10 Trucos Caseros que te Ayudarán a tener unos Talones Suaves

10 trucos caseros que te ayudarán a tener unos talones suaves
El secreto para poder lucir unos talones suaves está en la constancia. Deberemos aplicar estos remedios de forma habitual, hidratar la zona a diario y exfoliar para evitar la formación de durezas
La estética de los talones agrietados sugiere, entre otras cosas, la falta de cuidado de los pies y deshidratación.

Además, puede tener consecuencias en lo que a la salud se refiere. Unos talones suaves dan la sensación de higiene, y pueden ayudarnos a evitar algunos problemas futuros.

El problema de los talones agrietados se caracteriza porque afecta sobre todo a la capa externa de la piel. Las grietas pueden penetrar a través de la dermis y originar un dolor intenso.

Los talones agrietados se forman cuando la piel que rodea los talones se reseca, no se hidrata de forma suficiente y recibe la presión del cuerpo sobre ella.

También hay supuestos en los que este problema se origina por deficiencia de zinc y de ácidos grasos omega 3.
Trucos caseros para conseguir unos talones suaves
Entre los mejores consejos para conseguir talones suaves es utilizar zapatos cerrados y aplicar una crema humectante en los talones.

Si los pies ya se han resecado y hay grietas, existen algunos remedios caseros efectivos:

1. Piedra pómez y baño de los pies
Para tener unos pies suaves, antes de irte a la cama, puedes remojarlos en agua caliente durante 15 a 20 minutos.
A continuación, frota los talones con una piedra pómez, con cuidado de no maltratar las zonas agrietadas.
De esta forma, se irán desprendiendo las células de piel muerta, y lograrás una piel más suave.

Al final hay que enjuagarse los pies y secar. Asimismo, debemos aplicar una crema humectante y ponernos calcetines.
Hay que repetirlo todas las noches.

2. Aceites vegetales saludables
En ocasiones, la falta de hidratación y la sequedad en la piel de los talones es la causa principal del agrietamiento.

El uso de aceites vegetales es un remedio casero, práctico y muy útil para hidratar y evitar esta sequedad.

El aceite de coco o el de oliva son dos buenos remedios hidratantes.
Una vez aplicado el aceite, ponte unos calcetines de algodón para que actúe toda la noche mientras estás durmiendo.
3. Vaselina y jugo de limón
El jugo de limón y la vaselina actúan sobre la piel y ayudan a ablandar las durezas y reducen las grietas.

Para ello hay que sumergir los talones en agua caliente con sal durante 15 o 20 minutos.
A continuación, se secan bien los pies y se impregnan los talones con una mezcla de jugo de limón y vaselina.
Por último, se cubren los pies con calcetines de algodón y se dejan actuar toda la noche.

4. La miel, un suavizante natural
Gracias a sus efectos beneficiosos la miel puede ser un tratamiento con propiedades muy benéficas para la piel, ya que ayuda a hidratar y suavizar de forma eficaz.

Para aprovecharla bastará con mezclar una cucharada de miel en un cubo con agua tibia y sumergir los pies.
5. Tratamiento con parafina
La parafina es una excelente terapia para conseguir unos talones suaves. Es ideal para tratar los talones con grietas que originan dolor y molestias.

Debemos hacer una mezcla de cera de parafina con aceite de coco o de mostaza.
Calentaremos ambos ingredientes a una temperatura soportable y lo aplicaremos sobre el talón.
Posteriormente, nos pondremos unos calcetines y dejaremso que actúe toda la noche.
6. Exfoliante de harina de arroz
Exfoliante de harina de arroz
Hay que preparar una combinación con 2 o 3 cucharadas de harina de arroz, vinagre de miel y sidra de manzana.
Remojaremos los pies en agua tibia para ablandar las durezas y, a continuación, aplicaremos esta mezcla exfoliante con masajes circulares.
7. Exfoliante de avena
La avena es otro producto natural con efectos muy beneficiosos para la piel de los talones. Además de ablandar las durezas, ayuda a que el pie tenga más estética.

Para aprovechar sus propiedades deberemos mezclar unas cucharadas de avena en polvo con aceite de jojoba.
Aplicaremos la mezcla en la zona afectada, con masajes circulares, y la dejaremos actuar durante 10 minutos.
8. Mezcla de yogur y miel
Otro de los grandes remedios caseros contra las grietas en los talones es una pasta hecha con yogur y miel.

Ingredientes
1 yogur (125 g)
1 cucharada de miel (25 g)

Preparación
Combina el yogur con la miel y aplica la mezcla sobre las durezas de los talones.
Para obtener mejores resultados deberemos repetir este proceso cada noche.
Visita este artículo: 9 antiguos remedios de belleza que todavía son efectivos

9. Mezcla de bicarbonato sódico con avena
También se pueden conseguir unos talones suaves si elaboramos una pasta con bicarbonato sódico y avena, y la aplicamos sobre las zonas afectadas.

10. Aceite de ricino
El aceite ricino puede ser de gran utilidad para mejorar la apariencia de las grietas, pero debemos tener cuidado de que no haya heridas abiertas.

Impregnaremos una toallita o gasa con aceite de ricino, la colocaremos en la parte reseca y la sujetaremos con esparadrapo.

loading...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
SALUD
SUBSCRIBETE AHORA
RECETAS
CONSEJOS
ALIMENTACION
NOTICIAS SALUDABLES
ECOLOGICA
Y MUCHO MUCHO MAS!!!