Cómo hacer una cataplasma de hierbas frescas

Las cataplasmas, durante siglos, fueron el principal tratamiento contra determinadas afecciones como congestiones bronquiales. Dicha situación se quebró con la aparición de los antibióticos, sin embargo, todavía hoy se continúan utilizando para calmar, desinflamar o ablandar durezas.

Ya conocéis las propiedades de las plantas medicinales (si no en este link os las mostramos). En este sentido, podemos beneficiarnos de ellas eficazmente.

Las cataplasmas se colocan sobre la piel para acelerar curaciones o reducir infecciones. Podemos relajar la musculación, aumentar el flujo sanguíneo, eliminar toxinas…, tan sólo hay que seleccionar las hierbas frescas adecuadas para nuestras dolencias y, por supuesto, aprender a elaborarlas.

Imagen 0

(Imagen: Wikipedia)

En este post os muestro las claves para elaborar la cataplasma de hierbas perfecta:

1. Investiga en profundidad y consulta qué hierbas son las apropiadas. Esta parte es esencial, de otra forma los resultados no serán los deseados.

2. En un mortero, agregamos las hierbas y una pizca de agua caliente. Machacar hasta crear una pasta homogénea. Una buena opción consiste en sustituir el agua por vinagre de manzana, así aumentaremos sus beneficios.

3. Este paso es opcional, dará mayor consistencia y unión a la cataplasma: agregamos harina de trigo o maíz, de tal forma que haya un tercio de hierbas.

4. Extenderemos la mezcla en una gasa o trozo de muselina (en el caso de emplear únicamente hierbas) o un paño húmedo y cálido, doblando los extremos (si has optado por añadir la harina).

5. Si, además, la cubrimos con un papel de plástico, conseguiremos mantener el calor para unos efectos sorprendentes.

Aplicación: limpiar la zona afectada con agua oxigenada y posar la gasa o paño sobre la piel. Dejar actuar durante, al menos, una hora, preferentemente en estado de reposo.

Imagen 1

(Imagen: Wikipedia)

Algunas opciones: para la artritis o reumatismo
– Pimienta de cayena, hojas de gordolobo y polvo de olmo. Humedecidos con vinagre de sidra.

Algunas opciones: para las quemaduras
– Hojas de plátano, polvo de olmo y hojas de pamplina. Humedecer con vinagre también.

Algunas opciones: para las picaduras
– Hojas de plátano.

Algunas opciones: otras
– Ortiga para depuraciones.
– Malva para inflamación
– Tilo para la irritación cutánea

loading...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
SALUD
SUBSCRIBETE AHORA
RECETAS
CONSEJOS
ALIMENTACION
NOTICIAS SALUDABLES
ECOLOGICA
Y MUCHO MUCHO MAS!!!