Depresión post-parto, problema que debe atenderse | La Crónica de Hoy
La madre experimenta una enorme culpabilidad al no sentirse feliz

Expertos alertan que entre el 50% y el 80% de mujeres con depresión post-parto en el país no buscan tratamiento, debido a falta de recursos económicos, miedo al estigma, no saber dónde conseguir la ayuda o desconocimiento de la enfermedad.

De no ser atendidos a tiempo, los riesgos de pasar por alto estos padecimientos son graves; las madres pueden incurrir en consumo de sustancias, mala alimentación, falta de cuidados prenatales y postnatales, falta de cuidados hacia el bebé, nacimiento prematuro del infante, y en raros casos, abandono del niño, filicidio o suicidio.

Muchas mujeres sienten melancolía o tristeza después de haber dado a luz. Pueden sentir cambios en el estado de ánimo, sentirse ansiosas o abrumadas, sufrir crisis de llanto, pérdida de apetito o dificultad para dormir. Pero esto, generalmente, desaparece en unos días o una semana y los síntomas no son graves ni necesitan tratamiento.

Sin embargo, los síntomas de la depresión post-parto duran más tiempo y son más graves. La nueva mamá puede sentirse desesperanzada e inútil y puede perder interés por el bebé. También, puede sentir deseos de lastimarse o lastimar a su hijo recién nacido. Muy pocas veces, estas nuevas mamás desarrollan algo más serio. Cuando es así, tienen alucinaciones o tratan de hacerse daño o hacer daño a su bebé. En este caso, necesitan tratamiento urgente, generalmente en un hospital.

La depresión post-parto puede comenzar en cualquier momento dentro del primer año de haber dado a luz. La causa se desconoce pero puede ser que los cambios hormonales y físicos después del parto, el estrés de cuidar a un bebé y el desapego de algunas parejas, jueguen un papel importante. Las mujeres que ya sufrían de depresión, presentan un riesgo mayor.

Otra consecuencia grave de la depresión post-parto es que la falta de apego de la madre puede generar problemas en el desarrollo cognitivo o emocional del niño; estudios en Francia y Canadá han encontrado que este riesgo aumenta en un 1.18%.

Un estudio realizado por la Doctora María Asunción Lara, Jefa del Departamento de Modelos de Intervención del Instituto Nacional de Psiquiatría Ramón de la Fuente Muñiz, constató que el 9% de las mujeres en México presentan depresión en el embarazo, 13.8% depresión tras semanas post-parto y 13.3% luego de seis meses.

Asimismo, de acuerdo con la Guía para la Prevención, Diagnóstico y Manejo de la Depresión Post-parto, publicada por la Secretaría de Salud en 2014, 40% de los casos de depresión identificados en el post-parto presentaron síntomas durante el embarazo, y entre el 20% y 40% de las mujeres que presentaron depresión post-parto pueden tener una recaída en un embarazo posterior.

Qué es la depresión post-parto

Mucho hemos oído hablar de estos temas, sin embargo, poco sabemos a qué se deben.

Durante el embarazo, la glándula tiroides experimenta fuertes cambios para abastecer al neonato, y una baja en la reserva tiroidea de la madre o a una deficiencia de yodo pueden derivar en hipotiroidismo, causante de la depresión gestacional.

Por otra parte, la depresión post-parto se presenta generalmente a partir de la cuarta semana de dar a luz, cuando los niveles de progesterona y estrógenos que se elevaron durante el embarazo bajan drásticamente. Esto aumenta la producción de cortisol, “la hormona del estrés”, generando síntomas de depresión y ansiedad; cuando éstos se presentan por un periodo mayor a dos semanas, podemos decir que se trata de este diagnóstico.

Además de la química del organismo, otros factores de riesgo pueden ser psicosociales: no haber deseado el embarazo, recibir poco apoyo por parte de la pareja y amigos, relaciones de pareja conflictivas, abandono de la pareja, ser madre adolescente, haber sido víctima de abuso o maltrato, tener problemas económicos, entre otros.

En cualquiera de los casos, la madre experimenta una enorme culpabilidad al no sentirse “feliz”. Pero estos tipos de depresión son más comunes de lo que parecen.

Como apoyo en este tipo de casos, la Red Voz Pro Salud Mental ofrece cursos psicoeducativos sobre depresión y otros trastornos, que pueden ayudar a la madre y a sus familiares a entender y enfrentar de manera más efectiva esta situación.

Original http://www.cronica.com.mx/