Agrotóxicos, el veneno en la sangre: “Estoy perdiendo la vida”

Fue fumigador y hoy sufre las consecuencias de los potentes químicos. “Hemos condenado la vida de las generaciones venideras”

 https://youtu.be/EBF7EhYClcg

La aplicación de agrotóxicos en Entre Ríos genera graves consecuencias en la salud humana. Junto a la denuncias de agrupaciones ambientalistas por las escuelas fumigadas, hay casos testigos del daño de los químicos. Uno de ellos es Fabián Tomasi, un exfumigador rural de Basavilbaso que sufre polineuropatía tóxica severa. Tras la emisión del informe especial del Nueve, Fabián contó cómo es ser una víctima de los potentes químicos: “Estoy perdiendo la vida”, aseguró.

Me envenenaron y me metieron en una prisión domiciliaria. Mi vida transcurre en mi casa. Me jubilé por incapacidad y me detectaron polineuropatía tóxica severa, la ‘enfermedad del zapatero’, es aspirar los solventes que traen las sustancias, que son todas similares y afectan el sistema nervioso periférico”, dijo y agregó: “Ahora también me está afectando la conciencia; no sabía que el veneno modificaba el ser consciente”.

Su hermano también sufrió las consecuencias de estar expuesto a las fumigaciones: “Mi hermano falleció. Quedó con enfermedad motriz y tuvo celiaquía, por acción de los quimícos”, contó.Fabián Tomassi

Fabián utiliza su historia para mostrar un ejemplo al mundo de que el modelo de producción agropecuaria actual necesita ser modificado. En ese sentido, explicó que esta situación “sólo puede suceder en una sociedad de necios; ellos hacen y deshacen por la plata”. “Estoy totalmente convencido de que el daño ocasionado es imposible de evitar; hemos condenado la vida de nuestras generaciones venideras por solamente hacer de esto un negocio“, sostuvo. Sus principales críticas están dirigidas a “la complicidad del Estado, la Justicia, gran parte de la medicina”.

“Tendríamos que poder ofrecer, en mi caso el dolor corporal, para que entiendan por qué es mi rechazo absoluto a esta matanza que está generando la multinacional Monsanto y todo sus consecuentes que ganan dinero con esto; son sustancias diseñadas en laboratorios para matar, si no lo hacen no sirven”, sentenció. En ese sentido, explicó de qué manera funcionan los agrotóxicos que se aplican en los campos entrerrianos para eliminar las malezas: “Tenemos una igualdad genética con los vegetales de casi un 70%… Explíquenme cómo hacemos para que esas sustancias distingan entre el pasto y un humano”, enfatizó.

Por último, Fabián expresó nuevamente sus argumentos por los que la sociedad actual y el modo de producir alimentos debería ser cambiado. “No creo en un progreso que sacrifique a tantos seres involuntarios. No sólo hay que pedir que paren de fumigar en las escuelas, sino que dejen de fumigar. Creo que estoy en la misma pelea que muchos, estoy totalmente convencido de que el daño ocasionado es imposible de evitar. No sé cuanto tiempo tendrá que pasar”, finalizó.

loading...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
SALUD
SUBSCRIBETE AHORA
RECETAS
CONSEJOS
ALIMENTACION
NOTICIAS SALUDABLES
ECOLOGICA
Y MUCHO MUCHO MAS!!!