Cómo curar la calvicie o alopecia, según el Dr. Manuel Lezaeta

Tratamiento calvicie o alopecia

¿Adivinas quién es? Nada más y nada menos que Bruce Willis, uno de los actores más populares que sufren caída del cabello. El tema de lacalvicie es un problema muy extendido que afecta tanto a hombres como a mujeres y para el que todavía no se ha encontrado un tratamiento totalmente efectivo.

La mayoría de los tratamientos para la caída del pelo son sólo externos, aunque en este artículo extraído del libro La medicina natural al alcance de todos, el Dr. Manuel Lezaeta asegura que el tratamiento de la calvicie o alopecia tiene que ser al mismo tiempo interno, externo y basado en remedios naturales.

Cómo tratar la calvicie, alopecia o caída del cabello

Con este nombre se designa la falta de pelo en la cabeza. Esta afección es síntoma de alteración de la salud general y, generalmente denuncia estreñimiento.

El pelo del cuero cabelludo se cae o encanece por intoxicación de su raíz, a consecuencia de prolongados desarreglos digestivos y régimen medicamentoso. La calvicie es, pues, siempre, síntoma de impurificación de la sangre a causa de malas digestiones crónicas y deficiente eliminación de la piel.

Fermentaciones y putrefacciones intestinales producen gases tóxicos que, a través de los tejidos porosos del pecho, cuello y cabeza, suben hasta el cuero cabelludo, buscando la salida al exterior y, con su acción corrosiva, destruyen la vida de la raíz de los pelos, que se desprenden hasta desaparecer definitivamente. Esto suele ocurrir a las víctimas del tifus, que pierden su cabellera por intoxicación intestinal.

Mejorando la digestión y purificando la sangre, se detiene la caída del pelo y aun puede salir nuevo, si no hay completa destrucción de las raíces. El tratamiento de la calvicie está en el vientre y no en la cabeza, y consiste en normalizar la digestión refrescando las entrañas y activando la eliminación cutánea.

Régimen de salud del Dr. Lezaeta

Estos consejos tienen por objeto mantener la salud de la persona que los practique y también sirven para restablecerla si esta se ha alterado. Se seguirán cada día con pequeñas variaciones, según sea invierno o verano.

  • Al despertar, cualquiera que sea la edad de la persona, se aplicará frotación de agua fría a todo el cuerpo, vistiéndose sin secarse o volviendo así a la cama para reaccionar hasta que pase la humedad.
  • Respiraciones profundas y ejercicio al aire libre, con ascención de cerros si es posible.
  • Antes del mediodía, los adultos de más de 40 años harán ellavado de la sangre al vapor o al sol, si es posible diariamente.
  • También son recomendables los chorros parciales alternándolos para equilibrar la circulación sanguínea.
  • Por la tarde, chorro de pitón, especialmente agradable en verano para adultos. Los niños tendrán suficiente con una ablusión fría si transpiran o sienten malestar.
  • El baño genital de 15 a 30 minutos por la tarde para ambos sexos, especialmente si hay malestar a la cabeza o vientre. El baño de Just en la bañera es refrescante y vitalizador para todos.
  • Dormir con cataplasma de barro, sobre todo el vientre si hay estreñimiento, gases, o diarrea. Como práctica preventiva o si no es posible el barro, compresa fría abdominal durante la noche con piel y pies calientes.
  • No comer sin hambre. No existiendo éste, sólo podrá comerse crudo; frutas o ensaladas.
  • Para desayunar, solamente fruta cruda de la estación o seca si no hay fresca. A falta de ésta, un plato de quaker crudo remojado en agua fría 20 o más minutos y endulzado con miel o fruta dulce como pasas, higos o plátanos.
  • A mediodía, almuerzo libre si hay hambre, prefiriendo ensaladas con aceitunas o huevo duro picadito, hortalizas de la época con nueces, tortilla de verdura o ésta revuelta con huevo, quesillo fresco, poco pan y mejor integral y tostado. Evitar embutidos, frituras y aliños como pimienta o mostaza.
  • A la caída del sol, comida: si hay hambre se puede comer como en el almuerzo, pero menos cantidad, generalmente bastará alguna ensalada o un poco de fruta cruda.
  • El pan es mejor de trigo, integral, o tostado para evitar que estriña.
  • Comer pausadamente y bien ensalivado. Las comidas apresuradas son indigestas.
  • Evitar dulces, conservas, leche, queso viejo, huevos blandos y caldo o jugo de carne. No fumar.
  • Dormir con ventana abierta o, al menos el tragaluz, aún en invierno.
  • De modo especial, a sano o enfermo que esté en pie, se recomienda ejercicio físico diario, moderado y al aire libre. Evitar permanecer en cama durante el día.
  • A sanos y enfermos les será muy eneficioso dejar un día a la semana para comer sólo fruta cruda, como único alimento, a la hora y en la cantidad que desee y mejor sin mezclar frutas diferentes.
  • Si hay estreñimiento, diariamente y en ayunas o en la noche se ingerirá una cucharada sopera de linaza entera en infusión desde la noche anterior con agua caliente, junto con 4 ó 6 ciruelas. Puede practicarse indefinidamente esta toma que jamás irrita y es un buen alimento.
  • Si no ha habido evacuación durante el día, antes de dormir se aplicará lavativa o enema con agua fría para descargar el vientre.

Fuente: La medicina natural al alcance de todos, del Dr. Manuel Lezaeta Acharán.

loading...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
SALUD
SUBSCRIBETE AHORA
RECETAS
CONSEJOS
ALIMENTACION
NOTICIAS SALUDABLES
ECOLOGICA
Y MUCHO MUCHO MAS!!!