Alimentos que no comerías si supieras cómo se hacen

Hay alimentos que te apetecen, y mucho. Otros que sabes que no comerías, porque sabes de qué están hechos. Pero algunos de esta lista te sorprenderán:

Zumo de naranja
Sí, rico en vitaminas, y nos encanta. Pero resulta que el zumo de naranja no es tan seguro como dicen, porque el proceso no es rápido y tampoco es que esté bien hecho.. De hecho, se exprime con toda la cáscara, no solo la pulpa, como cuando nosotros hacemos zumo en casa. Y esto, en un principio, no tendría por qué ser peligroso.

El problema es que sí que lo es, si tomamos en cuenta que la cáscara no se lava, y que los naranjos han estado sometidos a fumigaciones y otros elementos químicos que pueden llegar a parar a nuestro vaso de zumo.

Cereales
Si creías que estabas seguro por los cereales envasados, estás muy equivocado. Y es que se utiliza un proceso llamado “extrusión”, que es lo que lo hace un poco desagradable: este proceso elimina la mayoría de los nutrientes de los cereales, y el problema es que además de quitar nutrientes, puede intoxicar los cereales con una gran cantidad de aminoácidos que pueden hacerlos tóxicos.
Y después de este proceso, intentan añadirle más vitaminas, para suplir aquellas que han eliminado. Como si sirviera para algo. En realidad, es coste de economía, puesto que prefieren hacer un proceso mucho más barato, que estar asegurándose de la salud de la gente.

Pulpa de madera
¿Qué hace esto en esta lista? ¿Acaso comemos árboles? Pues aunque no te lo creas, sí. El serrín de la madera se convierte en celulosa, y esto es lo que añaden a algunos alimentos, para hacerlos más cremosos. Por ejemplo, se utiliza también para el queso rallado, para que no se apelmace en la bolsa.
Los alimentos vegetales suelen tener celulosa, y es algo bastante habitual, por lo que no deberíamos alarmarnos.

Extracto de algas
Se usa más de lo que piensas, y además, en unos productos que comemos mucho, sobre todo en verano: los helados. Y es que el extracto de algas es rico en carragenina, que es lo que consigue que los helados tengan esa consistencia. Se supone que en los helados artesanales no suele haber esta sustancia, que en realidad luego no influye para nada en el sabor.
Y aunque no te lo creas, puede llegar a ser bueno, porque aporta muchos nutrientes, como zinc, aminoácidos, magnesio, yodo o algunos oligoelementos. Vamos, que en realidad nos ayuda para estar más sanotes.

Surimi
Seguro que alguna vez lo has comido, y siempre nos han dicho que son palitos de cangrejo, pero nada más lejos de la realidad. También se suele poner en el sushi y en un montón de platos asiáticos. Pero, ¿qué es? En realidad es una pasta de pescado picada, y refinada, a la que se le añaden algunas especias y conservantes para que dure más.
No es nada agradable, porque se hace a presión para filtrar bien la pasta y que no se cuele nada, como espinas, o músculo rojo de los pescados. ¿Lo sigues viendo con los mismos ojos? Nosotros desde luego que no.

Salchichas
Bueno, ya desde pequeños, nos decían que las salchichas se hacían con las sobras y cosas que en ese entonces, no nos importaba, porque estaba muy bueno. Y además, confiábamos tanto en la gente, que no podíamos pensar en un fraude de tales dimensiones. Efectivamente, se suele hacer con pollo, gallina y pavo, aunque también las podemos ver de cerdo y vacas.
Pero la pasta de la salchicha no se hace solo con carne, sino que en un análisis microscópico se encuentran vasos sanguíneos, colágeno, algo de material vegetal (la propia alimentación del animal), nervio, piel o cartílago. Vamos, un todo en uno.

Colorante rojo
Sí, hay cosas que llevan colorante rojo y que están hechas de las cosas que ves en la foto: ¡cochinillas! Suena realmente asqueroso, y dan ganas de tirar toda la despensa a la basura, quemarla, o hacer que la fumiguen. A ver, son totalmente legales y han pasado todos los controles, por lo que en teoría, no deberíamos preocuparnos.
Pero aún así, suena como una abominación. Muchas cosas que tienen aromatizantes de fresa, después utilizan estos colorantes, como los frappucinos de algunas compañías de café. Y encima, el proceso no es tampoco bonito: las alimentan de frutos rojos de cactus, se recogen, las dejan al sol para conservar el calo, y las machacan hasta convertirlas en polvo. Bueno, no te quejarás de que es totalmente natural.

Paté
Habremos visto en algún capítulo de los Simpson, cómo se hace el paté o el foie. Yo desde luego, me acuerdo. Por ejemplo, el foie de hígado de pato, es precisamente eso, hígado de pato. Pero en otros casos, como el paté, que es mucho más barato, no es solo de un único animal, sino que puede haber más.
Y aunque creas que solo hay hígado, también hay descartes de otras partes del cuerpo, lo que lo hace nada apetitoso. Si ya te decimos que usan más tipos de vísceras, es que es para desmayarse. Después de seleccionar la carne, lo que se hace es añadirle otros ingredientes como leche, harina, o conservantes, para que duren más tiempo.

Morcilla
Siempre hemos sabido el origen de la morcilla. Pero también es cierto que algunos lo hemos visto en vivo y en directo en nuestros pueblos, y aún seguimos vivos. No es nada agradable, pero lo diremos. Es embutido hecho a base de sangre de cerdo, con algunos condimentos, hasta que coge la consistencia adecuada: pimientos, cebollas, sal, y el colon del cerdo, ojo.
Vamos, que podríamos decir que es la sangre coagulada. No suena apetecible, pero es un producto típico nuestro. Claro, ¿a quién más se le iba a ocurrir algo así? Ya decían que del cerdo se aprovechaba todo, así que eso es lo que hay. Luego lo hierven, y pasa del color rojo al marrón. Pero en tu mente sigues sabiendo que es sangre de cerdo lo que estás comiendo.

Queso de cerdo
Es desagradable. Nada más verlo, nuestro instinto nos dice que no está bien. No es un derivado lácteo, que es lo que piensan muchos, sino que es el caldo de la carne de la cabeza del cerdo. Se aprovecha el colágeno, que es lo que hace que se cuaje.
Lo más desagradable es que no se suele filtrar bien (ya se sabe, hay que mantener los nutrientes), así que cuando lo masticáis, podéis encontrar pelos o trozos de piel. Maravilloso.

Gelatina
Sí, se dice que es un postre totalmente sano, y confiamos en ello porque simplemente es agua con esos polvos, que creemos que son aromatizantes y saborizantes. Pero hay mucho más aparte de eso. Como se consigue a través de la hidrólisis del colágeno, efectivamente, tiene colágeno, pero de origen bovino y vacuno.
Es decir, nos estamos comiendo piel y descarnes de las cabezas y huesos de estos animales. Sí, antes se lavan, se purifican y pasan por todo un proceso. Pero… ¿estás seguro de que quieres volver a comer esto? Por supuesto, tiene sus ventajas, y previene la osteoporosis y la artrosis.
Fuente: ocio

loading...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
SALUD
SUBSCRIBETE AHORA
RECETAS
CONSEJOS
ALIMENTACION
NOTICIAS SALUDABLES
ECOLOGICA
Y MUCHO MUCHO MAS!!!