Muchas veces, cuando hablamos de lenguas clásicas como el latín, pensamos que son tan bellas como las estatuas que esculpieron sus hablantes. La didáctica de ellas tiene gran parte de culpa al negar, con frecuencia, la existencia de insultos, tacos, palabras groseras o malsonantes o cómo se las quiera nombrar. Pero la realidad es bien distinta y en la lengua de Plauto encontramos retahílas de insultos, si bien no es el único autor que emplea en sus textos otro léxico menos refinado que el virgiliano. Recuerdo, si se me permite contar la anécdota, que una profesora de Francés de la Escuela Oficial de Idiomas nos enseñó, pero sólo para usarlo como defensa, algunos insultos en esa lengua.

mosaico comedia

¿Qué el latín tiene tacos? Como la mayoría de lenguas. A veces se nos olvida que por muy refinada que sea una sociedad, siempre hay clases más bajas con su jerga propia. Y está muy bien que Cicerón empezase sus Catilinarias con aquel Quo usque tandem abutere, Catilina, patientia nostra?Pero supongo que cuando se enteró de las intenciones de Lucio Sergio para dar el golpe de estado y acabar con la vida del cónsul, a la sazón el propio Cicerón, no sería tan paciente nuestro querido orador como cuando le espetó aquel comienzo en la sesión del senado.

He aquí un breve listado:

Acerrimus: es el superlativo de acer: puntiagudo, pinchante o hiriente.
Bustirapus: expoliador de piras funerarias, profanador.
Caenum inmundicia, en castellano: cieno, fango.
Cinaedus: sodomita.
Fraudulens: fraudulento
Fraus populi: timador del pueblo.
Fugitivus: fugitivo
Fur: ladrón, de donde el castellano hurtar (furtar)
Furcifer: pícaro, ladrón. Formado sobre furca (horca, palo cruzado donde el soldado llevaba su equipo personal) y fero (llevar)
Impudicus: deshonesto
Impurus: impuro
Legirupa: infractor de leyes, formado sobre el sustantivo lex, legis: ley y el verbo rumpo: romper.
Leno: mercader de mujeres esclavas, alcahuete.
Parricida: con el mismo valor que actualmente
Pathicus: cabrón.
Periurus: mentiroso, perjuro, sobre el sustantivo ius, iuris: derecho
Pernicies adulescentum: perdición de los adolescentes, corruptor de menores
Planissimus : superlativo de planus: llano, simple
Sacrilegus: sacrílego, que comete actos impíos.
Scelestus: Bribón, granuja, del sustantivo scelus: mala acción.
Sociofraudus: “traicionamigos”, formado sobre socius: aliado, socio y fraus: fraude.
Verbero: Merecedor de azotes, del sustantivo verbe: vara con la que se azota, látigo.

Y sobre verbos, los más famosos son: pedico: sodomizar e irrumo: correrse por una felación. Sin contar términos como la propia fellatio.

Original: http://historiasdelahistoria.com/2016/06/27/insultos-utilizados-la-antigua-roma