17 maneras sencillas de volverse a enamorar de la vida

Le pasa a cualquiera en un momento u otro. No es que las cosas vayan mal, solamente que tampoco van a ninguna parte nueva que te ilusione. Para esas épocas en que no te apasiona ni tu rutina ni las cosas nuevas que haces, estas son 17 ideas que pueden cambiar algún aspecto de tu vida a mejor. Y si alguna no te sirve, simplemente deséchala. Te han de servir a ti:

1. Viaja a menudo

Conoce otros sitios. No hace falta que sean muy lejos. Seguro que hay lugares cerca de donde vives que valen la pena para escaparse ni que sea un día. ¡Aprovéchalo!

2. Deja lugar a las sorpresas

No quieras controlarlo todo, porque si todo lo planeas nada saldrá mejor de lo que pensaste. ¿Acaso planeabas enamorarte cuando lo hiciste? ¿Qué una tarde que iba a ser aburrida acabara siendo fantástica? Deja un hueco para las sorpresas.

3. Acepta el amor de los demás

¿Cuántas veces no le mostramos aprecio a alguien por temor a incomodarles o porque no están receptivos? Ponte al otro lado, no seas la persona que se pierde un abrazo, un favor o una ayuda por estar presta a rechazar a los demás.

4. Sé una persona agradecida

Agradece lo que valga la pena, sin miedo. Sonríe a los que sean agradables. No se trata de intentar ver con buenos ojos a los demás. Quien no valga la pena no vale la pena. Pero ábrete a quienes sí. Que lo noten y todo te volverá.

5. Habla con alguien nuevo cuando puedas

Déjate sorprender por esa persona que sólo conoces de vista. O háblale a un vecino en el ascensor, coméntale algo a un compañero de clase con quien no sueles hablar. La gente que no conocemos bien siempre nos sorprende. Y algunos a mejor. ¡Descúbrelos!

6. Perdona

Todas tus experiencias negativas te tienen que servir para aprender, no las olvides por sistema. Pero no guardes rencor, perdona, y no cargues ese peso. ¿Qué opinarías de alguien que está resentido con otra persona y se le nota? No seas tú esa persona. Aprende pero perdona.

7. Haz algo de deporte

El deporte mejora el cuerpo y la mente. ¿Qué más se puede pedir? Aficiónate a un deporte o sal a practicar moderadamente una actividad. Cuando cojas el hábito no te creerás lo mejor que te sientes.

8. Haz planes positivos para el futuro

Si te ilusiona algo, haz planes para conseguirlo o hacerlo realidad. Sin futuro, ¿qué nos queda?

9. No tengas miedo a aprender de los demás

Nadie nace aprendido. No tengas reparos en acercarte a aquellos que saben hacer cosas que tú quieres conocer. Goza de la humildad, de fijarse, preguntar y aprender.

10. Aprende algo nuevo

¿Quieres aprender a tocar la guitarra? Ve y hazlo. Si en el tiempo que tenías previsto sólo has aprendido la mitad, ¿no es mejor eso que quedarse esperando a comenzar un día?

11. Escucha mucho

Para cambiar el mundo más vale hacer y hablar que escuchar. Para mejorar uno mismo, sin embargo, nada tan potente como escuchar y observar. Conoce mejor a los demás y discierne entre quienes te interesan y quiénes no. Elegirás mucho mejor.

12. No te esfuerces en hacer daño

No dediques tus esfuerzos a dañar a quienes te hicieron daño. Aparte de restarte fuerzas para objetivos mejores, intentar herir es una muestra de que uno no tiene nada mejor que hacer y denota debilidad. Saca lo mejor de ti siempre y recibirás lo mejor de los demás.

13. Prioriza a las personas

El dinero, las posesiones materiales, las experiencias… ¿de qué sirven sin las personas? Sé sensible con la gente de tu alrededor. Que cuando llegues a un lugar la gente se alegre, aunque ni sean conscientes de ello.

14. No te escondas del trabajo duro

No dejes las cosas difíciles para otro día. Ponte a ello y termínalo para tener tiempo de verdad, tiempo libre. Y si se trata de tareas compartidas, ponle generosidad y algunas veces recibirás indiferencia, pero con la gente que vale la pena te sorprenderás.

15. No priorices las gratificaciones inmediatas

Un estudio demostró que los niños que eran capaces de no comer una golosina a cambio de que les dieran dos más tarde tenían más éxito de mayores que los niños que no podían esperar y se quedaban sin la segunda. Posponer las gratificaciones cuando eso permite conseguir mejores resultados funciona.

16. Pasa más tiempo en la naturaleza

Si no vas a menudo, pasa más tiempo en la naturaleza. Que el aire y el sol te den en la piel. Que tus manos toquen la hierba, las rocas o la arena. Quienes no van a menudo a la naturaleza se sorprenden de lo gratificante que es.

17. Ten lo que quieres, no muchas cosas

El materialismo por el materialismo no tiene más sentido que la humildad por la humildad. Si quieres algo, consíguelo, no te prives de ello. Pero sólo preocúpate por conseguir lo que de verdad deseas. Tendrás más dinero, tiempo, espacio y tranquilidad.

Fuente: guardianlv.com

loading...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
SALUD
SUBSCRIBETE AHORA
RECETAS
CONSEJOS
ALIMENTACION
NOTICIAS SALUDABLES
ECOLOGICA
Y MUCHO MUCHO MAS!!!