CROQUETAS VEGANAS DE CALABACÍN Y QUESO: ALTO EN Fósforo, el Potasio, Magnesio y Calcio

El calabacín, también llamado zucchini, está compuesto de un 95% de agua. Este alimento no tiene ningún contenido calórico, por este motivo es altamente benéfico para el organismo.

 

Kolokythokeftedes (Zucchini and Feta Balls) 1 500

 

En estudios realizados con este producto, se ha demostrado que 100g, de calabacín sólo aportan 15g, de calorías, pero en cambio contiene una muy buena cantidad de minerales y oligoelementos, también contiene el fósforo, el potasio, el magnesio y el calcio

 

INGREDIENTES:

 

150 gr de calabacín
75 gr de queso 
150 gr de harina Integral
600 ml de leche de almendras
Aceite de oliva virgen extra
Pan rallado Integral
Sal, ajo en polvo y perejil
PREPARACIÓN:

 

Comenzamos lavando y cortando el calabacín. Si os gusta en cachitos muy pequeño podéis pasarlo por la picadura como hago yo, si no, en daditos. Ponemos al fuego con aceite de oliva y cuando empiece a ponerse blando, vamos añadiendo poco a poco harina. Dejamos hacerse un par de minutos y comenzamos con la leche de almendras manteniendo a fuego lento.

 

Agregamos poco a poco según la vaya absorbiendo y removiendo bien para que no queden grumos. Si veis que se os han formado ya y no conseguís deshacerlos, podéis ayudaros de una batidora de brazo. Una vez tengamos la masa homogénea, añadimos el queso que previamente habremos rallado para que se funda y se integre. Después probamos y añadimos sal al gusto.

 

Retiramos del fuego y ponemos la masa en un plato extendida para que enfríe bien. Cuando ya esté templada podemos meter a la nevera un par de horas para que coja más firmeza.

 

Ya sólo queda hacer las bolitas y rebozar. Para el rebozado yo usé pan rallado al que añadí un poco de ajo en polvo y perejil. Para humedecerlas usé un poco de leche de almendras. Las freímos con abundante aceite y echándolas cuando esté bien caliente. Dejamos hasta que estén bien doradas ¡y a disfrutarlas!

 

Consejo: si queréis un rebozado más crujiente, podéis rebozarlas dos veces y así conseguiréis que el rebozado sea más consistente. Otro truco para freírlas si os quedan demasiado blandas es congelarlas antes de freír.

 

¡Qué aproveche!

loading...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
SALUD
SUBSCRIBETE AHORA
RECETAS
CONSEJOS
ALIMENTACION
NOTICIAS SALUDABLES
ECOLOGICA
Y MUCHO MUCHO MAS!!!