7 remedios naturales para aliviar la sequedad vaginal

Tanto el aceite de sésamo como el de árbol de té son muy beneficiosos para humectar la zona, eliminar bacterias y aliviar los síntomas. Es importante utilizarlos con moderación.

La sequedad vaginal se produce cuando disminuyen los flujos de la vagina y esta pierde su lubricación natural.

Es una condición que afecta a muchas mujeres, casi siempre al llegar a la etapa de la menopausia, ya que durante ese periodo se presenta una reducción en los niveles de estrógenos y progesterona.

De igual forma, existe el riesgo de padecerla en otros momentos de la vida, pues entre sus causas también están las infecciones causadas por bacterias u hongos, el estrés, la diabetes o el uso de productos de higiene inadecuados.

Aunque al principio la ausencia de flujo vaginal suele ser ignorada, casi siempre aparecen otros síntomas que conllevan a buscar algún tratamiento para aliviarlo.

Entre estos se incluyen:

  • Sensación de quemazón en la zona genital.
  • Irritación y comezón.
  • Dolor al mantener relaciones sexuales.
  • Aumento de las ganas de orinar

En esta ocasión vamos a compartir 7 interesantes remedios naturales que se pueden tener en cuenta para combatir la sequedad vaginal y disminuir sus síntomas.

1. Infusión de manzanilla

Los baños de asiento con una infusión de manzanilla actúan como un calmante natural contra esta irregularidad causada por la disminución de estrógenos en la menopausia.

Las propiedades antiinflamatorias que contiene ayudan a calmar la irritación y sensación de comezón.

Ingredientes

  • 2 puñados de hojas y flores de manzanilla
  • 1 litro de agua.

Preparación

  • Coloca a hervir un litro de agua y, cuando llegue a ebullición, añádele los dos puñados de hojas y flores de manzanilla.

2. Cúrcuma

Las propiedades antibacterianas de la cúrcuma la convierten en una aliada para recuperar el flujo vaginalcuando la sequedad está causada por algún tipo de infección viral.

Su consumo regular en la dieta es una forma de prevenir esta alteración, pero también se puede preparar en remedio para combatirla.

Ingredientes

  • Extracto de cúrcuma
  • Leche

Preparación

  • Mezcla el extracto de cúrcuma con la leche hasta obtener una pasta.
  • Aplícala en la zona vaginal y déjala actuar unos minutos antes de enjuagar con abundante agua.

3. Aloe vera

El gel que contiene la planta de aloe vera es un excelente humectante para combatir la sequedad y recuperar el pH natural de la vagina.

Para potenciar sus efectos es bueno mezclarlo con un poco de leche, la cual aporta ácido láctico, necesario para regular la flora bacteriana.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de gel de aloe vera
  • 1 cucharada de leche líquida (10 ml)

Preparación

  • Prepara una mezcla de gel de aloe vera con leche y aplícala en la zona afectada.
  • Repite el tratamiento todos los días para buenos resultados.

4. Valeriana

La infusión de esta planta es famosa por sus propiedades sedantes que pueden disminuir el estrés y otras emociones negativas que influyen en el estado físico de la persona.

Precisamente es por esta razón que puede servir como apoyo para combatir esta molestia.

Ingredientes

  • 2 cucharaditas de valeriana (10 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Coloca a hervir una taza de agua, añade la valeriana y, pasados dos minutos, retírala del fuego.
  • Déjala reposar y tómala antes de ir a dormir.

5. Caléndula y malva

Las propiedades antibacterianas de la caléndula ayudan a combatir las infecciones que dan lugar a esta condición.

La malva complementa este remedio haciéndolo un lubricante natural para reducir los molestos síntomas de la sequedad.

Ingredientes

  • 100 gramos de caléndula
  • 100 gramos de malva
  • 5 litros de agua

Preparación

  • Coloca a macerar las dos plantas en cinco litros de agua, como mínimo, 12 horas.
  • Cuela el líquido y caliéntalo para hacer baños de asiento.

6. Aceite de sésamo

Funciona como un lubricante natural completamente seguro e idóneo para regular la humedad de la zona vaginal.

Ingredientes

  • 6 gotas de aceite de sésamo
  • 1 trozo de algodón

Preparación

  • Humedece el algodón con el aceite de sésamo y luego aplícalo en la zona afectada con un ligero masaje.
  • Repetir una semana seguida.

7. Aceite de árbol de té

En algunos casos las bacterias pueden desarrollar esta alteración y también generar un mal olor. Para combatir esto, el aceite de árbol de té puede ser una de las mejores soluciones.

Este aceite esencial tiene una acción antibacteriana que combate las infeccionespara reducir los síntomas. Además, al ser un humectante natural puede ser muy útil para mantener la zona lubricada.

No obstante, es importante usarlo con moderación y no aplicarlo dentro de la vagina, ya que puede resultar un poco agresivo.

Modo de uso

  • Aplicar 3 gotas de aceite esencial de árbol de té en la ropa interior o con un trozo de algodón en las zonas exteriores de la vagina.
loading...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
SALUD
SUBSCRIBETE AHORA
RECETAS
CONSEJOS
ALIMENTACION
NOTICIAS SALUDABLES
ECOLOGICA
Y MUCHO MUCHO MAS!!!