¿Qué es y cómo se identifica el cáncer cerebral?

Tú mismo(a) conoces tu cuerpo y sabes cuando algo te molesta, sólo que muchas veces puedes quitarle importancia a los dolores cuando en realidad surgen para llamarte la atención. El dolor de cabeza, por ejemplo, puede indicar la presencia de un tumor en el cerebro. Para que puedas reconocer sus síntomas y actuar con rapidez, aquí te contamos de qué se trata el cáncer cerebral y cuándo es necesario buscar ayuda profesional.

El cáncer. La sola mención de esta palabra en la consulta puede dejarte helado(a), angustiado(a) y preocupado(a). El cáncer quizás sea uno de los problemas de salud que más temores genera. Se produce cuando crecen células anormales malignas, que pueden formarse en cualquier parte del cuerpo, incluyendo el cerebro. En este último caso se habla de cáncer cerebral o cáncer del cerebro.

Por otro lado, ten en cuenta que se puede hablar de un tumor cerebral o un tumor en el cerebro en general, y esta denominación puede corresponder a una condición en la cual se forman células que no son malignas o cancerosas. O sea, hay tumores cerebrales benignos, que si bien no se diseminan a otras partes del cuerpo como el cáncer, por el tipo de células, en algunos casos, también pueden provocar problemas en el cerebro porque por su crecimiento pueden presionar los tejidos a su alrededor. Generalmente no se vuelven malignos, aunque ocasionalmente puede suceder, pero es necesario detectarlos y que estén bajo supervisión médica.

El cerebro es el órgano más importante del cuerpo, ya que no sólo controla los cinco sentidos (gusto, tacto, olfato, vista y oído), sino también la capacidad de hablar y moverse. Está protegido por el cráneo y una membrana especial llamada duramadre, y está compuesto por diferentes tipos de células, como las neuronas, que son las que nos permiten pensar y desarrollar cualquier actividad cerebral, y las llamadas células gliares, que ayudan a cuidar a las neuronas.

Los tumores cerebrales (benignos, que no contienen células cancerosas, o malignos, que es el cáncer cerebral) puede ser de distintos tipos, obtienen su nombre de acuerdo al tipo de células de donde provienen o a la parte del cerebro de donde empezaron, por ejemplo: glioma (empezó en las células gliares), meningioma (empieza en las meninges), y  meduloblastoma (empieza en el cerebelo, también se le llama tumor primitivo neuroectodermal). La lista es muy larga. Estos son sólo unos cuántos ejemplos.

Cuando el cáncer cerebral comienza en el cerebro mismo, se denomina cáncer cerebral primario. Cuando el cáncer comienza en otra parte del cuerpo y después pasa al cerebro se dice que es uncáncer cerebral metastásico. En ambos casos las células crecen rápidamente y se esparcen por toda la cabeza (y generalmente se quedan allí, no pasan del cerebro a otras partes del cuerpo).

Por el momento, no se conocen las causas que pueden causar el cáncer en el cerebro. Se cree que puede haber varios factores ligados a la enfermedad y se sabe que recibir radiación en el cerebro, que ciertas condiciones hereditarias y tener infecciones por VIH (SIDA) aumentan la posibilidad de desarrollar cáncer cerebral.

En cuanto a los síntomas, el cáncer del cerebro puede causar una variedad de ellos, entre los más frecuentes están:

Dolor de cabeza en las mañanas o dolor de cabeza que desaparece después de vomitar, o cambio en el patrón de los dolores de cabeza.
Náusea y vómitos frecuentes.
Cambios en la capacidad para hablar, para escuchar o con la vista.
Problemas de equilibrio o al caminar.
Debilidad en un lado del cuerpo.
Problemas con el pensamiento o la memoria y para entender.
Espasmos musculares y debilidad en algunas partes del cuerpo.
Entumecimiento (hormigueo) o debilidad en los brazos o en las piernas.
Somnolencia que no es habitual.
Cambios en la personalidad o en el comportamiento.
Convulsiones.
Si tienes estos síntomas, es importante que consultes a un médico lo antes posible para que se establezca el diagnóstico. Si se sospecha un tumor o un cáncer cerebral será necesario que te hagan algunos exámenes incluyendo radiografías que pueden ser una tomografía computarizada (CAT-Scans) y/o un estudio de resonancia magnética (MRI), entre otros. En algunos casos es necesario hacer una biopsia.

Con respecto al tratamiento de estos tumores, en algunos casos se recomienda hacer una operación para extirparlos (sacarlos). Esto depende del lugar en donde se encuentra el tumor, de su tamaño y de otros factores. A veces, aunque lo ideal sería sacar el tumor, esto no es posible debido a que la zona del cerebro en la que se encuentra hace que la cirugía sea muy riesgosa o imposible. En otras ocasiones, el médico puede indicar que el tratamiento con radiación y/o quimioterapia para el tratamiento podría ser más indicado, o podría recomendar una combinación de ambos.

El tratamiento y el pronóstico dependerán del tipo del cáncer del que se trate y del estado de salud general de cada persona. Los nuevos avances científicos en la medicina han mejorado las posibilidades de eliminar estos tumores y permiten que quienes padecen de cáncer del cerebro puedan recuperarse. Desde luego siempre es importante preguntar acerca de todas las opciones en cuanto al tratamiento y, si tienes dudas, que pidas una segunda opinión para tomar tu decisión en cuanto a qué tratamiento seguir.

loading...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
SALUD
SUBSCRIBETE AHORA
RECETAS
CONSEJOS
ALIMENTACION
NOTICIAS SALUDABLES
ECOLOGICA
Y MUCHO MUCHO MAS!!!