10 razones por las que viajar a Tailandia sanará tu alma

Su gente te enseñará algunas lecciones que recordarás para siempre.

Tailandia
En el mundo moderno todos vivimos altos y bajos. La vida a veces es demasiado agitada, la rutina demasiado monótona y, de vez en cuando, suceden cosas que te dejan simplemente helado. La vida te da un cachetazo y te deja mirando en una dirección desconocida, aterrado y sin ganas de seguir adelante. Quizás perdiste tu trabajo, quizás perdiste a un ser querido, posiblemente tu novio te dejó por otra, te quitaron tu apartamento o alguien a quien amas demasiado lo atacó una terrible enfermedad. Son cosas que, tarde o temprano, a todos nos suceden.

¿Qué hacer?, ¿Cómo seguir adelante? Creo que, si tienes los recursos, comenzar con un viaje es siempre una buena decisión. Refrescará tu alma, te dará trabajo porque deberás planificarlo, pondrá tu cabeza en otra cosa y te dará nuevas experiencias para compartir a tu vuelta. Quizás conocerás gente nueva o simplemente un paisaje sorprendente te hará entender que este planeta es demasiado grande y hermoso para seguir llorando por algo que no tiene remedio.

Si me dejas darte un consejo, Tailandia es un destino que, si estás en esa triste situación, deberías visitar. Te podrá dar la calma y el ajetreo necesario para curar tu alma. Será capaz de entregarte serenos paisajes playeros y una entretenida vida nocturna que te hará olvidar, por un momento, los dolores de esta vida. ¿Quieres dejar de pasarlo mal por un momento y simplemente entregarte al descanso, a la diversión y a aprender algunas lecciones que te acompañarán de por vida? ¡Pues viaja a Tailandia por estas 10 razones!

1. Porque será un excelente destino para hacer tu primer viaje solo

Imagínate en inmigración. Tú y tu mochila al hombro. Quizás estés lleno de miedo, no sabes lo que viene, no estás seguro si estás o no haciendo lo adecuado. Pero cuando llegues a Tailandia y veas esas hermosas postales que viste en una revista de turismo, simplemente te darás cuenta de que hiciste lo correcto, se acabará el miedo y te entregarás a la vida y al disfrute.


2. Porque Bangkok te recibirá con los brazos abiertos

Bajarás entonces del avión y una ola de calor azotará tu cuerpo, una primera bienvenida que agradecerás si vienes de un clima más frío. Verás sus altos rascacielos y sus pequeños edificios deteriorados de tres pisos. Entenderás entonces que nada puede ser tan malo si estás lejos de tus problemas. No se trata de escapar, sólo de darte un respiro. Los carritos de comida fresca que se alinean en las aceras y sus deliciosos aromas te harán sentir profundamente acogido; tu primer plato de comida te convencerá aún más.


3. Entenderás que debes vivir la vida como los tailandeses, simplemente disfrutar el momento

Todas las calles están atestadas de gente, automóviles, carros, vendedores y peatones. A los pocos días, cuando tengas tus primeras conversaciones, te darás cuenta de que esta gente simplemente vive el momento, su filosofía de vida es distinta a los que vivimos en Occidente. Ellos son ajenos al mañana, no les interesa, simplemente se preocupan del aquí y del ahora.


4. Nadie se sacrifica por un futuro mejor

Ya te lo dije, viven el aquí y el ahora y es hora de que te contagies de su filosofía. Son ajenos al mañana y, por lo tanto, no viven sacrificándose por un futuro mejor, teniendo un empleo que no les gusta o viviendo una vida con la que no están conformes, simplemente disfrutan el momento. El mañana no está garantizado, el presente, es total y definitivo.


5. Los tailandeses se detienen en cualquier lugar a disfrutar del momento

El medio de locomoción principal en Tailandia, es el scooter. Los tailandeses se movilizan en ellos absolutamente a todas partes, lo que les da cierta libertad de movimiento. No solamente andan por las calles, se adentran en los campos a mirar las estrellas por las noches o se detienen en la calle a bailar si encuentran una fiesta animada. Insisto, la clave está en disfrutar el momento sintiéndote libre, ¿ya vas entendiendo el sentido del viaje?


6. Ellos abren las puertas de sus tiendas cuando quieren

Abren las puertas de sus tiendas todos los días, pero si un día no tienen ganas, o bien, tienen un asunto familiar importante o simplemente quieren dedicar al día para ir a la playa, lo hacen sin culpa. El tema de la culpa es algo que también tienes que ir aprendiendo… Sin culpa hay muchos menos problemas.


7. La única regla en Tailandia es la siguiente: Haz lo que quieras mientras no molestes a nadie

 ¿Has escuchado ese dicho que dice “tu libertad termina cuando comienza la del otro”? Bueno, ese es el lema de los tailandeses. Las reglas son bastante relajadas y, en general, a nadie le importa lo que cada quien hace con su vida. Sin embargo la idea es no molestar a tu vecino. Los tailandeses honran al tiempo y pensar qué es lo que quieren hacer con él, mientras no perturben a otros, es una rutina casi sagrada.

8. La palabra “permitir” no se utiliza en Tailandia

Si cuentas a alguien “hoy me permití despertar por mi cuenta, sin esperar al sonido del despertador”, no te entenderá. “¿Te `permitiste´, qué significa eso? Ellos siempre tienen permiso… te lo dije, la culpa es algo muy occidental. Como le dijo una vez un hombre a una chica que por primera vez viajaba sola a Tailandia:

“Tú eres tu propia persona. ¿Lo entiendes? Tú te despiertas cuando quieres despertar, vas a la cama cuando quieres ir a la cama, escribes cuando quieres escribir y dejas de escribir cuando quieres”.

-Hombre en la barra de un bar tailandés-


9. La vida en Occidente es demasiado tensa

A veces, la vida en la ciudad nos mata poco a poco y llega un momento en que las ganas simplemente se nos acaban. El reloj, el teléfono móvil, los atascos de tránsito, el trabajo excesivo, cumplir con las relaciones, etc., etc., etc. El reloj no es dueño de tu vida, ¡tú eres dueño de tu reloj! En Tailandia, en cambio, te sentirás por primera vez excepcionalmente relajado y libre. Es una sociedad que se basa en la libertad y el disfrute.


10. En Tailandia, a cada cual lo aceptan tal cual es

¿Cuántos prejuicios tenemos en Occidente? El que es demasiado feo o demasiado gordo o demasiado afeminado o muy trabajólico o muy flojo o que se viste así o asá… En Tailandia existe una cultura de la aceptación y la paz, los juicios en cuando a tu apariencia o en cuanto a lo que sientes no existen, todos te dan la bienvenida, independientemente de quien seas.

En Tailandia, por primera vez en tu vida, te sentirás bienvenido como ser humano y no necesitarás carta de presentación.

Original

loading...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
SALUD
SUBSCRIBETE AHORA
RECETAS
CONSEJOS
ALIMENTACION
NOTICIAS SALUDABLES
ECOLOGICA
Y MUCHO MUCHO MAS!!!