¡No te rindas! Cómo superar los momentos difíciles

¡No te rindas! Cómo superar los momentos difíciles

Los días difíciles tienen cura. No hace falta ser un genio, o contar con algún tipo de doctorado en la vida (si es que alguien tiene ese título) para saber que no todos los días uno puede estar de buen humor. No hay tal “felizología”.

Yo trato de ver siempre la vida y sus complicaciones con la mejor actitud posible, porque así se puede aspirar a ser feliz, que, a como yo lo veo, no es un objetivo sino más bien una actitud del día tras día.

Pero, ¿qué hacer cuando de plano todo parece estar en contra nuestra? Si intentas y no sale, si te dan la espalda o te encuentras extraviado, por unos momentos el camino parece totalmente perdido. Ante este tipo de situaciones, claro, lo mejor es acercarse a la familia: un ser querido es el mejor antidepresivo que pueda existir, aunque quizá te haga falta algo más.

Mi madre, entre muchas cosas que siempre le he admirado y le admiraré, buscó siempre apoyarme en esos días malos. En una de esas veces me ayudó a recordar unas sabias palabras, en este caso del poeta uruguayo Mario Benedetti, que si bien, como todas las personas, goza del apoyo de algunos y de la desatención de otros.

No te rindas

“No te rindas, aun estás a tiempo de alcanzar y comenzar de nuevo, de aceptar tus sombras, enterrar tus miedos, liberar el lastre, retomar el vuelo”.

“No te rindas que la vida es eso, continuar el viaje, perseguir tus sueños, destrabar el tiempo, correr los escombros y destapar el cielo”.

“No te rindas, por favor no cedas, aunque el frío queme, aunque el miedo muerda, aunque el sol se esconda y se calle el viento. Aún hay fuego en tu alma, aún hay vida en tus sueños, porque la vida es tuya y tuyo también el deseo, porque lo has querido y porque te quiero”.

“Porque existe el vino y el amor, es cierto, porque no hay heridas que no cure el tiempo, abrir las puertas, quitar los cerrojos, abandonar las murallas que te protegieron”.

“Vivir la vida y aceptar el reto, recuperar la risa, ensayar el canto, bajar la guardia y extender las manos, desplegar las alas e intentar de nuevo, celebrar la vida y retomar los cielos”.

“No te rindas, por favor no cedas, aunque el frío queme, aunque el miedo muerda, aunque el sol se ponga y se calle el viento. Aún hay fuego en tu alma, aún hay vida en tus sueños, porque cada día es un comienzo, porque esta es la hora y el mejor momento, porque no estás sola, porque yo te quiero”.

¿El día de hoy pensaste en rendirte? Desde estas líneas quiero decirte que no es el momento, ni el tiempo ni la forma, mucho menos con la belleza de la vida que hoy por todas partes, como en estas letras de Benedetti.

loading...

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
SALUD
SUBSCRIBETE AHORA
RECETAS
CONSEJOS
ALIMENTACION
NOTICIAS SALUDABLES
ECOLOGICA
Y MUCHO MUCHO MAS!!!