Sabes si Tus lunares son MALIGNOS ó BENIGNOS??? Te decimos como identificarlo…

Los lunares, esas manchitas de color oscuro de forma circular que aparecen en distintas zonas de la piel en el cuerpo son considerados tumores benignos.

Aparecen inesperadamente y asimismo pueden desaparecer. Te explicaremos cuando un lunar puede convertirse en un peligro para tu salud. ¡Sigue leyendo!

LUNARES BENIGNOS Y PELIGROSOS ¿CÓMO DISTINGUIRLOS?

Cuidado de la piel, enfermedades de la piel, lunares, lunares malignos, salud.
Los lunares, esas manchitas de color oscuro de forma circular que aparecen en distintas zonas de la piel en el cuerpo son considerados tumores benignos. Aparecen inesperadamente y asimismo pueden desaparecer.

Estas formaciones en la piel se producen a partir de los melanocitos, es decir, las células que le otorgan pigmentación a nuestra piel. Si bien algunos lunares son congénitos, esto es, se generan durante el mismo desarrollo del embrión, otros en cambio son adquiridos, y aparecen durante la etapa previa a la escolaridad o durante la adolescencia.

¡A estos últimos debemos prestarle atención! Algunos lunares se generan a partir de la acción del sol y pueden originar “melanoma” (lesiones de tipo maligno).
Por esta razón los dermatólogos suelen recomendar revisarlo de forma periódica y acudir a ellos ante cualquier duda.
Sin dudas, la exposición a la luz solar es una de las cosas que merecen nuestro mayor cuidado, ya que cuando es intensa y prolongada puede llegar a producir cáncer. Igualmente debemos evitar la sobre-exposición a solariums y camas solares.

En general existen ciertas características de los lunares que permiten clasificarlos para distinguirlos entre benignos o peligrosos. Veamos cuales son las diferencias entre ambos:

¿CÓMO SABER SI UN LUNAR ES BENIGNO O PELIGROSO?

Los lunares benignos presentan una sola tonalidad o color. Poseen forma oval o circular con bordes de forma y color bien definidos y su tamaño es inferior a 0,60 cm.

Si bien suelen ser planos durante la pubertad, con el paso del tiempo pueden engrosarse y desarrollar vello.
Los lunares peligrosos o que requieren revisión periódica son potencialmente malignos.
En lineas generales, debemos prestar atención a un lunar cuando éste cambia de forma, tamaño o color o presenta bordes difusos o irregulares.

También hay que estar atentos si producen picazón, dolor, o poseen un tamaño más grande de lo normal.

loading...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
SALUD
SUBSCRIBETE AHORA
RECETAS
CONSEJOS
ALIMENTACION
NOTICIAS SALUDABLES
ECOLOGICA
Y MUCHO MUCHO MAS!!!