¿Padeces sudoración excesiva? Contrólala con estos remedios caseros

¿Padeces sudoración excesiva? Contrólala con estos remedios
La aplicación tópica de la infusión de romero, el tomillo y otras hierbas aromáticas es muy efectiva a la hora de frenar el exceso de sudoración.
Sudar puede resultar molesto para la mayoría de personas, pero lo cierto es que se trata de un proceso natural del cuerpo a través del cual se eliminan líquidos, toxinas y otros compuestos que se van acumulando en la parte interna del organismo.
Se estima que a lo largo del cuerpo hay más de dos millones de glándulas sudoríparas, responsables de la transpiración, pero son áreas como las axilas, los pies, el rostro y las palmas de las manos las que más las concentran.
Tal secreción de  agua, sales, urea y aminoácidos tiene como principal función regular la temperatura corporal y proteger; no obstante, cuando se produce en cantidades excesivas, puede suponer un problema que afecta la calidad de vida de quienes lo padecen.
La afección de sudoración excesiva se conoce en términos médicos como hiperhidrosis y entre sus principales causas están los problemas tiroideos o los del sistema nervioso, así como los bajos niveles de azúcar en la sangre.
La buena noticia es que los que la padecen no están condenados a sufrir por su causa, ya que en la actualidad hay diferentes formas de tratarlo para que no afecte la autoestima y la salud. ¿Estás buscando un tratamiento?
En esta oportunidad vamos a compartir los mejores tratamientos naturales para controlar la sudoración excesiva y el mal olor corporal con el que suele venir acompañado.

Salvia

Por ser una fuente importante de magnesio y vitamina B, la salvia tiene una acción antitranspirante natural que ayuda a controlar el trabajo acelerado de las glándulas sudoríparas.

¿Cómo utilizarla?

  • Lo ideal es preparar una infusión con cinco cucharadas de salvia seca en dos litros de agua caliente. Cuando esté lista, toma 2 o 3 tazas al día.

Vinagre de manzana, tomillo y romero

Los desodorantes naturales son una buena alternativa para ponerle freno a esta condición, ya que frenan el exceso de sudor sin alterar el pH natural de la piel.
El desodorante de vinagre de manzana, tomillo y romero es una buena opción porqueactúa de forma eficaz regulando las glándulas generadoras de sudor.

Ingredientes

    • 1 cucharada de tomillo (10 g)
    • 1 cucharada de romero (10 g)
    • 1 taza de agua (250 ml)

    ¿Cómo prepararlo?

    • En una taza de agua coloca una cucharada de tomillo y otra de romero, y ponla a hervir durante 15 minutos. Cuando esté fría, cuélala y mézclala con media taza de vinagre.
    • Cuando esté listo el líquido, aplícalo en las zonas de mayor sudoración con una gasa o algodón limpio.

    Infusión de cola de caballo

    Esta infusión que tan popular es en el tratamiento de la retención de líquidos también es un buen remedio tópico para frenar la sudoración.

    ¿Cómo utilizarla?

    • Prepara una infusión de cola de caballo mezclando una cucharada de la hierba en una taza de agua caliente, y añade unas gotas de vinagre.
    • Limpia las zonas más afectadas por el sudor y utiliza un paño o algodón limpio para aplicar el remedio.

    Hojas de nogal

    Por sus propiedades astringentes y antisépticas tienen la capacidad de regular el sudor para controlar la transpiración en exceso.
    Este remedio está recomendado en especial para aquellos que tienen problemas con la sudoración en sus axilas.

    ¿Cómo utilizarlas?

    • Coloca a hervir dos cucharadas de hojas de nogal en medio litro de agua, deja que se realice la decocción durante 5 minutos y cuela.
    • Cuando haya reposado unos minutos, sumerge un paño o algodón en el líquido y aplícalo en las áreas deseadas.

    Aceite de árbol de té

    Este aceite esencial se caracteriza por tener un alto poder antiséptico y antiviral, ideal para prevenir infecciones y otras molestias ocasionadas por las bacterias.
    Si la sudoración excesiva viene acompañada de un fuerte y mal olor no dudes en hacer uso de este producto.

    ¿Cómo utilizarlo?

    • Coloca unas gotas de aceite de árbol de té en las axilas, pies o zonas afectadas y frótalo hasta que penetre.

    Bicarbonato de sodio y limón

    Este desodorante natural es bastante especial por varias razones: la primera de ella es porque ayuda a reducir la sudoración excesiva en áreas como las axilas.
    También tiene la capacidad de neutralizar los malos olores y actúa como un exfoliante natural para darle un aclarado natural a la piel.

    Ingredientes

    • 1 cucharada de bicarbonato de sodio (10 g)
    • El zumo de ½ limón.

    ¿Cómo utilizarlo?

    • Prepara una mezcla con los ingredientes mencionados y aplícate la pasta en las axilas durante el momento de la ducha.
    • Haz suaves masajes exfoliantes, enjuaga y utilízalo todos los días.
    loading...

    Deja un Comentario

    Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

    *

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Close
    Estamos en la misión de compartir lo más saludable, importante y mejor de la web.
    Únete a la tribu de Lógica Ecológica dandole click a Me Gusta, ¡ya somos miles!