Tengas la edad que tengas, tienes que saber esto sobre tu próstata

Porque es una de las inquietudes que más se buscan en Google y que menos se preguntan en la vida real

 

El hijo y el nieto de Winston Churchill, junto al presidente John F. Kennedy, que sufría inflamación crónica de la próstata
El hijo y el nieto de Winston Churchill, junto al presidente John F. Kennedy, que sufría inflamación crónica de la próstata

En España nos interesa la próstata. Por lo menos ante el teclado del ordenador. Lo desvela Google: En 2014 buscamos ese término más veces que mexicanos, argentinos y colombianos. Pero menos que los brasileños o los portugueses. Por comunidades autónomas, los más interesados son los gallegos, seguidos por asturianos y madrileños. También vemos vídeos en YouTube (locutados por ordenadores) sobre las funciones de este órgano. Pero una vez salimos del anonimato de Internet parece que se pregunta menos.

“Es un tema del que no se habla demasiado entre hombres, sobre todo en el mundo rural. A muchos les sigue dando algo de reparo y continúa habiendo mitos falsos al respecto, como que el traqueteo del tractor la perjudica o que tener relaciones sexuales la mantiene en forma. Las mujeres, en cambio, han avanzado más y hablan de forma más abierta de enfermedades como el cáncer de mama, por ejemplo”, explica Eduardo Gavin, especialista en anatomía patológica. El Grupo Español de Pacientes con Cáncer (GEPC) asegura que el cáncer de próstata sigue siendo un tema tabú: “A los hombres les sigue dando vergüenza hablar de su enfermedad sobre todo por los efectos secundarios que puede acarrear, como la incontinencia o la impotencia”.

En nuestro país se diagnosticaron 27.800 casos de cáncer de próstata en 2012, según los datos de la Sociedad Española de Oncología Médica. El 21,7% de todos los tumores registrados. Es decir, el más frecuente entre los españoles.

Antes de entrar en materia, un repaso rápido: produce una secreción líquida (líquido prostático) que forma parte del semen. Ese líquido contiene un gran número de sustancias que proporcionan, junto con el líquido seminal, nutrientes y un medio adecuado para la supervivencia de los espermatozoides. La Asociación Española contra el Cáncer lo explica perfectamente en este documento.

Con la edad esta glándula se suele volver más grande y puede obstruir la vejiga o la uretra. “La hipertrofia de próstata (el agrandamiento benigno) no se da en todos los hombres pero sí afecta a una gran proporción”, explica Javier de la Peña, jefe del servicio de urología del Hospital Universitario de La Paz de Madrid.

La edad y la genética son básicamente los aspectos clave que determinarán el estado del órgano. Pero vayamos paso a paso por el ciclo de la próstata.

A LOS 30 AÑOS

·Estado de la próstata. A los 30 años no deberías preocuparte demasiado por ella. En principio, levantarte por la noche para ir al baño no debería provocar alerta en este sentido. Pero tampoco hay que confiarse.

·Visita al médico. La prostatitis (inflamación del órgano) puede aparecer a cualquier edad. En caso de molestias en la zona y de fiebre alta habrá que acudir al doctor. Por lo general, el cáncer de próstata no suele darse en esta etapa de la vida, como explica Ignacio Pascual Piedrola, director del departamento de urología de la Clínica Universitaria de Navarra: “Para estos varones todavía no es necesario hacer revisión preventiva de cáncer de próstata. A esta edad solo lo presentan el 2%. En el caso de tener antecedentes familiares genéticos deberían realizar una primera consulta a los 40 años”.

·Rutinas. Los 30 no son los nuevos 20 en todos los sentidos. Cuida tu alimentación, no te alejes de la dieta mediterránea y disminuye esos atracones de patatas fritas y hamburguesas que te pegas.

A LOS 45 AÑOS

·Estado de la próstata. Con el paso de los años pueden aparecer síntomas de anomalías. A los 45-50 años es cuando hay que plantearse esa primera visita al médico para la detección precoz del cáncer de próstata. Aunque hay una corriente médica que apunta que si no hay síntomas o molestias no es realmente necesiario

·Visita al médico. La consulta será anual o bianaual, dependiendo de los resultados de las pruebas los datos de PSA (se detecta en sangre), tacto rectal y ecografía prostática.

·Rutinas. “El uso de antioxidantes en la dieta (licopeno, té verde, polifenoles del vino, etc.) son preventivos del cáncer de próstata. En cambio, la obesidad, la ingesta de grasas, las nitrosaminas de la carne o el alcohol pueden favorecer su presencia”, explica Piedrola. Además, evita en la medida de lo posible el sedentarismo porque congestiona la próstata y termina provocando molestias.

A LOS 65 AÑOS

·Estado de la próstata. De los 65 a los 70 años en adelante es cuando, por lo general, más ha aumentado el tamaño de la próstata y, por tanto, se registran más problemas.

·Visita al médico. En este periodo los chequeos médicos deberían formar parte de la rutina. En caso de enfermedad es muy importante informarse sobre las opciones y efectos. También concienciar a la familia para poder recibir el apoyo emocional necesario.

·Rutinas. La dieta mediterránea de los 30 y los 50 sigue siendo un must. Incluye pipas de calabaza o magnesio en tus comidas.

A pesar de los reparos que suscita el tema en algunos, la concienciación sobre la importancia de la detección precoz del cáncer de próstata va calando poco a poco en la sociedad española. Prueba de ello es el Día Mundial del Cáncer de Próstata que ya se ha celebrado en España en dos ediciones. La última, el 11 de junio de 2014, con flashmob en la Puerta del Sol de Madrid y corbata verde incluidas.

ORIGINAL

loading...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
SALUD
SUBSCRIBETE AHORA
RECETAS
CONSEJOS
ALIMENTACION
NOTICIAS SALUDABLES
ECOLOGICA
Y MUCHO MUCHO MAS!!!