15 pasos para aceptarme a mí misma

15 pasos para aprender a amarme y aceptarme tal como soy. Tengo que abrazar a la mujer que soy, amarme, valorarme y respetarme. Debo dejar atrás mis miedos e inseguridades, yo soy mujer, soy especial, podré hacerlo.

 

15 pasos para aceptarme y amarme a mí misma
Quiero abrazar a la mujer que soy, amarme, valorarme y respetarme. No quiero dar importancia a lo que los demás digan u opinen de mí, primero he de complacerme a mí misma y aceptarme tal como soy.
Quiero y debo enfrentarme a mis miedos, pedir ayuda cuando la necesite, porque sé que aunque me valgo por mí misma y soy plenamente autosuficiente, siempre vendrá bien una mano amiga, un hombro en el que poder descansar.
Tengo que empezar a tomar mis propias decisiones y elecciones; puede que me equivoque muchas veces, pero sólo así podré aprender.
Necesito amarme mucho para aceptar aquello que no me gusta de mí y cambiarlo. Por ello necesito también empezar conocer bien tanto mis derechos como mis obligaciones.
Debo aprender a mimar mi cuerpo y corazón, debo cuidar de mí misma, hablar con mi yo interno para poder tomar las decisiones correctas.
Me propongo tener buenas relaciones con todos lo que me rodean, ser una persona con metas claras y definidas, saber dar luz por mi paso en esta vida.
Soy mujer y eso me da el derecho a ser libre, cambiar todo aquello que no me gusta, y ser feliz. No porque lo dicen los libros, sino porque lo digo yo, por mí propio bien. Necesito ser una sola en cuerpo y alma para lograr el equilibrio en mi persona.
Debo ser consecuente con lo que hago o digo, hacerme respetar en mi trabajo y en mi casa. Se me debe valorar por todo lo que hago. He de conocer e imponer mis propios límites para no tropezar en la vida y saber decir NO. Que lo que yo diga o haga no sea por sentirme obligada, sino porque sale de mí misma hacerlo así.
Soy una mujer que debe aceptar desafíos, ser una mujer honorable y decir cuando no estoy de acuerdo con los que me rodean. No tengo miedo a mis palabras, porque sabré ser mesurada y respetuosa, confiando que si respeto a los demás también me ganaré su respeto.
Tengo que decir adiós a mis viejas heridas y sanarlas para recibir lo que la vida me tiene reservada. Si alguien se fue de mi vida, no debo considerarlo como mala suerte sino como un avance en mi vida por la cual todo lo que no sea bueno para mí será apartado y así poder decirle adiós al pasado.
Desde ahora voy a planear mi vida y mi futuro con la convicción de que merezco lo mejor, valoraré mi intuición y actuaré con sabiduría para distinguir lo bueno de lo malo y hacer lo correcto.
Viviré la vida en forma plena y feliz, sabiendo que nunca habrá quien piense de igual forma a mí y aceptándolo así. Sólo así tratando de ser lo mejor, voy a recibir lo mismo.
Buscaré entablar relaciones sanas, que al mirar a quien yo esté entregando mi corazón pueda yo saber sin dudar esa es la persona que me complementa y que necesito.
Ya no tendré dudas en mi corazón, cuando el corazón hable sabré escucharle y eso me hará una mujer sabia que no volverá a caminar por el sendero de la amargura.
Caminaré con una sonrisa en mi rostro y con una buena actitud, pero sobretodo, con la seguridad de que soy una mujer muy valiosa.

loading...

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Close
Estamos en la misión de compartir lo más saludable, importante y mejor de la web.
Únete a la tribu de Lógica Ecológica dandole click a Me Gusta, ¡ya somos miles!