6 Elementos Claves de una Relación Saludable

6 elementos clave de una relación saludable

 

El respeto y la sinceridad son dos de los pilares básicos de las relaciones. No te olvides de que tu libertad termina allí donde empieza la de los demás

Una relación saludable puede aportar grandes beneficios a tu vida y a la de tu pareja, amigos y familia. Sin embargo, lograr una relación exitosa y sana no es nada sencillo, pues requiere trabajo y esfuerzo.

No importa si se trata de una relación de pareja o de amistad, siempre te encontrarás con retos relacionados con las expectativas que tengas.

Por suerte, existen algunos elementos que te ayudarán a tener una relación saludable con quienes te rodean.

Eso sí, debes entender que esto conlleva un trabajo. ¿Lista? Toma nota de lo siguiente:
1. Toma responsabilidad de tu propia felicidad

El primer paso para crear una relación saludable es hacerte cargo de tu propia felicidad. Siempre debes recordar que nadie debería tener tanto poder como para determinar si eres feliz o infeliz.

Una vida feliz depende de varios factores: tus pasatiempos, tus gustos, tus actividades, tu alimentación, tus sueños y tus retos. Todo esto te dará balance y te hará sentir completamente satisfecho.

Depender por completo de otra persona es el camino correcto para la infelicidad y el desastre emocional. Ni un amigo ni tu familia ni una pareja debe tener tanto poder sobre ti.

 

2. Establece y respeta tus límites
Una persona emocionalmente sana tiene límites y los respeta. Cuando estas personas entran en una relación saludable, lo primero que hacen es dar a conocer y respetar esos límites.

Tener claro los límites que quieres que los demás respeten es crucial porque existe una gran cantidad de factores que pueden influenciarte.

Esto incluye cualquier área de tu vida:

Tiempo que pasas a solas
Gustos y aficiones
Respeto a todas tus relaciones interpersonales
Finanzas
Empleo y familia
Cuando permites que una nueva relación influya en estas, o en cualquier otra área, puedes encontrarte con emociones negativas como frustración y desesperación.
Es importante que hables con tus amigos, familia y pareja para que todos respeten tus límites, y tú los suyos.

Las relaciones en las que no se respetan los límites suelen resultar desgastantes, dañinas y sumamente dolorosas.

 

3. Acepta y respeta los desacuerdos
Pensar que una relación saludable está completamente libre de molestias, enojos y desacuerdos es un total error. Más bien, es todo lo contrario.

Los desacuerdos son algo completamente natural y sano que hará evolucionar y mejorar todas tus relaciones interpersonales.

Cada uno de nosotros tiene sus particularidades por lo que encontrar diferencias es lo más común.

Si quieres crear relaciones saludables debes aprender a respetar cualquier creencia o diferencia, ya sea sobre religión, política, estilo de vida y cualquier otro tema.

Lo importante al momento de encontrar desacuerdos es saber cuándo una discusión tiene sentido y cuándo es mejor no darle demasiada importancia al tema.

Cuando encuentres una situación que realmente merezca tiempo y esfuerzo para solucionarlo, date el tiempo para conversar con esa persona.

Es importante iniciar la conversación con la mente abierta para escuchar el otro punto de vista. Tal vez no logres estar de acuerdo con la otra persona, pero sí debes aceptar y respetar sus ideas.

Lo más importante es evitar forzar la opinión de tu pareja, de tu familiar o de tu amigo para que coincida contigo.

 

4. Comprométete para tener una relación saludable
Cuando se trata de relaciones interpersonales, debes tener claro que no puedes controlar a la otra persona, por lo que comprometerte resulta muy importante.

Cuando te comprometes con tus amigos, familia o pareja les ofreces tu tiempo y atención.

Esto significa que deberás dar apoyo a tus seres queridos cuando lo necesiten y tú recibirás lo mismo.

Todos pasamos por momentos muy felices y otros muy negativos y es muy importante que ambos sean compartidos y respetados.

Piensa que, cuanto más compartas con tus seres queridos, más fuertes y sólidas serán esas relaciones.

 

5. Sé siempre honesto
Mentir es tóxico y todos lo sabemos. La única forma en que puedes lograr una relación saludable es obligándote a ser honesto en todo momento.

Es cierto que hay momentos en los que decir la verdad puede resultar doloroso o difícil, pero es el mejor camino.

Cuando dejas que la otra persona sepa la verdad fomentas una completa seguridad y un vínculo basado en el respeto. Eso sí, ser honesto nunca significa hacer daño a propósito.

 

6. Tomate tiempo para ti mismo
Para tener una relación saludable es importante que te des un tiempo para ti, para cuidarte, para escucharte y para entenderte.

Al menos una vez a la semana debes darte tiempo para hacer algo que te resulte apasionante o que ames.

Al pasar tiempo a solas te das la oportunidad de conocerte a ti misma, de escucharte y de crear recuerdos. Mantener un sentido de la individualidad es imprescindible para que todas tus relaciones se mantengan sanas.

Al inicio hablamos de crear límites, pero esto será complicado si no te conoces realmente. Hay quienes piensan que pasar tiempo a solas demuestra que son infelices pero esto no es cierto.

En realidad, es parte fundamental para crear o descubrir tu identidad.

 

loading...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
SALUD
SUBSCRIBETE AHORA
RECETAS
CONSEJOS
ALIMENTACION
NOTICIAS SALUDABLES
ECOLOGICA
Y MUCHO MUCHO MAS!!!