El cáncer no se curará hasta que entendamos esto! Somos lo que comemos!

Leo en internet una entrevista al Dr. Baselga, jefe de Servicio de Oncología del Sloan Kettering de Nueva York. En ella dice que “Las cifras del cáncer son bestiales y no van a bajar” y también afirma que siempre habrá cáncer, que no podremos hacer que desaparezca.

Y sí, estoy de acuerdo con el Dr. Baselga: el cáncer NO se va a curar nunca. Siempre habrá personas que mueran a causa de esta enfermedad.

Sin embargo, el Dr. Baselga no menciona en su entrevista que morirían menos personas de cáncer y las que lo padecen sufrirían menos si todos entendiéramos estas dos cosas:

El poder de la alimentación: somos lo que comemos. “Que tu alimento sea tu medicina y que tu única medicina sea tu alimento” es una frase que acuñó Hipócrates de Cos, uno de los primeros médicos de los que tenemos constancia, cuándo no existían las medicinas tal y como las conocemos hoy en día. Existe abundante evidencia científica que relaciona la dieta con una mayor incidencia del cáncer. Ciertos cambios en nuestra alimentación nos ayudarían a prevenir la enfermedad. Y una vez esta ya está diagnosticada, una alimentación adecuada a su estado de salud ayudaría a los pacientes a mejorar su calidad de vida. Además, si tenemos en cuenta que el paciente oncológico es una persona que recibe como medicina un veneno (la quimioterapia), y que su organismo necesita ciertos nutrientes para disminuir sus efectos secundarios, llevar una alimentación rica en nutrientes se hace indispensable.

¿Y cuáles son estos nutrientes?
Pues el Omega 3 para proteger las mucosas, tanto las de la boca, como el esófago, la tráquea, el intestino delgado y el colon, además de ser antiinflamatorio y hormono regulador.

La flora intestinal para repoblar nuestro intestino y disminuir las diarreas o el estreñimiento, ayudar a reparar los daños causados por la quimioterapia y facilitar una correcta asimilación de los nutrientes que ingerimos con la alimentación.

Vitaminas del grupo B, para mantener en forma a nuestro sistema nervioso.
Glicanos, para garantizar una correcta comunicación celular y una óptima función de sistema inmune y que nuestros macrófagos puedan detectar dónde están las células cancerígenas para ir a eliminarlas.
Aminoácidos de calidad, como proteínas para evitar la caquexia (pérdida de peso). Y un largo etcétera de nutrientes que contribuirán a que las células de nuestro organismo funcionen correctamente. Nutrientes que se encuentran en una alimentación adecuada a la situación que viven los pacientes oncológicos. Nutrientes que contienen las dietas alcalinas, macrobióticas, o cetogénicas y que dotan a nuestro organismo de un apoyo extra para recuperar la salud. Por eso el “coma lo que usted quiera” no es una recomendación médica. Es una recomendación suicida. Una recomendación que puede ayudar a la enfermedad a ganar terreno, a expandirse, y a llevársenos al otro barrio con los pies por delante.

El poder de las emociones: somos lo que sentimos. ¿Quién no ha sentido como el corazón le daba el vuelco cuando sonaba el teléfono? ¿Quién no se ha sentido morir cuándo le han dado una mala noticia? ¿A quién no le han dicho aquello de “no te hagas mala sangre” cuándo se enfadó por algo que le había pasado? ¿Quién no ha tenido una diarrea o un estreñimiento en épocas de mucho estrés? Todo esto demuestra que somos seres emocionales, seres sintientes.

Diferentes estudios han probado la relación directa entre el estrés y el envejecimiento celular, además de relacionar el estrés emocional con un deficiente funcionamiento del sistema inmunitario. Y, a su vez, se ha demostrado como el sistema inmune puede detectar y eliminar las células cancerígenas. De ahí que sea de vital importancia que el paciente oncológico pueda encontrar la paz durante el proceso de su enfermedad. Y cuando hablo de encontrar la paz me refiero a recuperar la estabilidad emocional, es decir: estar emocionalmente tranquilo. Esta paz la puede encontrar desde sentirse arropado por el personal sanitario que lo atiende hasta sentirse arropado por su familia, pasando por el yoga, la meditación, la acupuntura, la homeopatía o la arte-terapia.

Pero mientras nos vayan poniendo fecha de caducidad como si fuéramos yogures “señor, le quedan seis meses de vida”; o nos digan aquello de “haremos lo que podamos” no se contribuirá a que la familia ni el paciente estén tranquilos. Hay que tener en cuenta que una buena relación médico paciente es vital para que el paciente esté tranquilo y se sienta en buenas manos sea cuál sea el diagnóstico. Y también debemos ser conscientes de que, a veces, las relaciones personales de los pacientes con su entorno más cercano no son todo lo pacíficas que deberían ser. La enfermedad es una oportunidad para limar asperezas y perdonar rencillas en pos del bienestar el paciente.

Cuándo entendamos estas dos cosas, cuando seamos conscientes de que lo que ingerimos por vía oral contribuye conservar y a mejorar nuestra salud, y cuando seamos conscientes de que lo que sentimos (todas y cada una de nuestras emociones) tienen un impacto directo sobre nuestra salud. Será entonces nos acercaremos a un descenso del diagnóstico de los casos de cáncer y a un incremento de los casos de curación del cáncer.

Solo entonces. No antes. Por más avances en quimioterapia o inmunoterapia. Por más que se perfeccione la radioterapia. Si no entendemos que la alimentación nos ayuda a evitar los efectos secundarios mortales (como cardiopatías, infecciones sistémicas, muertes por deshidratación, etc que causan los tratamientos convencionales) ni como una correcta gestión de las emociones nos ayudan a seguir vivos seguiremos muriendo de cáncer por doquier.

PD: Pero no me mal interpretéis: no es mi objetivo culpar a nadie ni hacer que nadie se sienta culpable por sufrir un cáncer. No podemos cambiar lo que hemos comido ni lo que hemos sentido y que nos ha hecho enfermar. Lo hecho, hecho está. Pero con esta consciencia del impacto que tiene la alimentación y las emociones en nuestra salud si podemos cambiar lo que comemos y como sentimos, como reaccionamos a lo que nos pasa de hoy en adelante.

loading...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
SALUD
SUBSCRIBETE AHORA
RECETAS
CONSEJOS
ALIMENTACION
NOTICIAS SALUDABLES
ECOLOGICA
Y MUCHO MUCHO MAS!!!