiado o muy racional, es probable que los tips de comunicación no verbal que te voy a contar sean más sutiles.

– Si la persona es seductora por naturaleza, muy confiada en sí misma o dominante, seguramente estos gestos cobren mayor fuerza.

– Estos consejos son aplicables tanto a hombres como a mujeres, aunque los hombres suelen ser más limitados en su repertorio y menos obvios, menos expresivos.

– Es importante tener en cuenta que la comunicación no verbal es algo muy complejo. No podemos basarnos sólo en uno o dos gestos aislados, “lee” el conjunto.

– Normalmente son gestos muy sutiles y a veces breves, así que, ¡atenta!

Señales de que le caes bien

Estas señales te dirán que a esa persona, le agradas y disfruta de tu compañía:

– Mantiene el contacto visual uno o dos segundos más de lo habitual, con una expresión facial amable, cómoda y de confianza. Incluso sonriendo ligeramente.

– Distancia ligeramente más corta. Sutilmente se sitúa más cerca tuyo de lo normal.

– Asiente con la cabeza mientras hablas (siente empatía hacia ti).

– Inclina su tronco hacia ti de forma relajada, demostrando interés, acercando su cabeza y acortando la distancia entre los dos.

– Las puntas de sus pies apuntan hacia ti, algo difícil de falsear, ya que solemos tratar de controlar más los gestos faciales o la voz.

– Su tono de voz es relajado, amigable y va variando en función de lo que expresa.

– Ladea su cabeza a la izquierda mientras hablas. La parte izquierda del cuerpo está conectada con el hemisferio derecho del cerebro, que es el que regula las emociones. Copia tus gestos sin querer. Por ejemplo, si tú bebes, la otra persona cogerá su vaso inmediatamente después. Iréis acompasados, coordinados en vuestros gestos (es el llamado “rapport”).

 
Siente atracción sexual por ti

Además de todo lo anterior, fíjate también en si:

– Levanta las cejas levemente cuando te ve (sobre todo la primera vez). Es un signo inconsciente de que le gustas.

– Reacciona positivamente si hay contacto físico entre ambos. Tócale sutilmente el antebrazo sin mirar hacia donde le has tocado. Si te vuelve a tocar o se queda quieta, es una señal positiva.

– Extiende la mano y las puntas de sus dedos apuntan hacia ti. Así acorta un poco la distancia, cierra el círculo y te manda la señal de que le interesas y le gustaría tocarte.

– Tiene las pupilas ligeramente dilatadas. Es algo totalmente involuntario y, según estudios de la Universidad de Chicago, no tiene que ver con la luz que haya.

– Evita poner barreras entre los dos (vasos, jarra, bolígrafos…) que entorpezcan la comunicación o el contacto. Si os sentáis juntos, colocará su abrigo y objetos personales en el lado contrario.

– Mantiene las palmas de sus manos hacia arriba. Es un gesto amigable de apertura, sinceridad e incluso vulnerabilidad. Las mujeres suele mostrar las muñecas.

– Tratará de acicalarse, cuidar su ropa, verse impecable. Puede que mese su barba, coloque su corbata y chaqueta o que juegue con su pelo si es mujer.

– Te hace un “escaneo” visual completo. Puedes comprobarlo si cuando te levantas para ir al baño aprovecha para mirarte de arriba abajo.

– Te mira realizando un triángulo: de ojo a ojo, bajando hacia tu boca y subiendo de nuevo a tus ojos. Es el triángulo de la seducción y demuestra que quiere besarte.

– Mantiene la boca levemente semiabierta, humedece sus labios de vez en cuando y en el caso de las mujeres, es probable que retoque su pintalabios o gloss.

– Se acaricia inconsciente mientras habla contigo (el antebrazo, mejilla, barbilla), mandándote la señal de que le gustaría que fueras tú quien le tocara.

– Si juega con los botones de su camisa o chaqueta, no sólo significa que le pones nervioso/a. También un deseo inconsciente de quitarse la ropa.

Está enamorado

Si lo que estás deseando saber es si esa persona está enamorada de ti, no sólo deberás notar todo lo que hemos dicho hasta ahora, sino que además verás que:

– Mantiene el contacto visual más de lo normal, no te quita ojo de encima. Se muestra interesado/a en ti y en todo lo que dices.

– Sonríe relajado/a, con cara tierna y ojos suaves. Su sonrisa tarda un rato en desaparecer. Se le ve feliz de estar contigo, dejarse llevar y disfrutar de tu compañía.

– Contacto espontáneo como coger y acariciar tu mano, acercarte hacia sí, poner su mano en tu espalda o en tu hombro de forma natural…

– Te toca la parte baja de la espalda o el codo para guiarte entre la gente (por ejemplo, en un restaurante), mostrando protección, incluso propiedad.

– Se inclina hacia ti, trata de estar bien cerca para hablarte y escucharte (más cerca que alguien a quien simplemente le caes bien).

– Te besa tierna y apasionadamente, acariciándote y abrazándote, demostrándote lo que siente, que no sólo son ganas de sexo.

– Aprieta fuerte tu mano sin darse cuenta (o incluso a posta), para transmitirte sin palabras que no te quiere soltar y que tiene sentimientos hacia ti.

– Sonríe después de besarte, indicándote que disfruta estando contigo, que realmente le gustas y está feliz.

 

Psst. “A veces los miedos, inseguridades, los nervios y las frustraciones nos pueden llevar a protegernos y tratar de controlar más de la cuenta nuestro cuerpo. Así que tómate estos tips como guía y fíate de lo que te diga tu instinto y tus corazonadas, ¡que a menudo son mucho más válidas de lo que pensamos!”, concluye Espejo.

 

Consulta el Contenido Original

Imagen de Getty Images

loading...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
SALUD
SUBSCRIBETE AHORA
RECETAS
CONSEJOS
ALIMENTACION
NOTICIAS SALUDABLES
ECOLOGICA
Y MUCHO MUCHO MAS!!!