¿Te has puesto a dieta, hecho ejercicio y aun así sigues sin poder bajar esos kilitos que traes de más? Existen algunas razones simples y otras más complejas sobre el organismo y nuestras costumbres que explicaría por qué pese a tus esfuerzos no logras tu objetivo. A continuación te diré 9 razones por las cuales no logras bajar de peso.

  1. RITMO ACELERADO DE VIDA

Si normalmente no desayunas, te saltas comidas y solo haces 1 o 2 comidas al día con el pretexto de que no tienes tiempo, ahí está la respuesta. El que pases muchas horas sin ingerir algún alimento predispone a tu organismo a que la próxima comida que consumas se almacenara en mayor porcentaje de grasa a que si hicieras 4-5 comidas al día.

  1. AUTOSABOTAJE DEL FIN DE SEMANA

Recuerda que éxito es la constancia, si sigues tu dieta de lunes a viernes pero los fines desquitas todo lo que no pudiste comer entre semana, tu esfuerzo se verá saboteado y no lograras los resultados que quieres obtener.

  1. DIETAS DE MODA NO PERSONALIZADAS

Buscaste en internet una dieta, o tu amiga te paso la suya… muy mal, recuerda que cada persona es única y que por lo tanto tiene necesidades diferentes, por lo que a una persona puede servirle a la otra no, así que acude con un profesional de la nutrición, el (ella) diseñará el mejor régimen según tu peso, altura, % de grasa, % de músculo y hábitos.

  1. ALTO CONSUMO DE ALIMENTOS LIGHT

Según un estudio realizado por la revista del consumidor, más del 50% de los productos que están en los súper mercados no cumplen con la normativa para merecer la palabra “LIGHT” para que un alimento sean merecedor debe tener al menos 50% menos contenido energético que la versión normal. Así que aguas, no te creas todo lo que los comerciales o publicidad dice. Recuerda que LIGHT no significa LIBRE, así que también aguas con abusar con este tipo de productos.

  1. NO CUIDAS LAS CALÓRIAS DE LOS LÍQUIDOS QUE INGIERES

Recuerda que aunque sean bebidas también tienen contenido calórico, así que aguas con los refrescos, jugos y tés industrializados.

  1. COMES COMO SI NO HUBIERA UN MAÑANA PENSANDO QUE LO DESQUITARAS EN EL GIMNASIO

Muchas personas piensan que el sólo hecho de ir al gimnasio les ayuda a bajar de peso, esto no es del todo erróneo sin embargo si no hay una modificación en la dieta, el ejercicio no sirve de nada. Si comes más calorías de las que quemas, no podrás adelgazar. Recuerda que lo idea es la moderación.

  1. NO DUERMES DE 7-8 HRS DIARIAS

Se ha comprobado que el sueño está relacionado directamente con problemas de peso. Dormir menos de lo indicado acarrea alteraciones químicas en tu organismo que se traducen en ganancia de peso.

  1. DESORDENES HORMONALES NO DIAGNÓSTICADOS.

Nuestro cuerpo se rige por el control y equilibrio de las hormonas, si éstas están disminuidas o aumentadas, alteran el peso de tu cuerpo.

  1. TU FAMILIA NO TE APOYA

Ok, ya te sometiste a un régimen pero cuando llegas del trabajo tu familia ya pidió tacos o pizza para cenar, o a la hora de la comida todos acompañan sus alimentos con refresco y se sirven doble ración. Esta circunstancia es muy común y es de suma importancia pues también se requiere apoyo de los seres queridos cuando te sometes a un régimen alimenticio, habla con ellos y pídeles su apoyo si les explicas lo importante que es para ti es más probable que ellos te apoyen.