Tratamientos Naturales para Colesterol Elevado

El colesterol es un lípido (grasa) que debe estar presente en el cuerpo para su correcto funcionamiento. El problema es cuando el nivel es superior al normal, ya que puede ocasionar problemas cerebrovasculares, cardíacos, y otros, debido a que se forma la llamada placa, que se adhiere a las arterias. Esta acumulación reduce la abertura de ellas, y en los casos más graves las obstruye por completo, por lo que se deben tomar medidas como visitar regularmente al médico, adoptar hábitos de alimentación saludable y, ¿porqué no? algunos tratamientos naturales para el colesterol elevado.

 

En términos generales no hay síntomas que indiquen un aumento en los niveles de colesterol, pero se ha visto que un buen indicador puede ser la medida del contorno de la cintura, que en los hombres debe ser menor a 90 cm y 80 en las mujeres.

El tipo de alimentación, el exceso de peso y el sedentarismo son las principales causas del colesterol elevado, además por supuesto, de los factores genéticos. La mejor forma de detectarlo es mediante sencillos análisis de sangre.

Mediante un régimen y tratamientos naturales para el colesterol elevado es posible reducir estos niveles a valores normales, pero es necesario también descartar otras enfermedades que puedan estar causando este problema, como son:

 

Algunos medicamentos contra la depresión.
Padecer diabetes.
Algunos problemas de tiroides.
Embarazo o algunos problemas hormonales
Algunos padecimientos renales.

 

Por estos motivos, los médicos frecuentemente ordenan exámenes de glucosa y tiroides antes de indicar un tratamiento. Además, generalmente se ordena primero un cambio de hábitos alimenticios, programas de ejercicio, etc. antes de ordenar un tratamiento con fármacos, y es aquí, precisamente en este punto donde los tratamientos naturales para el colesterol pueden resultar de gran ayuda.

Entre los más populares podemos mencionar:
Licuar 2 manzanas con todo y piel, junto con 3 cucharadas de avena y dos de linaza y beberlo en ayunas.
Dieta baja en grasas de origen animal y grasas saturadas (grasas vegetales sólidas) Los aceites vegetales muy recalentados se saturan y se convierten en dañinos.
Consumir alimentos ricos en fibra vegetal, como cereales integrales, frutas y vegetales de preferencia con cáscara. Además de otros cereales, incluir avena.
Reducir el consumo de carnes rojas e incrementar el de pescado. También pollo y/o pavo sin piel ni grasa. En el caso del cerdo, únicamente se recomienda comer el lomo.
Evitar frituras y rebozados.
Tomar 2 o 3 cucharaditas de aceite de oliva diariamente.
Consumir un máximo de 4 huevos a la semana, pero solamente una yema al día.

 

Sean los que sean los remedios empleados, sin una dieta sana y ejercicio regular, no hay tratamientos naturales que funcionen, ni medicamentos infalibles.

loading...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
SALUD
SUBSCRIBETE AHORA
RECETAS
CONSEJOS
ALIMENTACION
NOTICIAS SALUDABLES
ECOLOGICA
Y MUCHO MUCHO MAS!!!