El anciano más saludable del planeta nos explica cómo mantenerse en forma

El  nos explica cómo mantenerse en forma

Por Matt Blake

Charles Eugster posa con su trofeo de World Rowing Masters. Todas las fotos son cortesía de Charles Eugster

Charles Eugster probablemente sea el mayor velocista británico del que jamás hayas oído hablar. Actualmente tiene el récord mundial en 200 m (en pista cubierta) y 400 m (en descubierta), y el récord británico en 60 m (cubierta), 100 m (descubierta) y 200 m (descubierta). Hace un par de semanas, le faltó muy poco para batir la mejor marca mundial en 60 m, pero un tirón muscular a media carrera le impidió sumarse ese logro, aunque sí ganó la competición que lo coronó Campeón de Europa. Un historial de lo más impresionante, sobre todo si tenemos en cuenta que Charles tiene nada menos que 96 años.

Este dentista jubilado, originario de Londres y residente en Suiza, seguramente es el habitante de la tercera edad más en forma de todo el planeta. Charles también es un gran orador y entre sus otras aficiones están la escritura, el culturismo, el remo y elwakeboard. Su espíritu emprendedor lo ha llevado incluso a crear su propia línea de ropa para personas de la tercera edad. Pero Charles es, ante todo, un profesional en burlar a la muerte. No solo parece haber logrado frenar los estragos de la edad, sino que incluso ha invertido el proceso. Como él miso afirma, allí donde antes crecía vello púbico canoso ahora florecen pelos castaños.

Por supuesto, no me pareció muy apropiado verificar esa información cuando hablé con él por teléfono hace poco.

Charles practicando wakeboard

VICE: Hola, Charles. Felicidades por tu título de campeón europeo en 60m. ¿Te decepcionó no haber conseguido el récord mundial?

Charles Eugster: Ah, sí, mucho. La cosa es que me sentía absolutamente bien antes de la carrera y tenía la esperanza de poder batir el récord mundial de 14,28 segundos. Salí disparado con el pistoletazo y a los 30 metros ya sacaba una buena ventaja al resto. Justo entonces me desgarré el tendón. Fíjate que me enfrentaba a los competidores más extraordinarios: un alemán de 90 años y un italiano de 99. Sabía que eran rápidos, pero había conseguido desmarcarme mucho. Me alcanzaron cuando empecé a sentir el dolor en la pierna. Me aterraba la idea de que me ganaran, pero no lo hicieron, por supuesto. Crucé la línea de meta con una marca por encima de los 18 segundos. Muy lejos del récord. Ahora tengo que pasar un mes sin entrenar.

Normalmente no asociamos deportes como el atletismo o el levantamiento de pesas con la gente de la tercera edad. ¿Por qué?

A los 87 años me di cuenta de que mi cuerpo empezaba a deteriorarse. Tenía lorzas en la cintura y la musculatura cada vez más débil. Me sentía muy viejo. Pero como soy muy presumido, no me gustó nada esa perspectiva, así que me apunté a un gimnasio y contraté a un entrenador personal que había sido Mr. Universo para que me ayudara a moldear mi cuerpo desde cero.

Han pasado nueve años. ¿Te sigues sintiendo viejo?

En absoluto. Me siento de maravilla, como un joven de 60. Estar en forma es maravilloso. Antes de cumplir los 90 cogía resfriados cada dos por tres, pero ahora ya no. ¡Me he constipado dos veces en seis años! Y te voy a decir más: el entrenamiento de fuerza aumenta la libido.

¿Lo dices por experiencia?

Bueno, ya conoces la historia sobre mi vello púbico, ¿no?

Creo que estoy a punto de hacerlo.

Un día, durante el entrenamiento, Mr. Universo me preguntó si había notado un aumento en la libido. Me dio mucha vergüenza y le dije: “Mira, no quiero hablar de eso contigo. Es un tema privado”. Pero él insistió y al final cedí. Le dije: “No se lo cuentes a nadie, porque lo que voy a decirte es bastante fuerte. Increíble. Desde que he empezado este programa, me están saliendo pelos castaños en el pubis”. ¡Imagínate!

Entonces, has conseguido invertir el proceso de envejecimiento.

¡Sí! La gente no se da cuenta de que se puede tener un cuerpo escultural a los 90 que hará que las chicas de 70 se den la vuelta para mirarte en la playa. Yo soy la prueba viviente de que, con una buena alimentación y un entrenamiento adecuado, puedes ser ese tío a cualquier edad.

¿Qué comes para mantenerte en forma?

