El sarcasmo de la ONU, nombra a Arabia Saudí defensora de los derechos humanos

Faisal Bin Hassan Trad ha sido nombrado embajador de la ONU

UN Watch ha obtenido documentos oficiales de la ONU, con fecha del 17 de septiembre, que confirman la designación. Como cabeza de un grupo compuesto por cinco diplomáticos, el influyente papel de Trad le permitirá seleccionar a los candidatos para trabajar como expertos en los países en donde la ONU tiene un mandato en materia de derechos humanos. Esta organización asegura que esos expertos son descritos como las ‘joyas de la corona’ del Consejo de Derechos Humanos.

El director ejecutivo de UN Watch, Hillel Neuer, declaró que el nombramiento —que tuvo lugar en junio, pero que hasta ahora no se había hecho público— puede haber sido un premio de consolación para los saudíes, después de que retiraran su candidatura para presidir el consejo de 47 naciones tras la condena internacional por los problemas de derechos humanos en el reino. “Posiblemente, Arabia Saudita tiene el peor récord mundial de derechos humanos en cuanto a libertades religiosas y derechos de las mujeres”, ha agregado Neuer.

“Este nombramiento es grotesco”, ha comentado a su vez Alexandra El Khazen, que encabeza el departamento de Oriente Medio y África del Norte de la ONG Reporteros Sin Fronteras. “Es indignante que la ONU permita a Arabia Saudita, uno de los peores violadores de los derechos humanos del mundo, presidir este panel”, ha agregado.

Condenado a morir en la cruz

Ali Mohamed al-Nimr tenía 17 años y fue detenido en la provincia de Qatif bajo los supuestos cargos de posesión de armas y participación en manifestaciones ilegales. Según Reprieve, una organización que defiende los derechos humanos, estos cargos tienen un trasfondo político,

Los activistas aseguran que Ali fue torturado y obligado a firmar bajo presión una confesión falsa, luego le juzgaron sin ninguna garantía legal y le condenaron a muerte el 27 de mayo de 2014. El proceso de apelación fue a puerta cerrada y él no fue convocado.

“Nadie debería tener que pasar por el calvario que Ali ha sufrido: la tortura, la confesión forzada y un proceso de juicio injusto y secreto, con una sentencia de muerte por crucifixión”, aseguró Maya Foa.

Interior de una mezquita

Objetivo: llenar Occidente de mezquitas

El régimen saudí se ha negado a acoger cualquier tipo de refugiado en su territorio, pues consideran que es un problema “ajeno” al país. De hecho, a pesar de su cercanía con el foco del conflicto, muy pocos se han atrevido a viajar hacia Arabia Saudí ante el temor de que las consecuencias sean aún peores.

Sin embargo, y a pesar de la nula moral humanitaria, el Gobierno saudita sí cuenta con un proyecto para “integrar” a los musulmanes en Europa: construir miles de mezquitas en toda Alemania. El objetivo es aumentar el capital y lograr la expansión del islam por todo Occidente. No hay más que comparar las cifras entre el número de mezquitas proyectadas y los musulmanes recién llegados a Alemania para comprender que se trata de algo más que “una ayuda al rezo”. Si el plan se cumple y la canciller Angela Merkel da luz verde al proyecto, habrá una mezquita por cada cien refugiados.

Original

loading...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
SALUD
SUBSCRIBETE AHORA
RECETAS
CONSEJOS
ALIMENTACION
NOTICIAS SALUDABLES
ECOLOGICA
Y MUCHO MUCHO MAS!!!