¿Imaginas un bolso, unos zapatos o una chaqueta fabricados con fibra de piña? Una diseñadora española ha creado un nuevo textil conocido como Piñatex, un cuero sintético ecológico y biodegradable que ofrece una alternativa sostenible al cuero animal.

Piñatex utiliza el tallo y las hojas de la piña para producir un material muy similar al cuero, con la ventaja de que es mucho más respetuoso con el medio ambiente y no supone el uso de animales. Las fibras de la piña que se obtienen de las hojas se cortan en capas y se procesan como un textil, con diferentes espesores, formas y texturas. Después pueden incluso teñirse. Para producir un metro cuadrado de tela de Piñatex se necesitan las hojas de unas 16 piñas.

La española Carmen Hijosa, una diseñadora con gran experiencia en la fabricación de telas y artículos de piel, ha sido la artífice de este nuevo material. La idea le surgió durante un viaje a Filipinas, donde descubrió el uso tan diverso que le dan en este país a la fruta tropical. Se dio cuenta de que de las hojas de la piña Formosa –que crece en Filipinas- se podía extraer gran cantidad de celulosa, una fibra vegetal que convertida en textil es un producto muy flexible y resistente, similar al cuero.

Piñatex es además un producto responsable socialmente: todo el proceso se lleva a cabo por una comunidad agrícola. Con Piñatex se ofrece a las comunidades de agricultores locales nuevas fuentes de ingreso para estimular su desarrollo, ya que la piña ya no sólo se cultiva para obtener sus frutos, sino también para aprovechar sus hojas, lo que revaloriza su trabajo.

Otra ventaja de Piñatex es que es mucho más barato de producir que el cuero tradicional. La piña es una de las frutas tropicales más productivas del mundo. La producción de Piñatex no requiere terreno adicional de cultivo, ni un mayor consumo de agua, combustibles fósiles o productos químicos. Además, el material final es totalmente biodegradable y sus restos pueden utilizarse como biogás o abono orgánico.

Actualmente el producto está en desarrollo en el Royal College of Art de Londres, con el fin de analizar sus aplicaciones adicionales en el ámbito sanitario. Y es que Piñatex tiene otra ventaja: sus propiedades antibacterianas. Mientras, algunos diseñadores como Puma, Ally Capellino, NAE Vegan y Camper ya están utilizando este material en algunos prototipos de zapatos en busca de una alternativa más sostenible.

ORIGINAL

Fuentes: Piñatex | Cartier Womens Iniciative