El secreto está en la variedad. Todas las mañanas me tomo un batido de proteínas porque, con la edad, dejas de sintetizar tan bien la proteína. Evito el azúcar y como mucha carne, sobre todo grasa. Últimamente tomo mucha grasa. ¡Montones de grasa! El otro día fui al súper y me sorprendió ver que había yogures con cero por ciento de grasas. ¿Pero qué narices es eso? Todo ese rollo de la pirámide nutricional, con un poquito de grasa y carne en la punta y un montón de carbohidratos en la base es, perdona que te diga, una chorrada. Los seres humanos somos tan increíblemente idiotas que hemos empezado a jugar con la comida. Nuestras teorías de la nutrición han dado como resultado una pandemia de obesidad. ¿Tú te imaginas a un cazador-recolector comiéndose un yogur bajo en grasas? Te voy a decir una cosa: hace poco leí un informe que decía que una dieta rica en grasas también aumenta la libido.

Sé que perdiste a tu segunda esposa, Elsie, hace 15 años. Ahora que hablamos de libido, ¿sigues buscando el amor?

Sí, pero estoy siempre tan ocupado con tantas cosas que me queda poco tiempo que dedicarle a eso. Soy miembro de una agencia de citas, ¡pero solo me presentan a jóvenes que rondan los setenta! Por encima de esa edad no hay nada.

¿A qué crees que se debe?

Pues a que la gente de entre 70 y 100 años son la población perdida. La sociedad, la medicina y la investigación nos ignoran. Tampoco podemos buscar trabajo. Nadie se preocupa por nosotros. Te pongo un ejemplo tonto: no existe ningún programa de entrenamiento ni ningún gimnasio para mayores de 70 años, como en Japón. Es una pena cómo se trata a la gente mayor hoy día. Por no hablar de la jubilación.

¿Qué pasa con la jubilación?

La jubilación es lo que realmente mata a la tercera edad, y punto. Yo prefiero llamarlo desempleo involuntario. Lo que me revienta es que la gente ignore tan alegremente el proceso de envejecimiento. Hoy se recicla todo, excepto a las personas. Nuestra fecha de caducidad es 65 años; después de eso nos tiran a la basura y nos dan un tratamiento químico. Estamos desperdiciando la experiencia, la creatividad y el talento de los mayores de 65. Ellos también deberían tener la oportunidad de crear empresas y demostrar su creatividad. Si no, simplemente se limitan a estar sentados y a ponerse enfermos. Es un problema que afecta a todo el mundo y que tiene que cambiar.

¿Cuál es tu propuesta?

¡PONED. A. LA. GENTE. MAYOR. A. TRABAJAR! Uno de mis proyectos es crear un programa de reorientación para jubilados. Me gustaría que hubiera empresas que ofrecieran a la gente mayor la posibilidad de trabajar desde su casa con ordenadores. Si necesito buscar determinada información, por ejemplo, y no tengo tiempo de ponerme a buscar por internet, puedo llamar a casa de una de estas personas y decirles: “Quiero esta información para esta hora”. Si tienen a 50 personas buscando, seguro que algo saldrá.

¿Una especie de taller de explotación de ancianos?

[Risas] Bueno, les pagaríamos un sueldo digno, claro. Podrían hacer transcripciones, investigación, cualquier cosa.

Hidekichi Miyazaki, el corredor de 105 años con el que Charles espera poder batirse

Has vivido una guerra mundial, la Guerra Fría, la Gran Depresión y Dios sabe cuántas crisis económicas, por no hablar de todas las cosas buenas que han pasado desde que naciste en 1919. ¿Qué consejo darías a la juventud de ahora?

Desarrollad vuestro talento y no dejéis de aprender nunca. No tendréis un único trabajo en vuestra vida. Estamos en los inicios de la era digital, cuyas consecuencias nadie conoce con seguridad. Ah, y no os involucréis demasiado en la cultura de los jóvenes. La juventud es fantástica, pero creo que también deberíamos enseñar a la gente lo maravillosa, estupenda, emocionante y fantástica que puede ser la tercera edad, también. Ah, y mucho ejercicio y muchas grasas. ¡Ya sabéis por qué!

¿Qué más cosas hay en tu lista?

Quiero cambiar el mundo. Estoy escribiendo un libro titulado 97 and Loving It (Me encantan los 97) y que espero poder publicar este año. También quiero abrir centros defitness para mayores de 70 y una empresa de creación de empleo para gente mayor. También tengo aparcado un proyecto para crear una marca de moda para gente mayor, porque algunos visten que da pena verlos.

Y ¿qué hay de las carreras?

Bueno, cuando me haya curado de la lesión, veremos qué podemos hacer con los 100 metros en pista descubierta. Hay un corredor japonés, Hidekichi Miyakazi, con quien me gustaría competir en esa carrera. Lo llaman “El Rayo Dorado”, y ¡creo que podría ser un buen espectáculo vernos correr a los dos, que juntos sumamos más de 200 años!

Sigue a Matt Blake en Twitter.

Traducción por Mario Abad.

Original

loading...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
SALUD
SUBSCRIBETE AHORA
RECETAS
CONSEJOS
ALIMENTACION
NOTICIAS SALUDABLES
ECOLOGICA
Y MUCHO MUCHO MAS!!!