¿Cómo quemar la grasa corporal en muslos y caderas?

Cómo quemar la grasa corporal en muslos y caderas

Las zonas rebeldes donde se acumula la grasa son, por lo general, caderas, cintura y muslos en las mujeres, y el abdomen, en los hombres. La mayoría de las personas tiende a retener grasa en estas zonas, y aunque no se puede afinar estas áreas exclusivamente, el ejercicio de las caderas y los muslos reduce la grasa total del cuerpo.
Combina el entrenamiento de fuerza de la parte inferior del cuerpo con ejercicio cardiovascular para optimizar tus caderas y muslos, y ve los resultados en poco tiempo.

5 aspectos fundamentales para reducir la grasa acumulada en caderas y muslos

Lo correcto es lograr que el metabolismo aeróbico utilice el tejido graso acumulado como energía.

Esa actividad aeróbica deberá tener una duración mínima de 30 minutos por sesión.

No basta con incrementar el consumo energético, es necesario cuidar lo que comemos para permitir a nuestro organismo quemar las reservas de grasa que tenemos.

Incluye ciertos alimentos a tu dieta, como el té verde, el ajo y el jengibre, entre otros, que aumentan el metabolismo muy ligeramente.

Trata de beber dos litros de agua por día en invierno y hasta tres durante los meses de verano, sin importar que tengas sed o no. El líquido te servirá para reducir la retención y para disolver las grasas y la celulitis, que afecta principalmente estas zonas del cuerpo.

Cómo quemar la grasa corporal en muslos y cadera

Elongación de pierna

Las elongaciones de piernas son uno de los ejercicios más básicos para ayudar a la firmeza de caderas y muslos. Hay varios tipos, como las estocadas laterales y las estocadas saltando, cada una de las cuales tonifica el cuerpo inferior.

Comienza de pie, con ambos pies separados al ancho de las caderas. Da un paso con el pie derecho hacia adelante, doblando la rodilla derecha hasta que esté en un ángulo de 90 grados, y lleva la rodilla izquierda a tocar suavemente el suelo.

Usando la fuerza de los cuádriceps y los glúteos, impúlsate con el pie derecho y vuelve a pararte antes de repetir la elongación en la pierna izquierda.

Pasos con mancuernas

Los pasos con mancuernas tonifican las caderas y los muslos, al mismo tiempo que aumentan tu ritmo cardíaco para que puedas quemar más calorías y grasa durante el ejercicio.

Comienza con una pesa en cada mano y pon un cajón o una caja de step frente a ti. Si estás en casa, o el gimnasio no tiene el equipo adecuado, solo tienes que utilizar una escalera o una silla cuyo asiento esté sobre el nivel de la rodilla.

Involucra a los abdominales para mantenerte estable y da un paso con el pie derecho sobre el escalón.

Sostente aquí durante una respiración profunda y luego baja con el pie derecho.

Repite el paso en el lado derecho antes de pasar al paso con mancuernas con la pierna izquierda.

Sentadilla frontal con mancuernas

Las sentadillas con mancuernas dan tono a los cuádriceps, glúteos e isquiotibiales. Estas sentadillas también fortalecen el torso.

Comienza de pie con una mancuerna en cada mano y los pies separados al ancho de la cadera.

Mantén los brazos estirados y comienza a doblar las rodillas hasta que formen un ángulo de 90 grados y las mancuernas toquen suavemente o descansen justo encima de él.

Cuando te pongas en cuclillas, mete el coxis hacia atrás para permitir que el pecho se levante y la columna permanezca alineada.

Vuelve a la posición inicial y repite tu posición de sentadilla frontal con mancuernas.

Levantamientos de cadera supinos

Los levantamientos de cadera supinos se hacen mientras estás acostado sobre tu espalda, y movilizan los músculos de los glúteos, isquiotibiales, cuádriceps y la parte inferior de la espalda.

Acuéstate en el suelo con las rodillas flexionadas y los tobillos alineados debajo de tus rodillas.

Camina acercando los talones a los glúteos y luego planta las palmas y los omóplatos en el suelo.

A medida que inhalas, levanta las caderas hacia el cielo, con la participación de los abdominales y los glúteos para evitar que tu espalda baja se sobrecargue y toda la columna esté en una sola línea.

Sostente aquí un par de respiraciones antes de bajar lentamente y controlado a medida que exhalas.

Repite la posición supina con los dos pies hacia abajo; a continuación, añade más intensidad al levantar una pierna en el aire y alternar entre estos dos tipos.

loading...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
SALUD
SUBSCRIBETE AHORA
RECETAS
CONSEJOS
ALIMENTACION
NOTICIAS SALUDABLES
ECOLOGICA
Y MUCHO MUCHO MAS!!!